Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Finanzasmania escriba una noticia?

Enchufismo: Los familiares son el 20% de los nuevos funcionarios

27/02/2011 11:15 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageInteresantísimo artículo de opinión aparecido hoy en la vanguardia respecto al acceso de 85.000 funcionarios a sus puestos, probablemente si el estudio se centrara en los altos cargos el porcentaje sería mucho mayor.

Me llaman la atención diversas reflexiones:

-El temario estudiado, rara vez sirve para nada en el trabajo. Sin duda, a un administrativo d un serviciode salud, de poco le servirá saberse los artículos de la constitción-La no confidencialidad de los autores de las pruebas, puede favorecer los favores en los tribunales examinadores-Otro tema sería analizar la renta de los que aprueban, puesto que como se indica en el articulo, son necesarios años de estudio para acceder a algunas plazas, y eso solo se consigue con un apoyo económico muy importante de las famílias.  Uno de cada cinco altos funcionarios del Estado es familiar o tiene un grado cercano de parentesco con un alto miembro de la administración española en ejercicio, según revela un estudio de Fedea que indica también que los exámenes orales son el mecanismo que garantiza que el factor hereditario tenga un papel determinante en este proceso. Los parientes, en efecto, obtienen en las pruebas orales unos resultados que están muy por encima de lo que podrían hacer suponer sus exámenes escritos.

"Una hipótesis es que los hijos de los altos miembros de la administración son más competentes que el resto, pero puede ser también una muestra de nepotismo", explica el economista Manuel Bagüés, autor, junto a Berta Esteve-Volart, de este trabajo, presentado esta semana en Barcelona dentro del volumen Talento, esfuerzo y movilidad social, editado por esta fundación.

El alto funcionariado español es un conglomerado en el que se integran, entre otros colectivos, diplomáticos, economistas del Estado, fiscales, inspectores de Hacienda, jueces, notarios, registradores, secretarios judiciales y especialistas en sistemas y tecnologías de la información. Estos colectivos tienen un papel clave en la vida pública española: ocupan puestos relevantes en la administración, la política e incluso las grandes empresas (una tercera parte de los abogados del Estado solicita la excedencia para trabajar en el sector privado).

Las oposiciones fueron pensadas como una fórmula para evitar que la élite se perpetúe. Sin embargo, a la hora de la verdad, las posibilidades de éxito de los parientes de altos cargos son muy superiores. "Los candidatos parientes cercanos de altos funcionarios en ejercicio tienen una tasa de éxito que es aproximadamente el doble de lo que cabría esperar a partir de sus resultados por escrito", añade Bagüés. El grado de familiaridad registra máximos del 30% entre notarios, registradores y abogados del Estado y mínimos del 10% entre jueces.

¿Nepotismo en los tribunales académicos? "No vamos a descubrir nada nuevo. Las anécdotas sobre esta cuestión son numerosas. Sería bueno que esas pruebas fueran anónimas. Los primeros en agradecerlo serían los examinadores. Se quitarían de encima mucha presión".

Bagüés se guarda mucho de valorar si ese 20% de parientes en la alta administración es mucho o poco. "A primera vista, yo hubiera dicho que ese porcentaje sería más elevado". El dato es relevante si se lo compara con el peso que tienen en otros países otros colectivos organizados, como es el caso en Francia de los alumnos de la Escuela de la Administración del Estado (ENA), con una presencia abrumadora en la administración, la política y la empresa francesa.

"Estamos tan obsesionados con el favoritismo que despreciamos otras formas de selección. Para mi, lo que genera desigualdades en el acceso a esas profesiones es el largo periodo de tiempo que se requiere para pasar una oposición. Cinco años para juez, ocho años para notario... Eso exige apoyo familiar y elimina de entrada a los candidatos de rentas más modestas". El problema es más grave si se considera que "lo que se estudia en el temario de la oposición sirve realmente de poco para la vida profesional, con lo que no tengo claro que estemos seleccionando a los mejores".

Para determinar el grado de parentesco en la alta administración, los autores del estudio se han fijado en los apellidos de los opositores y han explotado los resultados de 69 oposiciones con 85.000 opositores y más de 21.000 miembros de esos cuerpos.

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Finanzasmania (537 noticias)
Visitas:
5434
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Shine (27/02/2011)

De interesantísmo nada, es un truño de estudio hecho por alguien que, a tenor de su estudio, es un enchufado.