Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

El enfrentamiento entre Ciudadanos y Vox amenaza con tumbar el gobierno del PP en Madrid

06/07/2019 01:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

CLARA PINAR

  • Los presidentes del PP y Vox estuvieron juntos en Madrid la misma tarde que fracasó la investidura en Murcia.
  • Además del encuentro entre PP, Cs y Vox en Murcia, Villegas se reunió en Madrid con Espinosa de los Monteros
  • Cs insiste en que no negociará con los de Abascal y estos amenazan con hacer fracasar también la investidura en Madrid.
  • Vox frustra por segunda vez la investidura del PP en Murcia.

image

El jueves pasado, Pablo Casado y Santiago Abascal pasaron la tarde juntos en Madrid. No era un día cualquiera, porque en esos momentos en la Asamblea de Murcia se vivía el hasta ahora más fiero combate entre Ciudadanos y Vox. La guerra entre estos dos partidos de momento se ha llevado por delante la reelección del presidente de la Región, el popular Fernando López Miras, y amenaza ya de frente a la joya de la corona, a la investidura para que la Comunidad de Madrid siga estando gobernada por el PP. "También va por [Ignacio] Aguado", dicen desde Vox en referencia a la postura del portavoz de Ciudadanos en Madrid, que se juega la vicepresidencia si no sale adelante la investidura de la popular Isabel Díaz Ayuso.

La clave del conflicto está en la negativa de Ciudadanos de negociar ningún acuerdo de Gobierno con Vox y la exigencia de la formación de ultraderecha de cerrar pactos con todos los partidos que hagan falta para alumbrar gobiernos conjuntos, es decir, con el PP, pero también con Ciudadanos. Según relatan fuentes de Vox, el secretario general del partido naranja, José Manuel Villegas, fue muy claro el jueves en una reunión a dos con el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, negar cualquier tipo de acuerdo, pero también deslizó la idea de que "en algún momento" se podría llegar a un arreglo antes de que expiren los dos meses para una nueva convocatoria de elecciones, en este caso, en Murcia.

Esta semana, este desencuentro, que no es nuevo, entre la formación de Albert Rivera y la de Abascal ha estado aderezado además con insultos y palabras mal sonantes y muestras públicas de menosprecio que hicieron imposible reconducir la situación en Murcia. A pesar de que Ciudadanos se sentó en una misma mesa con Vox por la mañana o de la conversación de despacho, ya por la tarde, entre Villegas y Espinosa de los Monteros. Al final, Casado y Abascal, reunidos en algún lugar de Madrid, vieron cómo Vox votaba en contra de López Miras en la Asamblea de Murcia y aventuraron lo que puede pasar también en la Comunidad de Madrid.

El PP, mediador

El 10 de julio está convocada en la Cámara regional madrileña una sesión de investidura que todavía no tiene candidato. Díaz Ayuso confía en tener los apoyos suficientes de Ciudadanos y Vox pero sigue encontrándose en medio de un conflicto donde el PP desempeña la figura de "mediador", según una de las partes. Árbitro pero con derecho a calificar. Este viernes, el número dos de los populares, Teodoro García Egea, llamó "ultraderechita cobarde" a los de Abascal y el número tres, Javier Maroto, los calificó de "inmaduros" por frustrar un supuesto pacto que Ciudadanos niega que exista.

Pero el enfrentamiento real es entre Ciudadanos y Vox. La portavoz naranja, Inés Arrimadas, denunció este viernes "el espectáculo de sabotaje por parte de Vox a un buen acuerdo entre Ciudadanos y PP" en Murcia. Era el colofón del fracaso de una investidura el día antes, en una jornada que empezó en Murcia con un momento hasta entonces inédito por parte de Ciudadanos, una reunión con PP y con Vox.

Reunión inédita

Duró cinco horas y existen versiones diferentes de lo que ocurrió dentro de la sala y en las horas posteriores. Ciudadanos mantiene que lo único que se hizo fue explicar a Vox su acuerdo con el PP. El PP, que se cotejaron los dos acuerdos existentes, al estilo de Andalucía: uno de PP y Vox y otro de PP y Ciudadanos, y Vox mantiene que estaban negociando y que de esa conversación salió un grado de coincidencia de las propuestas del 95%.

"Lean mis labios", dijo desde Madrid el dirigente naranja Juan Carlos Girauta para dejar bien claro que Ciudadanos "no negocia acuerdos programáticos con Vox". Para dar una vuelta de tuerca al malestar que estas palabras provocaron en la formación ultra, Villegas apuntó que si estaban reunidos sería "para tomarse un café".

Sin embargo, una hora y media después de empezar la reunión, un dirigente nacional de Vox recibió un whatapp con un documento que encabezaban tres membretes, el de PP, el de Vox y el de "Ciudadanos Región de Murcia". No estaba firmado, pero para la formación de Abascal era la prueba de que se podía dar luz verde a la investidura de López Miras según lo que un día antes habían acordado con su candidato en Murcia. Si Ciudadanos accedía a firmar un documento conjunto, votarían que sí. Al contrario de lo que se ha especulado, fuentes de este partido aseguran que la abstención de los cuatro diputados regionales de Vox nunca se planteó.

Este documento fue la base para que el PP diera por supuesto durante buena parte de la jornada que habría acuerdo y para que el portavoz de Vox en la Asamblea de Murcia, Juan José Liarte, cifrara en un 95% el grado de acuerdo entre Ciudadanos y su formación y alabara la "lección de madurez democrática" de los diputados narajas. Pero este viernes, un día después, Arrimadas negó tal pacto. "Nunca se ha llegado a un acuerdo a tres en Murcia", aseguró e incidió que lo que había es un "acuerdo entre el PP y Ciudadanos". Solo eso. La reunión de la mañana anterior fue para explicarlo a otra formación, a Vox.

Desconfianza

A esas alturas de las negociaciones tras las elecciones del 26-M, en las que han tenido que escuchar como sus pactos eran calificados por el PP de "papel mojado" o han tenido que sacar a la luz pública "acuerdos secretos", en la formación de Abascal cunde tal grado de "desconfianza" con PP y Ciudadanos que ya no quieren ni "fotos", "ni consejeros". Pero sí siguen queriendo que Ciudadanos se retracte, en Murcia y también en la Comunidad de Madrid.

Por eso, el jueves por la tarde, a dos horas para la votación en Murcia, Espinosa de los Monteros se acercó al despacho de Villegas en el Congreso para escuchar de primera mano la posición de Ciudadanos. La mano derecha de Rivera le dejó claro que "en ningún momento se llegaría a un acuerdo". Fuentes de Vox apuntan también, no obstante, a que Villegas aventuró que "en algún momento" se podría llegar a un arreglo antes de que tengan que repetirse las elecciones.

Esto todavía esta por ver. De momento, López Miras sigue sin ser investido presidente de Murcia y Díaz Ayuso no encuentra quorum entre Ciudadanos y Vox para ser propuesta como candidata a la investidura y ganar la votación en la Asamblea de Madrid. El pulso entre Ciudadanos y Vox puede extenderse hasta apenas días antes de que haya que repetir elecciones. "¿Vox va apermitir que vayamos a segundas elecciones?", se preguntaba este viernes Arrimadas. "La pelota esta en el tejado de Vox. Que rectifique, porque los únicos beneficiados son Podemos y el PSOE".


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (43761 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1655
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.