Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Clasedehistoria escriba una noticia?

El emperador Hiro-Hito se dirige al pueblo anunciando la rendición de Japón en la II Guerra Mundial

10/11/2010 19:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageTras el lanzamiento de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki y el decidido avance norteamericano hacia el corazón de Japón, el gobierno japonés, que antes había rechazado la rendición incondicional propuesta por los Aliados en Postdam, expuso al Emperador que era inútil una resistencia que únicamente llevaría a la destrucción del Imperio. El Emperador Hiro-Hito aconsejó aceptar lo estipulado en Postdam (lo que no fue aceptado por diversos grupos de militares que protagonizaron diversos actos rebeldes e intentaron un golpe de estado) y el Gabinete comunicó a los Aliados que acptada la rendición siempre que se mantuviera el sistema imperial. El Secretario de Estado norteamericano, en nombre de los Aliados, contestó aceptando la condición de mantener el sistema imperial, pero con dos matizaciones: el emperador debería someterse a la autoridad del Comandante aliado mientras durase la ocupación y aceptar que sería el pueblo japonés el que decidiese electoralmente la especificidad del sistema imperial.

El 15 de agosto de 1945, mientras se producía un bombardeo aéreo sobre Tokio, Hiro-Hito se dirigió por radio al pueblo japonés. Esta alocución era un hecho insólito pues el pueblo japonés nunca antes había oído su voz.

"... a pesar de que todos han dado lo mejor —la lucha valiente del ejército y de las fuerzas navales, la diligencia y dedicación de Nuestros servidores del Estado y el servicio devoto de Nuestros cien millones de súbditos—, la situación de la guerra no se ha desarrollado necesariamente en provecho de Japón, mientras las tendencias generales del mundo se han vuelto contra su interés.

Además, el enemigo a empezado a utilizar una bomba nueva y muy cruel, cuya capacidad de provocar daño es realmente incalculable, provocando la muerte de muchas vidas inocentes. Si continuáramos luchando, no solo tendría como resultado el colapso y destrucción de la nación japonesa, sino que también conduciría a la completa extinción de la civilización humana.

Más sobre

Siendo así el caso, ¿cómo vamos Nosotros a salvar a Nuestros millones de súbditos, o a Expiarnos ante los espíritus benditos de Nuestros Ancestros Imperiales? Esta es la razón por la que Hemos ordenado la aceptación de las disposiciones de la Declaración Conjunta de las Potencias.

Las dificultades y sufrimientos a los que Nuestra nación quedará sujeta de ahora en adelante serán ciertamente enormes. Somos plenamente conscientes de los sentimientos más profundos de todos vosotros, Nuestros súbditos. Sin embargo, es de acuerdo a los dictados del tiempo y del destino que Hemos resuelto preparar el terreno para una gran paz para todas las generaciones que están por llegar soportando lo insoportable y sufriendo lo insufrible". (texto tomado de Wikipedia)

Lo inusual de la alocución y mala calidad de la grabación hizo que muchos japoneses no se enterasen mucho de su contenido. Otros lo consideraron un acto de la propaganda enemiga. No hubo desordenes ni altercados populares. Decenas de personas (especialmente militares) no pudieron soportar tal humillación y optaron por el suicidio ritual (harakiri).

La firma de la rendición tuvo lugar días más tarde, el 2 de septiembre, a bordo del acorazado Missouri.

imageFirmas en el documento de rendición


Sobre esta noticia

Autor:
Clasedehistoria (30 noticias)
Fuente:
blogdelaclasedehistoria.blogspot.com
Visitas:
6194
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.