Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Enfermedad de Peyronie: puede llegar a impedir relaciones sexuales

31/08/2009 14:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tejido cicatrizal debajo de la piel de pene. Deformidades. Afecta a la franja de 40 a 60 años. Terapias

LA ENFERMEDAD DE PEYRONIE PUEDE LLEGAR A IMPEDIRRELACIONES SEXUALES

La enfermedad de Peyronie (EP) aparece cuando se forma un tejido cicatrizal debajo de la piel del pene, que lleva a que éste se curve, provocando

deformidad, dolor y hasta disfunción eréctil. Esta patología tiene consecuencias físicas y psicológicas, devastadoras para los pacientes que la padecen.

Las deformidades observadas en el pene pueden comprender, además de curvatura, indentación, placas o nódulos palpables, angostamiento en forma de

reloj de arena, acortamiento o una combinación de las anteriores.

La calidad de vida del paciente con esta enfermedad y su pareja se

afecta significativamente; los pacientes pueden presentar depresión y

trastornos en la autoestima y las relaciones.

U Na investigación realizada en Ottawa, Canadá, asegura que, ante la disfunción peneana, la corrección quirúrgica se indica después de un periodo de tres meses como mínimo de estabilidad, y cuando se presentan deformidades que impiden las relaciones sexuales.

La falta de consulta por vergüenza, la ausencia de pesquisa durante

los controles anuales de rutina y la creencia de que la aparición de

la entidad con el envejecimiento resulta inevitable, son algunas de las razones por las cuales muchos casos de la enfermedad de Peyronie no son diagnosticados.

Afecta mayormente a la franja de 40 a 60 años

Dos tercios de los casos se producen en pacientes de 40 a 60 años. El

promedio de edad al momento de la aparición de la entidad es de 53. En

general, la enfermedad presenta una fase aguda o inflamatoria y una

fase crónica.

Durante la primera fase, el paciente puede experimentar dolor en el pene,

aún cuando éste se encuentra fláccido; también, usualmente se producen

cambios dinámicos relacionados con la malformación peneana. No se

recomienda la intervención quirúrgica durante esta fase, debido a la

probabilidad de progresión de la curvatura. El dolor desaparece

espontáneamente dentro de las 12 a 18 semanas posteriores a la

aparición de la entidad.

En la fase crónica no se percibe dolor y la malformación se torna

estable. Esta enfermedad es el resultado de la interacción entre

predisposición genética, traumatismo e inflamación.

En un estudio reciente se ha observado una correlación significativa

entre esta enfermedad y el tabaquismo.

La EP produce importantes consecuencias psicológicas. Así, esta

entidad puede originar rabia, depresión, temor al rechazo y

disminución de la autoestima, lo que determina que el paciente evite

los contactos íntimos.

La ultrasonografía es indicada para evaluar y cuantificar los

elementos de tejido blando y calcificado, mientras que en aquellos

casos en los cuales se planifica la realización de un procedimiento

reconstructivo puede evaluarse el estado vascular a través del estudio

Doppler.

En la mayoría de los pacientes la enfermedad de Peyronie no se

resuelve en forma espontánea. Hasta el momento, pocos tratamientos

médicos han sido estudiados rigurosamente. Es por ello que los médicos

tratantes todavía enfrentan el desafío de identificar la terapia más

apropiada para cada caso.

Terapias

Los tratamientos orales disponibles comprenden la vitamina

E, paraaminobenzoato de potasio, colchicina, tamoxifeno, carnitina y

pentoxifilina.

La terapia con inyecciones de verapamilo reduce la curvatura peneana y

el tamaño de las placas y mejora la función eréctil en una importante

proporción de casos, con buen perfil de seguridad y tolerabilidad.

Los resultados de un estudio reciente indican que la aplicación

intralesional de interferón alfa-2b produce alivio en la deformidad,

el tamaño de las placas, el dolor y el flujo sanguíneo.

La litotricia extracorpórea no es recomendada como tratamiento de

primera elección en pacientes con EP, ya que no sólo no parece ejercer

efectos en la curvatura peneana y las características de las placas,

sino que podría producir efectos adversos locales como fibrosis

cavernosa o formación de cicatrices secundarias.

La consideración de corrección quirúrgica requiere que la enfermedad

se encuentre en una fase estable o madura. Las indicaciones comprenden

la presencia de EP durante 12 meses con estabilidad de la entidad, con tres

meses previos de deformidad que comprometa las relaciones

sexuales y calidad satisfactoria de las erecciones.

Sin embargo, los indicios científicos referidos a los tratamientos médicos disponibles resultan incompletos y no permiten corroborar su eficacia.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
11621
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.