Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aicrag escriba una noticia?

Los enemigos de la nación, según Casado

16/04/2019 22:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Casado continúa en su obcecación de ofrecer datos falsos y carentes de credibilidad, adornados con toda clase de agravios, injurias, ofensas, ultrajes y oprobios contra el presidente Sánchez, el independentismo, Podemos y cualquiera que se le enfrente

Si desglosamos el discurso de Casado en esta campaña electoral, lo primero que descubriremos es su desviación exagerada al extremismo, se aleja de la moderación de Mariano Rajoy para sumergirse en el más rancio ideario de las FAES aznarianas. Se centra en endurecer el tono contra sus rivales políticos, focalizando sus críticas sobre todo en el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, obviamente sin olvidar a Podemos o al independentismo catalán.

Este nuevo PP adopta un discurso cargado de descalificativos grotescos, Casado intoxica el debate electoral con argumentos tan infectos como, por ejemplo, el de acusar al independentismo catalán de ser una peste venenosa que actúa bajo la dirección de una banda de fanáticos racistas y supremacistas cuyo objetivo es secuestrar a la sociedad.

Cuando se refiere a la izquierda, afirma que trae políticas acondicionadas a someter a España a un intervencionismo orwelliano, cuyo fin es limitar la libertad individual encaminado a instaurar la mediocridad.

Es tan dañino este discurso amargado y cínico que llega incluso a afirmar, en referencia a los intentos por derogar la prisión permanente revisable instaurada por el PP, que el PSOE junto con sus aliados lo que quieren es que los condenados por delitos monstruosos, violaciones o pederastias, salgan a la calle para poder seguir reincididiendo.

Casado usa cada intervención para repasar y destacar sus duras medidas destinadas a apartar al independentismo catalán de la vida política. Activando de inmediato, si llega a la Moncloa, el artículo 155 de la Constitución para destituir al Gobierno autonómico en Cataluña y asumir sus competencias, por supuesto sin límite de tiempo. A la vez que reformaría el Código Penal para penalizar de forma específica la convocatoria de referéndums, y claro, ilegalizar a los partidos independentistas.

Este engendro del esperpento en un alarde espiritual afirma alegremente que sólo él desea la libertad, eso sí, bajo los principios del pensamiento liberal conservador.

Otros temas destacados del discurso ridículo y disparatado de Casado es el rechazo a la exhumación del dictador Franco, la sustitución de la Ley de Memoria Histórica por una Ley de Concordia o las distintas referencias a endurecer las políticas de migración renegando del derecho a la diversidad como concesión de privilegios para las minorías.

Casado intoxica el debate electoral con argumentos tan infectos como acusar al independentismo catalán de ser una peste venenosa

Es pues, todo este desatino del nuevo líder de los populares, una confirmación del giro a la derecha más extrema de su partido de cara a las elecciones generales del próximo 28 de este mes de abril, un giro condicionado, lógicamente, por el auge de Vox y por el ascenso de los socialistas en la intención de voto que vaticinan las encuestas.

Estaba ya claro cuando este personaje consiguió imponerse en las primarias, que el PP volvería a las ideas más conservadoras y que no pasaría mucho tiempo para que pudiéramos ver cómo se extrema más aún a la derecha. Su tono desde el principio ha sido exagerado, apelando a un desaforado discurso nacionalista español, con sus burlas a las víctimas del franquismo o con su reivindicación de figuras como Fraga o Aznar. Esto sólo anticipaba lo que estamos viendo ahora en esta campaña.

- Ataca al movimiento feminista que ha florecido en los últimos meses.

- Critica la ley del aborto.

- Reclama la ilegalización de los partidos independentistas.

- Tilda el referendum del 1-O de golpe de Estado y lo compara incluso con uno de verdad, como el del 23-F.

- Se lanza a la caza del voto xenófobo, con advertencias como que millones de africanos vendrán a España.

- Explota un lenguaje extremo, utilizado para inocular el miedo, como denominar kale borroka a las protestas y manifestaciones en Cataluña.

- Incorpora el “viva el rey” a las conversaciones de la calle o del bar.

- Apuesta por el artículo 155 de la Constitución y lo quiere hacer permanente.

- Rechaza sacar a Franco del Valle de los Caídos con excusas burdas, tras despreciar a las víctimas del franquismo con bufonadas sarcásticas.


Sobre esta noticia

Autor:
Aicrag (238 noticias)
Visitas:
3396
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Organizaciones
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.