Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Www.doctortrade.com escriba una noticia?

En Tiempo de Brujas

22/03/2011 22:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En tiempo de brujas procede a colocar un nuevo ladrillo (el muro ya desborda) en el camino a la perdición del indigesto Nicolas Cage

En tiempo de brujas procede a colocar un nuevo ladrillo (el muro ya desborda) en el camino a la perdición del indigesto Nicolas Cage.

Filmada con los recursos de un cocinero malo de serie B tele fílmica, la propuesta de Dominic Sena, quién le ha visto y quién le ve, trasciende como un acto de mayúscula torpeza fílmica, una ficción a medio peinar y asear, que se levanta con unos pelos apocalípticos y no sabe acicalarse antes de salir de casa. En tiempo de brujas es un brindis al despropósito; apoyada en un planteamiento a priori jugoso y aprovechable -dos cruzados renegados de la barbarie cristiana en Tierra Santa que ebrios de sangre y destrucción regresan a casa para toparse con una Europa en descomposición- la ficción se asfixia a las primeras de cambio: Sena no sabe lo que quiere, agita la cámara sin criterio en busca de un efectismo visual de feria que ni siquiera es suyo; el guión alimenta el desconcierto amontonando diálogos imposibles, declamados con la tradicional parsimonia del pétreo Nicolas Cage, que interpreta con el mismo énfasis a un asesino a un serie que a un vendedor ambulante de frutas.

Nicolas Cage no cree nunca en lo que hace, sólo le interesa pasar a cobrar, y se nota demasiado; su desgana es contagiosa; Ron Perlman también está de paso, perplejo ante tamaño esperpento, el de una película que mezcla en la combinación más ortopédica que quepa imaginar cine fantástico, épica histórica y thriller terrorífico.

En tiempo de brujas es un fenomenal sinsentido y una confabulación de dislates absolutamente extraordinaria en la que por salvarse no se salvan ni los desastrosos efectos visuales. Al final dos conclusiones: Dominic Sena ha perdido definitivamente el rumbo y Nicolas Cage ya está tardando en devolver su Oscar


Sobre esta noticia

Autor:
Www.doctortrade.com (4 noticias)
Visitas:
2540
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.