Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Sociedad escriba una noticia?

Escritor italiano Erri de Luca reivindica su derecho a rebelarse

28/01/2015 17:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

El escritor italiano Erri de Luca, que está siendo juzgado este miércoles en Turín (norte) por oponerse a la línea ferroviaria de alta velocidad entre Italia y Francia, reivindicó su derecho a rebelarse.

"¡El verbo sabotear es noble! Hasta Gandhi lo empleó", reconoció ante la corte el renombrado novelista, autor de más de cincuenta obras, entre ellas la premiada "Montedidio".

Indignado, de Luca defendió su derecho a manifestar libremente su opinión contra un proyecto que afecta el paisaje y el medioambiente de los Alpes italianos.

La justicia italiana abrió un juicio contra De Luca, de 64 años, por incitar a sabotear las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV) en una entrevista concedida en 2013 a varios medios de comunicación italianos.

Para el fiscal Andrea Beconi, De Luca empleó sin ambigüedad la palabra sabotear y por lo tanto instó a destruir bienes, un delito para la ley italiana.

"No cuestionamos de libertad de expresión. Pero esa ley tiene límites fijados. Incitar a cometer un delito, en este caso el sabotaje, es uno de los límites establecidos", explicó.

Para el abogado Alberto Mittone, que representa a la empresa francoitaliana encargada de las obras, "los delitos se comenten tanto con la palabra como con los actos".

La personalidad y la historia del escritor, que basa su literatura comprometida en su propia experiencia de lucha tras haber sido militante en los años setenta de movimientos de extrema izquierda, son elementos que han influenciado a los activistas del movimiento contrario al TAV, según los jueces.

"¡Que me presenten a todas esas personas que he incitado a sabotear y a cometer delitos! ¿Dónde están?", clamó De Luca, ante la prensa.

La fiscalía adelantó que presentará una serie de testigos con el fin de demostrar que el escritor forma parte de llamado movimiento "No TAV", que desde inicios de los años 1990 libra una batalla contra el proyecto con el apoyo de buena parte de la población alpina y de colectivos de extrema izquierda.

image

Para la defensa, se trata de un juicio contra el movimiento de protesta No TAV, que el martes sufrió un duro golpe tras la condena a 47 activistas a penas de un promedio de 2 a 4 años de cárcel por haber atacado un sector de las obras.

Conocidos por su agresividad y su lucha radical, el movimiento sostiene que la línea ferroviaria es innecesaria, un despilfarro de recursos con riesgos medioambientales inasumibles por el esparcimiento de polvo con alto contenido de uranio y amianto durante la perforación de los túneles.

"Lo que decía y pensaba Erri en los 70 no debe entrar en este juicio", sostiene su abogado, Gianluca Vitale.

Un pedido parcialmente aceptado por la corte, que excluyó a varios testigos.

- "Un juicio contra la libertad de expresión", dice el abogado -

"Este es un juicio contra la libertad de expresión", denunció claramente el abogado Vitale.

Durante la próxima audiencia, fijada para el 16 marzo, serán escuchados varios testigos, mientras grupos de activistas y amigos del escritor se reunieron ante la corte para apoyarlo con carteles que rezaban: "Je suis Erri".

Antes del juicio, en una charla con la AFP en su residencia de Bracciano, cerca de Roma, Erri de Luca defendió su derecho a emplear libremente el verbo "sabotear", que "tiene muchos sentidos", dijo.

"Creo que un escritor puede hacer muchas cosas por las comunidades que luchan por sus derechos, por lo menos hacerse escuchar", aseguró.

Ecologista convencido, aficionado alpinista, de Luca, nacido en Nápoles en 1950, fue albañil, obrero, periodista, profesional de la revolución y camionero en África.

Escritor a los 39 años, aprendió el hebreo y el yiddish de forma autodidacta y en los últimos años ha traducido entre otros el Eclesiastés y los libros de Rut y Jonás.

"Leer la Biblia es como entrar en un desierto", asegura.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Sociedad (16575 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1750
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.