Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que mimesacojea.com escriba una noticia?

En directo, un buen par de tetas

19/07/2010 16:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Todo el mundo sabe que la credibilidad es tan difícil de ganar como fácil de perder. Pensemos en el comatoso oficio periodístico donde, a priori, la credibilidad debería erigirse en pilar y estandarte. Ahora pensemos en un informativo televisado cualquiera y en su presentador o presentadora principal, esa persona que lee lo que varios redactores han picado en el software de su teleprompter tras la conveniente censura editorial. 

Cada cierto tiempo se publican encuestas sobre el consumo televisivo y las percepciones de los telespectadores respecto a cadenas, programas y rostros. Una de las preguntas habituales es: ¿quién es, en su opinión, el/la presentador/a de informativos con mayor credibilidad? Hace años que gana Matías Prats, probablemente porque es un señor feo y porque conocimos a su padre (y eso, quieras que no, le hace más digno de confianza). 

¿Qué dota a un presentador de credibilidad? ¿La cadencia de la voz? ¿Una mirada serena? ¿Un par de ojos bonitos y unas tetas puntiagudas? Ciertas cadenas privadas parecen tenerlo claro, o eso se intuye al contemplar el plantel de modelos de provincias veinteañeras que pueblan sus informativos. 

Más sobre

La semana pasada estuve en Valencia, invitado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo como ponente en un seminario sobre ficción televisiva. Buena parte de los asistentes eran estudiantes de periodismo, y tuve la oportunidad de tomarme unas cervezas con algunos de ellos. Se habló sobre todo de periodismo y admito que no me sorprendí demasiado al descubrir que aquellos estudiantes (de tercero) carecían de un periódico universitario y de blogs personales. De hecho, me dijeron, no escribían habitualmente

¿Para qué demonios estudiáis periodismo entonces?, les pregunté. 

La mayor parte de la gente de mi clase sólo quiere salir en televisión, me dijo una de las estudiantes. Y añadió: de hecho, varias compañeras ya se han puesto tetas. 

Las tetas, me temo, son la nueva credibilidad. Y así, como quien no quiere la cosa, el periodismo se reinventa.


Sobre esta noticia

Autor:
mimesacojea.com (469 noticias)
Fuente:
mimesacojea.com
Visitas:
5129
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.