Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alfapc escriba una noticia?

Un error del copiloto hizo que el avión de Spanair se saliese de la pista

17/08/2009 17:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La investigación del accidente de Spanair revela que el copiloto confundió la guiñada que hizo el avión antes de estrellarse con un fallo del motor

Pero lo más grave es que confirma que la aeronave tenía errores de mantenimiento. Así lo advierte el informe provisional hecho público este lunes por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (Ciaiac).

El copiloto del MD-82 siniestrado en Barajas el 20 de agosto del año pasado, que costó la vida a 154 personas, confundió el movimiento que realizó el avión sobre su eje vertical (guiñada), con el timón de cola como superficie de mando, con un problema en el motor derecho.

El piloto ignoraba, en ese momento, que ese giro inusual que sufrió la aeronave era producto de que la configuración fijada para el despegue no fue la correcta, es decir, que los flaps y los slats –piezas de las alas– no estaban extendidos y, por tanto, el aparato no tenía sustentación para elevarse.

El copiloto, que era el que llevaba el avión en la maniobra de despegue, sintió que el avión vibraba y preguntó al comandante: "¿Fallo de motor?". Inmediatamente, redujo la potencia del motor derecho, que fue el que consideró averiado, e hizo que el aparato alabease hacia ese lado.

Fallo en el sistema de avisos

Según consta en el informe, la potencia del motor disminuyó, lo que provocó que el avión se saliese de la pista hacia la derecha. En este sentido, la investigación revela que, "inmediatamente", las palancas que incrementan la potencia a los motores volvieron hasta su posición más adelantada. Esto pone de manifiesto que los pilotos se dieron cuenta de que no había fallos en ningún motor e intentaron corregir la maniobra anterior.

El error del piloto fue una consecuencia derivada, no obstante, de que el sistema sonoro de avisos no le alertó de que la configuración no era la correcta. En este caso, la investigación confirma que el MD-82 de Spanair tenía fallos de mantenimiento. De hecho, afirma que el famoso relé R2.5, es decir, la pieza que suministraba electricidad al calefactor de la sonda de temperatura y al sistema de avisos estaba defectuoso.

Esta pieza, clave en la investigación del accidente, tenía "defectos". Es más, la Ciaiac manifiesta que "no se puede concluir con las pruebas realizadas si el comportamiento defectuoso manifestado por el relé es consecuencia o no de los daños que sufrió en el accidente", lo que cuestiona el mantenimiento de la misma.

A esto se añade también que los parámetros de vuelo registrados en una de las cajas negras se grabaron "erróneamente", debido "probablemente" a un problema de conexión. Pero lo más sorprendente es que uno de los registradores de datos que tenía incorporado el avión, y que fue instalado apenas días antes del accidente –a principios de agosto–, era incompatible con el formato de grabación de la aeronave.

"Se ha comprobado que existía una incompatibilidad entre los formatos de grabación del equipo y los de escritura del disco". La información que se ha encontrado en este registrador pertenecía a datos de otro avión y de vuelos anteriores.

El retraso del vuelo pudo influir

El informe de la Ciaiac confirma también que "la presión por el retraso sobre el horario programado" pudo derivar en que el piloto no cumpliese "estrictamente" las listas de comprobación antes de iniciar el vuelo.

"Por factores como pudieron ser la interrupción que supuso la vuelta al estacionamiento de la aeronave por una avería, la presión por el retraso sobre el horario programado o deficiencias en los métodos de trabajo empleados en cabina, no se llegaron a cumplir estrictamente los procedimientos, eliminándose la protección de seguridad que estos procedimientos proporcionan", consta en el informe.

Según el contenido de las cajas negras, el copiloto realizó una última comprobación antes del despegue y creyó que los flaps estaban en posición 11 grados, es decir, estaban desplegados.

El problema es que hay una "contradicción" entre lo que se oye decir al piloto en la caja negra y la posición en la que se encontró la palanca de flaps tras el accidente, además de los parámetros registrados. En ambos casos, los flaps estaban en posición 0 grados.

Accidente Spanair en Barajas

Sobre esta noticia

Autor:
Alfapc (799 noticias)
Visitas:
7706
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.