Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Grandespymes escriba una noticia?

Equipos autodirigidos: qué son y cómo usar esta dinámica en tu empresa

12/05/2021 17:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Johanna Rodriguez

Cuando nos sentimos controlados queremos salir huyendo de esa situación. En el ámbito laboral, la falta de confianza puede llegar a ser una razón de desmotivación y baja satisfacción, lo que puede provocar una fuga de talento.

Para una empresa, crear líderes a través de equipos autodirigidos dentro de su fuerza laboral puede ser la clave para alcanzar el éxito. Steve Jobs decía que «no tiene sentido contratar personas inteligentes para después decirles qué hacer» y por eso promovía una cultura organizacional basada en la confianza.

La dinámica de los equipos autodirigidos se basa en la confianza, fiabilidad, integridad y respeto. Se apoya en la filosofía del empowerment, ya que dota de autonomía a los empleados para que sean independientes en su trabajo.

La autonomía en los equipos es fundamental para tener líderes excepcionales y es parte importante dentro la cultura de una organización. En este artículo te diremos qué son los equipos autodirigidos y cómo es que usar esta dinámica en tu empresa te puede ayudar a alcanzar tus objetivos comerciales.

¿Qué son los equipos autodirigidos?

Los equipos autodirigidos son aquellos grupos de personas que trabajan en un proyecto que les fue asignado por la alta dirección, pero que cuentan con independencia sobre las tareas a realizar y libertad para tomar decisiones que ayuden a conseguir resultados favorables para la compañía.

Contar con personas que trabajen de forma independiente en sus actividades y procesos es la clave para formar equipos autodirigidos. Estos llevan a cabo proyectos específicos para lograr los resultados y alcanzar los objetivos de una empresa. Para que los equipos autodirigidos funcionen de forma correcta es necesario que reúnan ciertas características que los doten de la autonomía que necesitan para llevar a cabo sus actividades de la menor manera posible.

4 características de los equipos autodirigidos 1. Aprendizaje

Los integrantes de los equipos autodirigidos están en la búsqueda constante para mejorar sus propios procesos de trabajo. Para ello explorarán diferentes conocimientos a través del aprendizaje constante con el objetivo de encontrar las soluciones adecuadas y alcanzar el éxito en cada proyecto.

2. Confianza

Los miembros de los equipos autodirigidos tienen confianza en sí mismos para la toma de decisiones; incluso si son difíciles, harán lo posible para aportar mayor valor a la compañía. Comparten esta característica con cada miembro del equipo, lo que les permite distribuir las responsabilidades sin ningún problema; de esta forma se genera un mejor flujo de trabajo.

3. Comunicación

Los miembros de los equipos autodirigidos son buenos en la comunicación interpersonal. Esta característica les permite llevar a cabo sus actividades de forma clara y efectiva a través del flujo de información clara y precisa, y por ello pueden resolver problemas rápidamente y optimizar los tiempos.

4. Autonomía

Los equipos autodirigidos no tienen líderes designados de manera formal. El rol de liderazgo cambia entre los miembros del equipo que se dirigen de forma autónoma y comparten responsabilidades para lograr el proyecto que les fue asignado. Toman decisiones independientes que les permiten llevar a cabo las tareas necesarias para alcanzar los mejores resultados a favor del proyecto y de la compañía. Esto no significa que no deban comunicar resultados y esfuerzos a las gerencias respectivas.

Ventajas y desventajas de los equipos autodirigidos

Las empresas cada vez más valoran trabajar con equipos autodirigidos que tienen autonomía en la forma en que realizan sus actividades, ya que asumen responsabilidades con mayor compromiso y suelen ser más productivos. Pero esta dinámica no es adecuada para todas las empresas, por lo que es importante comprender cuáles son las ventajas y desventajas de esta gestión de trabajo, ya que puede resultar un desafío que podría resultar contraproducente si no se aplica de forma correcta.

Ventajas Mayor compromiso

Los integrantes de los equipos autodirigidos entienden su rol laboral dentro de la organización y esto los hace sentirse validados y empoderados. Esto les permite involucrarse en más proyectos de manera autónoma, por lo que adquieren un mayor compromiso con su desempeño laboral y, por lo tanto, con la compañía.

Motivación de los empleados

Una de las ventajas de los equipos autodirigidos en una empresa es que promueve una mayor satisfacción laboral en los empleados; ellos se sienten valorados y motivados con el desempeño de sus actividades.

Mayor productividad

Las empresas utilizan los equipos autodirigidos para aumentar la productividad, ya que trabajan hacia metas que han sido definidas por un gerente externo. Así es como el equipo autodirigido distribuye sus tareas entre los miembros del equipo, lo que hace que aumente la productividad gracias a sus habilidades de autogestión.

