Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que María Teresa Aláez García escriba una noticia?

Eres padre

05/04/2011 15:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El hombre ha de tener una conciencia de su paternidad y cuidar de sus hijos, ser un complemento en su educación junto con la madre teniendo la obligación de volverlo un individuo maduro y útil para la sociedad, dándole amor y enseñándole todo lo necesario para integrarse

Eres padre. Tienes ante ti una nueva vida.

Tienes un libro con las páginas en blanco que forma parte de ti. Habrás de escribir una programación para ese manuscrito, para esa máquina de movimiento continuo, el cerebro de esa persona. Porque eso que tienes ante ti no es un bicho, un animal o un aparato electrónico.

Es un ser vivo, un humano. Tiene necesidades, como tú: comer, dormir, beber, jugar, aprender, defecar, tener seguridad. Que le enseñes a caminar sin miedo por el mundo. Ha de saber qué lugar ocupa y qué ha venido a hacer aquí.

Eso no sólo se lo va a dar su madre. Tu parte es igual o más importante que la de su madre o padre, la de tu pareja.

Los niños no son sacos de boxeo. No son instrumentos de desahogo ni la causa de las penas de los mayores cuando son responsables de ellos. No tienen la culpa de que lleguen los padres cansados del trabajo ni de que hayan tenido mala suerte y los hayan despedido.(c) Juan Carlos González Ni siquiera de que vaya mal el matrimonio o de que se hayan realizado malas gestiones financieras y la familia se encuentre ahogada. De hecho los pequeños pagarán las frustraciones que tienen sus padres con la negligencia de sus progenitores, sin ir bien vestidos o sin ver todas sus necesidades cubiertas, las emocionales, físicas o espirituales. Los padres han de ser conscientes de su parte y han de saber seleccionar y disgregar cuándo un niño se ha portado bien o mal o ver su propio cansancio o necedad al regañarles.

Los niños y los adolescentes necesitan una guía que les diga qué ha de hacerse y cuándo. No en forma de orden sino de cariño. Como no vienen al mundo enseñados, necesitan que, sinceramente, el padre y la madre les orienten, permitan o prohíban realizar una acción.

Aunque mucha gente dice que no, los niños también necesitan ver a sus padres enfadados, contentos, tristes, etc… y observar cómo los padres solucionan sus problemas para aprender ellos a resolverlos. Requieren el ver cómo el padre llega cansado, les pide un beso, se cambia la ropa, se sienta a su lado y tenga unos minutos de charla y relajación. No les hace falta, obligatoriamente, ver la televisión ni que se les ofrezca la consola para que no molesten. Porque los padres deben dar y conocer del cuidado de sus hijos y los hijos necesitan del consejo, la experiencia y de todo el bagaje que puedan tener de sus padres.

Los hijos no suelen pensar que sus padres son fracasados. Pueden pensar que hay un problema e incluso participarán en la solución. No será justo por parte de la pareja del padre ni de la madre afirmar esto porque los hijos pueden tomar una referencia confusa en cuanto a sus progenitores.

Los padres no han de obligar a sus hijos a pensar igual que ellos. Cada cual necesita realizar sus elecciones en la vida y lo que puede ser bueno para uno, puede ser malo para otro. Los padres pueden presentar a los hijos una baraja de posibilidades y los hijos pueden preguntar y elegir. Si algo es lesivo para su vida y para su trabajo, los padres obligarán a tomar la actitud más correcta y adecuada para sus hijos según su criterio, sobre todo si son menores. Pero si no lo son –elección de ropa, música, juegos, equipo de fútbol, etc… - se les ha de dejar y apoyar incluso dado que el hijo puede haber realizado una buena elección aunque no nos guste. Si se equivocan, es obligación de los padres estar a su lado, apoyarles y ayudarles a sobreponerse.

Es preparar a un ser que en el futuro puede formar parte importante de la sociedad, para ayudarla a ser mejor y para el ejercicio de un mantenimiento mutuo

Un día, los adultos serán como niños para sus hijos que habrán de comportarse como cuidadores para sus familiares. Entonces conocerán sus padres qué les han dado y sabrán lo que van a recibir.

Teniendo esto en cuenta, habrá que pensar mucho acerca de lo que significa la paternidad.

Obligatoriamente el ser padres no significa un ascenso en la escala social. Tampoco los hijos pueden hacer lo que sus mayores no pudieron y menos deben los adultos proyectar en ellos una frustración haciéndoles soportar una carga que no les corresponde porque o no tienen capacidad para ello o les falta interés para desarrollarla.

Ser padre no significa tampoco el abusar de los hijos en cuanto al trabajo, casero o por cuenta ajena. Ni son un juguete sexual que se haya de poseer cuando antoje aunque esos hijos no sea propios. Porque lo más triste es que los niños pueden acceder a hacer lo que sea necesario para que los adultos los quieran, los amen, les den seguridad y su misma inocencia les proporcionará un escudo para pensar que todo eso es bueno aunque les duela y no les corresponda.

Y el padre o madre que viola la inocencia de un niño, física o psíquicamente, no tiene nombre.

El niño no ha de sufrir amenazas ni maltrato psíquico. Si se dice que se castigará con algo si el niño incumple alguna orden, se le ha de retirar algo que le guste o retirar el aviso pero también hay que darle cariño y amor, seguridad y aprobación si realizan bien sus tareas.

El niño no puede vivir sabiendo que todo lo que hace, absolutamente todo, tiene la aprobación de su padre. Porque la sociedad no aprobará todo lo que haga y habrá acciones que le causen daño y angustia a la par que sentirá confusión y desorden. Esto es una prueba de negligencia por parte de los padres. El niño sentirá que no se le cuida y que por comodidad, se le da todo y esto no le causará seguridad.

Muchas cosas son las que dan a la palabra y al hecho de ser padre un significado. Se ha de reflexionar cuando una pareja, homosexual o heterosexual, quieran tener un hijo. No es algo frívolo ni superfluo. Es preparar a un ser que en el futuro puede formar parte importante de la sociedad, para ayudarla a ser mejor y para el ejercicio de un mantenimiento mutuo.

Felicidades en el día del padre.

Cuidado con lo que redactas en ese pequeño libro que es el cerebro de tu hijo.


Sobre esta noticia

Autor:
María Teresa Aláez García (5 noticias)
Visitas:
5705
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.