Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Enfrentan racismo inmigrantes africanos en sur de China

09/11/2009 10:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con un gesto de desprecio, Yang, un taxista que trabaja en la ciudad china de Cantón, se tapa la nariz cuando habla de los africanos que, en busca de El Dorado, llegan al gigante asiático y hoy se agrupan en un barrio conocido como "Ciudad Chocolate". "Los africanos huelen mal y trabajan muy poco. Además, siempre quieren regatear el precio de todo", dice este hombre de unos 30 años mientras conduce su taxi por las caóticas avenidas de Cantón, la tercera ciudad más rica de China en términos de renta per cápita. Es aquí, en el corazón industrial de la tercera economía mundial, a muy pocos kilómetros de Hong Kong y la costa sur, donde se agrupa la mayoría de los inmigrantes africanos que en la última década han llegado a China en busca de oportunidades laborales. Las cifras oficiales hablan de 20 mil africanos –sobre todo procedentes de Nigeria- residentes en las inmediaciones del parque Yuexi, en un barrio conocido por los locales por "Ciudad Chocolate", en referencia al color de los inmigrantes residentes. Muhammed, un nigeriano de unos 20 años, explica a Notimex que llegó hace dos años y se dedica a la exportación de ropa a su país. "Mi primo recibe las mercancías en Lagos que yo le envío y las revende. Así nos ganamos la vida", explica. Admite que la convivencia con los chinos locales es a veces complicada y reconoce que el contacto entre chinos y africanos se limita estrictamente al comercio. "Hay brotes de racismo. Por ejemplo, en muchos hoteles rechazan alojarnos si eres negro o tienes un pasaporte africano", agrega la fuente. La población africana de la "Ciudad Chocolate" crece, según las autoridades chinas, a un ritmo del 30 por ciento anual y, según las fuentes, podría ser de 100 mil africanos actualmente. Muchos son africanos que entran en China con un visado de turista y deciden quedarse para hacer negocios, pese a carecer de permiso de residencia, lo que dificulta su adaptación. "La policía conmina a los residentes extranjeros a registrarse ante la policía. Y les recuerda que está prohibida la prostitución", reza un panel electrónico de la principal comisaría policial del barrio. La tensión aumentó los últimos meses en el barrio, después de que un nigeriano se suicidara aparentemente en julio cuando huía de la policía, ya que carecía de papeles. En respuesta, unos 200 africanos protagonizaron unos días después la primera manifestación de extranjeros que se recuerda en China, frente a la comisaría de policía, ya que los emigrantes culpaban a los cuerpos de seguridad de haber provocado la muerte de uno de los suyos. La "Ciudad Chocolate" es una de las consecuencias del acercamiento la última década entre China y Africa, impulsado sobre todo por la necesidad imperante de Pekín de diversificar sus fuentes de recursos naturales y petróleo. China se ha convertido en apenas una década en un actor central de los asuntos africanos, con un crecimiento exponencial del comercio bilateral que ha pasado de apenas 10 mil millones de dólares en 2000 a 106 mil millones en 2008. La inversión extranjera china en Africa pasó de apenas 491 millones de dólares en 2003 hasta los siete mil 800 millones a finales de 2008, según datos oficiales chinos. Mientras en "Ciudad Chocolate" se concentra la casi totalidad de la inmigración africana en China, raras son las capitales del continente negro donde no se levanta un "Chinatown". "La principal avenida de Dakar está llena de comercios chinos. Su llegada masiva ha provocado que controlen casi toda la industria del comercio al por menor", explica a Notimex Aissatou Mbene Kane, una periodista senegalesa. Las cifras oficiales indican que las oleadas migratorias chinas a Africa, iniciadas en el siglo XIX con la llegada de asiáticos para explotar las minas controladas por los afrikaners en Sudáfrica, han provocado que unos 750 mil chinos o descendientes vivan en el continente negro.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
9863
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.