Mejores resultados

Una de las principales razones de contar con equipos autodirigidos es la solución de problemas de forma independiente. Esto permite alcanzar mejores resultados gracias a la distribución de actividades y resolución de tareas dentro de los grupos de trabajo.

Toma de decisiones ágiles

Los equipos autodirigidos pueden desarrollar habilidades en la toma de decisiones para solucionar problemas por cuenta propia, que suelen ser más rápidas y efectivas.

Ambiente creativo

Los miembros de los equipos creativos tienen la libertad de mejorar sus prácticas laborales a través de propuestas creativas que lleven al cumplimiento efectivo de sus objetivos.

Responsabilidades compartidas

Quienes integran un equipo autodirigido reconocen la importancia de compartir responsabilidades de manera equitativa y dinámica. Debido a ello, ningún miembro del equipo se siente abrumado con la carga de trabajo. Además, los empleados que pertenecen a equipos autodirigidos suelen apoyar a sus compañeros a través de la cooperación y trabajo en equipo, impulsados por la búsqueda del éxito.

Desventajas Enfrentamientos internos

Una de las principales desventajas de los equipos autodirigidos son las discusiones que se pueden generar entre las personas que integran estos grupos de trabajo. La autonomía individual integrada en un equipo autodirigido puede generar conflictos que pongan en riesgo el respeto y la confianza, que son clave para superar los desafíos dentro de un equipo. Según el libro Solución eficaz de problemas grupales, de William M. Fox, al carecer de una figura de autoridad, la naturaleza democrática de los equipos autodirigidos podría significar que los trabajadores dediquen más tiempo a discutir que a actuar.

Competencia

Por sus características, los grupos autónomos están conformados por personas que trabajan de manera independiente para alcanzar sus objetivos profesionales. Si bien dentro de los equipos autodirigidos se comparten responsabilidades, suele suceder que algunos integrantes quieran dirigir las actividades hacia un rumbo en específico con la intención de agilizar los procesos sin consultar antes al equipo. Esto puede causar confusión y resentimientos entre los miembros que buscaban otro tipo de soluciones por su cuenta.

Más sobre

Retrasos en tiempos

Compartir responsabilidades dentro de los equipos autodirigidos puede generar debates que lleven a extender los tiempos de toma de decisiones y actividades laborales. La contribución de los integrantes de los equipos autodirigidos puede prolongarse y esto complicará la solución de un problema de forma rápida.

Más costos en recursos humanos

Los equipos autodirigidos suelen ser más costosos, ya que los empleados que los integran por lo regular realizan tareas tanto técnicas como administrativas. Se trata de personas mayor capacitadas y, por lo tanto, sus sueldos suelen ser más elevados.

6 claves para usar los equipos autodirigidos en tu organización

Para llevar a cabo la dinámica de equipos autodirigidos en tu empresa es necesario que definas los procesos y tengas claridad en los objetivos que quieres alcanzar con esta práctica. Ahora te damos algunas claves para usar los equipos autodirigidos en tu organización de forma efectiva.

1. Evalúa la capacidad de los miembros

Si quieres usar los equipos autodirigidos en tu organización, es momento de que evalúes a los miembros que van a integrarlos. Los equipos autodirigidos trabajan con y para los demás, y por eso deben contar con habilidades que les permitan trabajar de manera autónoma y sin jerarquías. Antes de configurar tu equipo autodirigido evalúa sus capacidades de comunicación, manejo de conflictos, compromiso y trabajo en equipo.

2. Genera confianza

Para usar un equipo autodirigido es indispensable confiar. La confianza es el punto de partida que permitirá que las actividades se lleven a cabo de manera efectiva y sin contratiempos. La clave está en promover la confianza para garantizar que se respetarán los valores de la empresa y que se cumplirá con los objetivos establecidos.

3. Promueve una cultura organizacional autónoma

Las dinámicas de equipos autodirigidos tienen un mejor desempeño en empresas que tienen una cultura organizacional autónoma; es decir, que apoyan a sus empleados a que tomen decisiones de manera independiente en favor de la compañía. Si vas a usar equipos autodirigidos es recomendable que adoptes este enfoque de autogestión.

4. Impulsa los objetivos hacia una sola meta

Los equipos autodirigidos deben tener una meta clara asignada por la gerencia. De esta forma lograrán identificar su propósito particular dentro de esta gran visión.

En resumen, los equipos autodirigidos deben saber por qué existen y tener una dirección para comenzar a ejecutar el trabajo colectivo a través de la autogestión y las responsabilidades compartidas.

