Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carola Pozo Cortez escriba una noticia?

Enfrentar la educación de nuestros hijos

05/02/2010 01:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En la educación de nuestros hijos, es importante la demarcación de límites verdaderamente auténticos. Estos tienen que ser coherentes, firmes y cuya convicción y ejemplo sean producto de una conducta personal

Por: Carola Pozo Cortez

www.planetaservicioseducativos.com

En la educación de nuestros hijos, ellos no nos quieren tan iguales, no nos necesitan tan comprensivos siempre..

Muchas veces los padres emulan a los hijos, imitan sus comportamientos, tienen actitudes adolescentes, compiten con ellos en materia de juventud, esa eterna e inagotable juventud que es patrimonio de los adolescentes.

Y los hijos se preguntan en silencio: ¿Qué hacer con los padres adolescentes? y no saben cómo enfrentar el problema.

En estos casos, debemos desprendernos, estamos pegoteados, a veces no les damos a los chicos espacio para respirar la distancia que hay entre ellos y nosotros, la diferencia, la no igualdad.

Los hijos no nos quieren tan iguales, no nos necesitan tan comprensivos siempre. Y tampoco nos creen.

Saben que éste es un juego y que es bastante hipócrita. Ven que el igual no es igual, no puede, y por lo tanto es falso que intente serlo.

Muchas veces los padres emulan a los hijos, imitan sus comportamientos, tienen actitudes adolescentes, compiten con ellos en materia de juventud

Tanta equiparación genera finalmente alejamiento, otras rebeldías, otros rechazos y muchas otras veces desesperación en los adolescentes.

¿Si ponemos límites los chicos se nos vuelven en contra?

Los chicos, por naturaleza se van a resistir y se van a oponer siempre, eso es natural y hay que asumirlo.

La clave está en que los límites no sólo hay que ponerlos sino que los chicos tienen que ver claramente que son límites auténticos, que vienen desde la coherencia, la firmeza, la convicción, y el ejemplo de una conducta personal.

Cuando el modelo de vida cotidiana muestra que esos límites son legítimos, los hijos no se nos van a poner en contra.


Sobre esta noticia

Autor:
Carola Pozo Cortez (5 noticias)
Visitas:
15206
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.