Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Esclerodermia: nuevos estudios para enfermedad de piel que avanza sin cura

15/09/2009 15:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La esclerodermia es una enfermedad del tejido conectivo que endurece la piel y que tiende a aumentar en todas las áreas geográficas, sin distinción de raza o grupo étnico

ESCLERODERMIA: NUEVOS ESTUDIOS PARA RESOLVER UNA ENFERMEDAD DE LA PIEL QUE AVANZA SIN CURA

La esclerodermia es una enfermedad del tejido conectivo que endurece la piel y que tiende a aumentar en todas las áreas geográficas, sin distinción de raza o grupo étnico. Hasta ahora se han venido registrando de 10 a 18 casos por cada millón de personas. Sin embargo, se está manifestando en forma avanzada tanto en niños como en ancianos; si bien surge en la edad adulta, con dos picos de incidencia en torno a los 30 y 50 años ( con una clara prevalencia en mujeres, nueves veces más que los hombres).

Causa

Se sabe que el proceso de la afección implica una sobreproducción de colágeno, que es la porción más grande de proteína del tejido conectivo del cuerpo.

La estructura del colágeno está hecha de minúsculas fibras entrelazadas como los hilos que forman un trozo de ropa. Cuando hay una exagerada generación de colágeno tiene lugar el engrosamiento y endurecimiento de las áreas de la piel perjudicadas, interfiriendo en su normal funcionamiento.

Existen diversas teorías acerca de la sobreproducción de colágeno.

La "teoría auto-inmune" sugiere que la causa es el sistema inmunológico. El sistema inmune del cuerpo, normalmente, produce unas señales químicas en la sangre llamadas citokinas que coordinan la defensa del organismo contra bacterias, virus y otros invasores extraños. Hay numerosas conjeturas que hablan de una activación inapropiada del sistema inmunológico, provocando niveles anómalos de citokina. Éstos, a su vez, preparan un ataque, no contra invasores extraños, sino contra los tejidos sanos del propio cuerpo, estimulando la sobreproducción de colágeno.

La "teoría vascular", implica a los vasos sanguíneos. Cuando estos últimos se dañan, especialmente los pequeños, resultan típicos en la esclerodermia. Los vasos sanguíneos se estrechan y endurecen y reaccionan al frío o al estrés. Estas reacciones pueden perjudicar en mayor medida a los propios vasos y a los órganos a los que suministran.

Asimismo, podría haber una conexión entre la construcción del exceso de colágeno y el cambio de los vasos sanguíneos.

Hay en marcha estudios para determinar exactamente cuáles son los factores causantes de los daños a los vasos sanguíneos, los procesos que tienen lugar y su significado, con el fin de su prevención y tratamiento. Se están realizando investigaciones para estudiar éstas y otras teorías. Una mejor comprensión de las motivos –así esperan las investigaciones- llevará a mejores métodos de tratamientos y, finalmente, a la cura de esta enfermedad que lenta y progresivamente empeora al paciente.

Diagnóstico

El diagnóstico es muy difícil. Muchos de sus síntomas son comunes o pueden coincidir con los de otras enfermedades, especialmente las del tejido conectivo, como artritis reumática y lupus(que también lastima el tejido conectivo).

Los distintos síntomas pueden desarrollarse por etapas a través de un largo período de tiempo, y pocas personas con esclerodermia experimentan exactamente los mismos síntomas y efectos, que pueden implicar a los órganos internos.

La esclerodermia limitada y difusa a veces se determina por la presencia de distintos anticuerpos en la sangre, llamados antinucleares (ANA).

Gran variedad de tratamientos y medicaciones se han ido probando a lo largo de los años y constantemente se sigue investigando sobre éstos.

Síntomas no específicos.-

Las personas con esclerodermia suelen padecer una gran variedad de síntomas no específicos, incluyendo fatiga (desde ligera a grave), falta de energía, debilidad general, pérdida de peso y dolores musculares en articulaciones o huesos. Los tratamientos o medicamentos recomendados por el médico dependerán de la evaluación de las causas de estos síntomas.

No es contagiosa. A pesar de que la esclerodermia no es hereditaria, algunos científicos piensan que puede haber una leve predisposición en familias con antecedentes de afecciones reumáticas.

Tratamiento

Se utilizan los siguientes fármacos:

  • corticosteroides;
  • inmunodepresores (Metotrexato, Cytoxan);
  • antinflamatorios no esteroides (AINES).

Otros tratamientos para síntomas no específicos pueden abarcar:

  • antiácidos para la acidez gástrica;
  • medicamentos para la presión arterial (particularmente IECA) para problemas renales o de hipertensión arterial;
  • fármacos para mejorar la respiración;
  • Medicación para tratar el fenómeno de Raynaud (cambios de color en los dedos de las manos y los pies durante la exposición al frío o por estrés)

Fuente: Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel, USA


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
20675
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.