5. Propón alguna metodología de trabajo

Diseña una metodología con la que los equipos autodirigidos puedan comenzar, e incluso considérala como una prueba para que veas qué tal funciona. Scrum y Agile son dos tipos de marcos de trabajo ágiles que pueden serte útiles en este punto.

6. Monitoriza el desempeño

Dependiendo del tiempo que consideres necesario para implementar un marco de trabajo o metodología, deberás evaluar qué tan efectivos son los resultados de tu equipo autodirigido o conjunto de equipos. Si decidiste ir por este camino, deberás dar varios meses de maduración al proyecto para ver resultados, pero si estás en busca de oportunidades extraordinarias para tu compañía y seguiste las claves anteriores, valdrá la pena.

De cualquier forma, siempre podrás hacer iteraciones, buscar la asesoría de coaches e innovar en las formas de mejorar su desempeño.

3 ejemplos destacados de equipos autodirigidos 1. Zappos

El minorista de calzado estadounidense Zappos anunció a finales de 2013 que estaba adoptando una estructura organizativa de equipos autodirigidos. Lo hizo través de Holacracy, una especie de sistema operativo de autogestión creado por el exprogramador Brian Robertson en 2007.

Por medio de Holacrazy, Zappos utiliza una estructura organizativa de autogestión, que anima a los empleados a identificar áreas de oportunidad dentro de la organización y promover soluciones. Le sirve a los empleados para que comprendan las necesidades de los clientes y tengan la autonomía de mejorar la experiencia de cada cliente.

Para hacer que los equipos fueran más flexibles y productivos, Zappos adoptó el concepto de equipos autogestión, en el que, a diferencia de una jerarquía tradicional, los equipos autodirigidos podrían organizarse y trabajar de forma autónoma.

Desde su implementación en 2013 esta empresa sigue en la vanguardia de la autogestión y ha proporcionado a otros el modelos de lo que funciona y lo que no. En especial para su matriz, la empresa Amazon, que lo adquirió hace siete años y que lo considera como una especie de incubadora de nuevas prácticas en la gestión.

image

Imagen de Zappos

2. Spotify

Esta aplicación de transmisión de música streaming, con sede en Suecia, trabaja bajo la dinámica de equipos autodirigidos desde 2012 cuando disolvió a su equipo operativo de cinco personas; destacó que las operaciones en la empresa eran responsabilidad de todos y dividió a su equipo de ingenieros en equipos autodirigidos de ocho personas. Cada equipo trabajó hacia una misión en común y con la autonomía de elegir en qué querían trabajar.

Conocido como el «Modelo Spotify», es una dinámica que se centra en organizarse en torno al trabajo en lugar de seguir un conjunto específico de prácticas, como las reuniones diarias. Este modelo defiende la autonomía de los equipos autodirigidos también llamados «Squad», o Escuadrón, similares a un equipo Scrum; es decir, son autónomos y multifuncionales, integrados por 6 a 12 personas que se enfocan en un área determinada. Cada Squad tiene una misión única que dirige el trabajo que realizan los miembros del equipo, un entrenador de apoyo y un propietario de producto como guía. Cada equipo determina qué metodología utilizará para llevar a cabo el proyecto asignado.

Aunque este modelo funcionó para Spotify, no significa que sea un modelo ágil para todas las empresas, ya que se trata de una dinámica que sigue evolucionando todo el tiempo. Si bien se puede tomar como ejemplo de equipos autodirigidos es importante que ejecutes tus propias dinámicas para lograr la optimización que tu compañía necesita.

image

Imagen de HRM

3. 3M

Esta compañía multinacional estadounidense, dedicada a investigar, desarrollar, manufacturar y comercializar tecnologías diversificadas, gestiona el trabajo a través de equipos autodirigidos. Estos equipos están dotados de autonomía para la toma decisiones sobre lo que funcionaría mejor para los clientes. Con el objetivo de involucrar a los empleados en la gestión diaria de su negocio a través de equipos autodirigidos, esta empresa capacita a sus empleados para resolver problemas en todo momento y mejorar la experiencia del cliente.

image

Imagen de 3M

Como ves, no existe un modelo único por el cual los equipos autodirigidos sean una dinámica eficaz para el trabajo dentro de una empresa. Si quieres contar con equipos autodirigidos en tu empresa es necesario que, en coordinación con el departamento de recursos humanos, implementen prácticas que puedan administrar este tipo de dinámicas de forma eficiente y a favor de tu compañía.

Fuente https://blog.hubspot.es/sales/equipos-autodirigidos


Sobre esta noticia

Autor:
Grandespymes (5971 noticias)
Fuente:
grandespymes.com.ar
Visitas:
967
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.