Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Engordar a mediana edad agrava sofocos en la menopausia

22/10/2009 15:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Más grasa corporal provoca más sofocos, hormonas, sudoración nocturna, pérdida masa corporal, 535 aumentó grasa corporal, necesidad dieta saludable y ejercicio

ENGORDAR A MEDIANA EDAD AGRAVA LOS SOFOCOS EN LA MENOPAUSIA

Las mujeres que suman más grasa corporal a medida que se acercan a la menopausia sufren de modo peor los sofocos, reveló un estudio publicado en American Journal of Epidemiology.

"Algunos estudios concluyeron que la grasa ayuda a protegerse de los sofocos porque contiene hormonas que se pueden convertir en estrógeno, pero estaban equivocados, señaló el equipo de la doctora Rebecca C. Thurston, de la Escuela de Medicina de la University of Pittsburgh.

Investigaciones recientes demostraron que las mujeres con mayor índice de masa corporal y más grasa sufren más sofocos.

El aumento de la grasa corporal es común en la mitad de la vida y la transición a la menopausia. Para investigar si ese incremento estaría asociado con los síntomas de la menopausia, el equipo siguió a 1.659 mujeres de 47 a 59 durante cuatro años. Cada doce meses se controlaron los niveles hormonales, el porcentaje de grasa corporal y la frecuencia de los sofocos y la sudoración nocturna.

Durante el seguimiento, el 53 por ciento de las mujeres aumentó la grasa corporal alrededor de un 0, 5 por ciento. El porcentaje de grasa corporal disminuyó en el 24 por ciento de las mujeres y se mantuvo estable en el 23 por ciento.

Las mujeres que aumentaron la cantidad de grasa fueron 1, 23 veces más propensas a padecer sofocos. La relación se mantuvo tras considerar los niveles hormonales de las participantes, aunque no fueron tan significativas para los sudores nocturnos.

"A medida que las personas envejecen, el porcentaje corporal de grasa crece, en parte por el aumento de peso y en parte por la pérdida de masa muscular", dijo Thurston.

"Evitar esos aumentos de peso mediante una alimentación saludable y actividad física podría ayudar a las mujeres a superar los sofocos durante la llegada de la menopausia y a prevenir la enfermedad cardíaca, que es algo más que una amenaza para las mujeres en la posmenopausia", agregó.

Para el equipo, esa grasa adicional agravaría los sofocos porque actúa como un aislante y le impide al organismo deshacerse del calor.

Los sofocos y la sudoración nocturna suceden, explicó la autora, porque al "termostato interno" femenino le cuesta mantener una temperatura central pareja durante los cambios hormonales de la menopausia.

FUENTE: American Journal of Epidemiology,


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
3505
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.