Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Joaquin Macial escriba una noticia?

En lugares lejanos

07/06/2010 22:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Entrevista Roxana Grinstein. Cuenta cómo fue la experiencia de llevar el ballet del IUNA a una gira por Mozambique

La Compañía de Danza Contemporánea del Instituto Universitario Nacional del Arte (IUNA) nació hace seis años como una iniciativa artístico-pedagógica. ¿El propósito? Que alumnos de la carrera de danza contemporánea de este espacio tuvieran la oportunidad de hacer una experiencia escénica en un nivel de exigencia profesional. Desde entonces, el conjunto que dirige Roxana Grinstein, adquirió un repertorio, una personalidad y una presencia real en el medio porteño de la danza e incluso más allá: se presentó en varios festivales de danza contemporánea, viajó por el interior y ahora regresó de un compromiso tan exótico como una serie de funciones en Mozambique.

Para generar intercambios con el exterior. Presenté así un proyecto en relación a la compañía del IUNA, que consistía en relacionar los “ hemisferios Sur” , en este caso con el sur del continente africano. Ya tenía un contacto con Mozambique porque un coreógrafo de ese país, Augusto Cuvilas, había montado una obra para nuestra compañía. Aunque trabajar de este modo, digamos “ geográficamente horizontal” , tiene sus problemas porque todo está más preparado para la relación norte-sur, incluso la manera en que se viaja.

¿Cómo es Mozambique?

Fue una colonia de Portugal y luego hubo una guerra civil de diecisiete años. Hay una gran pobreza y mucha precariedad, pero una tremenda energía corporal; se baila mucho. Tienen una compañía nacional que reúne danzas étnicas de distintas regiones de Mozambique, pero que en los últimos años también incorporó danza contemporánea.

“ Este viaje – dice Grinstein- fue el resultado de una convocatoria del Ministerio de Educación de la Nación para que universidades del país presentaran proyectos artísticos o científicos

¿Cómo elegiste el programa que llevaron allí?

Tuve en principio que sujetarme al dinero del que disponía, por lo tanto de los trece bailarines con que cuenta la compañía pude llevar sólo seis. Es un viaje muy caro, no sólo por los pasajes, sino también por las vacunas obligatorias, los seguros de salud, cosas así. Volviendo al programa: no tenemos muchas obras para pocos intérpretes, pero logré reunir un solo creado por mí, una obra de Gustavo Lesgart para cinco bailarines y una de Roberto Galván para seis.

También ofrecimos distintos seminarios y en Mozambique eligieron tango y folclore; dos de nuestras bailarinas tiene formación como para dictar estos cursos. Tuvimos clases abarrotadas aunque sobre todo con hombres, que bailaban tango entre ellos, porque no había suficientes mujeres. También se entusiasmaron mucho con las clases de chacarera y particularmente con el zapateo. Pero fijate, cuando venían a ver el espectáculo al principio se sorprendían porque esperaban encontrar tango, pero después respondían de una manera muy calurosa.


Sobre esta noticia

Autor:
Joaquin Macial (211 noticias)
Visitas:
3245
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.