Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dr. Pedro Galo Aguilar escriba una noticia?

Esclerosis multiple y Nutrición

27/09/2009 17:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La esclerosis múltiple es una enfermedad que se caracteriza por la destrucción de las vainas de mielina (tejido nervioso), acompaña por debilidad muscular progresiva; la nutrición dirigida puede ayudar a frenar el deterioro de esta terrible enfermedad

La Nutrición Antienvejecimiento

permite tratar la esclerosis múltiple mediante una alimentación adecuada y la ingesta de suplementos. La idea es potenciar el sistema inmune, dotar al organismo de todos los nutrientes que necesita compensando la falta de algunos de ellos y asegurar la presencia de antioxidantes que combatan los radicales libres. En el ámbito de la alimentación es importante resaltar que parece haber una relación estrecha entre las dietas ricas en grasas saturadas animales -incluidas las lácteas- y pobres en ácidos grasos poliinsaturados. Hay varios estudios que lo apuntan. Es el caso de los efectuados por los doctores. Swank -neurólogo de la Universidad de Oregón, en Portland-, Ralph T. Colman -de la Universidad de Minnesota- y Kokmen -de la Clínica Mayo-. Todo ellos demostraron la relación entre unos patrones anormales de omega-3 y la incidencia de la enfermedad.

Se cree por ello que las deficiencias de omega-3 interfieren con la elongación lipídica y deterioran de forma permanente la formación de mielina normal. Además los sujetos con esclerosis pueden presentar un defecto de absorción y transporte de los AGE que produce un estado de deficiencia funcional.

Es igualmente interesante señalar la importancia de una sustancia, la Glutation peroxidasa, un elemento indispensable para proteger las células de los radicales libres y, por tanto, de las células productoras de mielina. Está demostrado que los pacientes con esclerosis múltiple tienen unos niveles bajos de Glutation peroxidasa.

En la actualidad se está investigando sobre la incidencia de los ácidos grasos esenciales en esta patología ya que al parecer impiden la agregación plaquetaria, mejoran la respuesta inmune y normalizan los niveles de ácidos grasos esenciales en suero, eritrocitos, plaquetas y en el líquido cefalorraquídeo de los pacientes.

Cabe agregar que los pueblos que mantienen una alimentación equilibrada baja en grasas saturadas y exenta de sustancias químicas no registran casos de esclerosis múltiple.

Es importante recordar que... ...

Una dieta baja en grasas saturadas animales ayuda a retrasar el proceso de la enfermedad y la frecuencia de los brotes. Evítense pues las comidas rápidas y precocinadas así como la bollería industrial porque contienen cantidades altas de grasas saturadas. ...es imprescindible incrementar la ingesta diaria de frutas y verduras crudas. ...es necesario disminuir la ingesta de proteínas de origen animal e ingerir las que provienen de pescados, mariscos, legumbres, frutos secos o cereales. Es conveniente consumir en especial pescados de agua fría por su alto contenido de ácidos grasos esenciales omega-3. ...es aconsejable evitar el consumo de brotes de alfalfa ya que contiene l-canavanina, una sustancia que puede agravar la enfermedad. ...debe valorarse el hecho de que los enfermos de esclerosis múltiple suelen tener problemas para absorber algunos nutrientes como las grasas, la vitamina B12 y algunos minerales. ...es necesario asegurarse de que no se sufre alguna alergia o intolerancia alimentaria. ...hay que eliminar de la alimentación los lácteos y sus derivados. ...es muy importante tratar de llevar las actividades que habitualmente se desempeñan. ...es necesario realizar ejercicio físico adecuado evitando el sobreesfuerzo y la fatiga. ...son adecuados los movimientos pasivos y el masaje para intentar paliar la espasticidad. ...es importante evitar el estrés emocional del paciente.

ALIMENTOS BENEFICIOSOS

-Aceites. Es necesario consumir grasas poliinsaturadas procedentes de los aceites de semillas y de pescado.

-Cereales integrales y frutos secos. Proporcionan una buena fuente de proteínas, zinc y vitaminas del grupo B, todas ellas indispensables para la función inmune y del sistema nervioso.

-Frutas. Son fuente de vitaminas y otros elementos fitoquímicos.

-Legumbres. Son fuente de proteínas de gran valor biológico.

-Verduras crudas. En forma de ensalada contienen gran cantidad de vitaminas, minerales y otras sustancias que contribuyen a mejorar la función inmunitaria.

COMPLEMENTACIÓN

Vitamina B12. Es muy frecuente su deficiencia en los pacientes con esclerosis múltiple, inducida quizás por problemas de absorción.

Vitamina del grupo B. Son fundamentales por su incidencia sobre el sistema nervioso.

En un estudio realizado recientemente se ha visto que la vitamina B3, más específicamente la nicotinamida tienen un efecto protector sobre las células cerebrales

Vitamina B1. Favorece el desarrollo y mantenimiento del tejido nervioso.

Vitamina D. Suele ser una vitamina que presenta niveles bajos en estos pacientes.

Vitaminas C y E. La peroxidación lipídica aumenta los requerimientos de estas vitaminas. Vitamina B13. Tiene una actividad paliativa sobre los síntomas degenerativos de la enfermedad.

Complejo de minerales. Potencian el sistema inmune y favorecen la transmisión de la energía nerviosa.

Ácido linoleico. Se ha comprobado que su ingesta reduce la gravedad y duración de las recaídas.

EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico). Son capaces de inhibir la agregación plaquetaria; además tienen actividad antiinflamatoria y participan en la función inmunitaria.

Ácido gamma-linoleico. Podría ser más eficaz que el ácido linoleico ya que se une con mayor rapidez a los lípidos del cerebro y podría tener una más notable actividad inmune. Selenio. Se utiliza con el fin de mejorar la actividad de la Glutation peroxidasa.

Fosfato de colamina (calcio AF). Es eficaz al inicio de la enfermedad evitando el entumecimiento y los espasmos musculares. Mejora la marcha, el equilibrio y la coordinación.

GABA (ácido gamma-aminobutírico). Se utiliza para evitar los movimientos musculares involuntarios y los espasmos musculares. Además esta sustancia está considerablemente disminuida en los pacientes con esta enfermedad.

Fosfatidilserina. Se trata de una sustancia fundamental para la función de la célula nerviosa ya que no sólo protege la función de la membrana celular sino que además participa de la conducción del impulso nervioso, entre otras actividades.

L-Glicina. Es un aminoácido fundamental para evitar la espasticidad.

Coenzima Q10. Asegura la metabolización de otros nutrientes.

Ácido lipoico. Es neuroprotector y además participa de la regeneración del sistema nervioso.

Octacosanol. Mejora la evolución de la enfermedad y retarda la aparición de los brotes.

BCAAs o aminoácidos de cadena ramificada (leucina, isoleucina y valina). Ralentizan la pérdida de la función motora y mejoran la resistencia muscular.

L-Treonina. Es un aminoácido esencial que participa en el mantenimiento de la vaina de mielina.

Rhodiola. Refuerza la actividad mental e incrementa el aporte de sangre en los músculos y el cerebro; además mejora la resistencia ante el agotamiento.

Ginkgo Blanco. Mejora la microcirculación cerebral. Es un conocido neuroprotector y antiagregante plaquetario.

Schizandra. Este adaptógeno mejora el estrés y combate la fatiga. Además es antioxidante y mejora la función inmune.

La manera más efectiva de elevar el nivel de glutatión es ingiriendo complementos de ácido alfa lipoico


Sobre esta noticia

Autor:
Dr. Pedro Galo Aguilar (54 noticias)
Visitas:
21962
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.