Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Enjambres de micronaves vigilarían las peligrosas tormentas solares

06/02/2010 19:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un enjambre de micronaves inteligentes, situadas en un punto equidistante entre la Tierra y el Sol, podrían alertarnos sobre la aproximación de peligrosas tormentas espaciales mucho antes de que un satélite convencional. Los primeros prototipos se lanzarán en órbita terrestre baja este año, tal vez en mayo.

Mason Peck, un ingeniero mecánico en la Universidad Cornell en Ithaca, Nueva York, y su colega Justin Atchison han diseñado una nave de 1 centímetro cuadrado similar a un chip, la nave tiene tan solo 25 micrómetros de espesor y pesa menos de 7, 5 miligramos. Estas micronaves están inspiradas en las partículas de polvo que orbitan en torno al Sol y que son impulsadas por la presión ejercida por los fotones solares. Esta presión por radiación solar tendría un efecto insignificante en una nave espacial de tamaño normal, pero una acción significativa a escala milimétrica. Los bordes con ranuras de estas micronaves espaciales desvian los fotones incidentes de tal manera que siempre miren al sol.

El pequeño tamaño de estas micronaves les permitiría viajar por el espacio a bordo de otra misión que se dirigiese hacia el punto de Lagrange entre la Tierra y el Sol. Un punto de Lagrange es una especie de punto especial gravitatorio, donde un objeto pequeño puede permanecer estacionario respecto a los dos astros.

Estas micronaves son esencialmente pequeños paneles solares con una antena de radio, y podrían actuar como sensores de viento solar.

El equipo prevé el envío de un enjambre de estas micronaves "inteligentes" hasta el punto de Lagrange, donde vigilarian la fuerza del viento solar. También podrían alertar sobre rachas de partículas cargadas que podrían potencialmente interrumpir las comunicaciones y los sistemas electrónicos en la Tierra.

Después de que la frágiles embarcaciones sean abandonada en el punto de Lagrange, el efecto de la radiación solar las movería más cerca del sol. Peck estima que esto podría suponer un tiempo extra de 13 minutos para una alerta de tormenta en comparación con las grandes naves de seguimiento solar, como la NASA, Advanced Composition Explorer.

Al acercarse más al sol que una nave ordinaria de vigilancia solar, podría obtenerse de 13 minutos extra para dar una alerta de tormenta

El prototipo, que está en las etapas finales de desarrollo, se someterá en los próximos meses a una serie de pruebas en Cornell para examinar su capacidad de comunicación y durabilidad. Este año se lanzará al menos una micronave capaz de retornar datos de temperatura. "En esta etapa sólo esperamos demostrar que una nave espacial del tamaño de una uña humana es factible", dice Peck.

Colin McInnes de la Universidad de Strathclyde, en el Reino Unido añadió: "Hay un fuerte interés internacional en el concepto de 'micronave" del grupo. Peck tienen algunas buenas ideas que están muy relacionadas con las aplicaciones terrestres de la tecnología microelectromecánica.

Fuente original

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
14573
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.