Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Empeoramiento cerebral cuando el hígado no elimina sustancias tóxicas

27/05/2010 22:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Causas.Cómo trabaja el hígado. Desencadenantes.Trastornos que simulan la encefalopatía.Síntomas.Tratamiento.Pronóstico.Posibles complicaciones. Cuándo contactar a un profesional médico. Prevención

EMPEORAMIENTO CEREBRAL CUANDO EL HÍGADO NO ELIMINA SUSTANCIAS TÓXICAS

La encefalopatía hepática es un empeoramiento de la función cerebral que ocurre cuando el hígado ya no es capaz de eliminar las sustancias tóxicas de la sangre.

Causas

Es provocada por trastornos que afectan al hígado. Incluye patologías que reducen la función hepática (como la cirrosis o la hepatitis) y afecciones en las cuales la circulación sanguínea no entra al hígado. La causa exacta se desconoce.

· Cómo trabaja el hígado

Un trabajo importante del hígado es transformar sustancias tóxicas -que son producidas por el cuerpo o llevadas a éste (como los medicamentos)- y volverlas inofensivas. Sin embargo, cuando el hígado sufre daño, los "tóxicos" suelen acumularse en el torrente sanguíneo.

El amoníaco, que crea el cuerpo cuando las proteínas se digieren, es una de las sustancias perjudiciales que normalmente el hígado transforma en inofensivo.

Muchas otras sustancias se aglutinan en el organismo, si el hígado no está funcionando bien, y lesionan al sistema nervioso.

La encefalopatía hepática puede presentarse de manera súbita en personas que previamente no tenían ningún problema hepático. Con mayor frecuencia, la enfermedad se observa en personas con afección hepática crónica.

Desencadenantes

Deshidratación

Comer demasiada proteína

Anomalías electrolíticas -especialmente una reducción de potasio- a raíz de vómitos o de tratamientos como la paracentesis (punción en la cavidad abdominal), o por consumir diuréticos.

Sangrado de los intestinos, estómago o esófago

Infecciones

Problemas renales

Niveles bajos de oxígeno en el cuerpo

Colocación o complicaciones de una derivación, tal cual la derivación portosistémica intrahepática transyugular, un procedimiento que origina nuevas conexiones entre dos vasos sanguíneos en el hígado.

Cirugía

Uso de medicamentos que inhiben el sistema nervioso central (como los barbitúricos o los tranquilizantes benzodiacepínicos)

Trastornos que simulan la encefalopatía

Los trastornos que simulan o enmascaran síntomas de encefalopatía hepática son, entre otros:

Intoxicación con alcohol

Abstinencia alcohólica complicada

Meningitis

Anomalías metabólicas como hipoglucemia (baja concentración de glucosa en sangre)

Sobredosis de sedantes

Sangrado debajo del cráneo

Síndrome de Wernicke-Korsakoff (trastorno cerebral que involucra la pérdida de funciones específicas del cerebro)

Sucede como un trastorno agudo y potencialmente reversible, o bien se muestra como un trastorno crónico y progresivo asociado con enfermedad hepática crónica.

Síntomas

A menudo empiezan lentamente y empeoran de manera gradual, o comienzan de forma repentina y resultan graves desde el principio.

Los miembros de la familia o los cuidadores pueden notar que el paciente tiene:

Aliento con olor rancio o dulce

Cambio en los patrones de sueño

Cambios en el pensamiento

Confusión que es leve

Olvido

Confusión mental

Cambios de personalidad o estado anímico

Mala concentración

Deficiente capacidad de discernimiento

Empeoramiento de la escritura a mano o pérdida de otros movimientos pequeños de la mano

Los síntomas más graves abarcan:

Signos de enfermedad hepática como ojos y piel amarillos (ictericia),

Movimientos anormales o temblor brusco de manos o brazos

Agitación, excitación o convulsiones (ocurren en muy pocas ocasiones)

Desorientación

Somnolencia o confusión

Comportamiento impropio o cambios severos de personalidad

Mala pronunciación

Movimientos lentos o perezosos

Inconciencia sin reacción y entrada en coma

Acumulación de líquido en el abdomen, olor rancio en aliento y orina

Los pacientes no son capaces de cuidar de sí mismos debido a estos síntomas.

Tratamiento

Es una urgencia médica que requiere hospitalización.

El primer paso es identificar y tratar cualquier factor que la haya motivado.

Hay que detener el sangrado gastrointestinal y vaciar la sangre de los intestinos. Asimismo, es necesario tratar las infecciones, la insuficiencia renal y las anomalías electrolíticas (especialmente de potasio).

El soporte vital es necesario para ayudar con la respiración o la circulación sanguínea, particularmente si la persona está en coma. El cerebro se puede inflamar, lo cual es potencialmente mortal.

A los pacientes con casos repetitivos y graves de encefalopatía se les indica que reduzcan la proteína en la dieta, con el fin de bajar la producción de amoníaco.

Sin embargo, es importante la asesoría de un nutricionista, ya que muy poca proteína en la alimentación puede suscitar desnutrición.

Los pacientes gravemente enfermos requieren alimentación especialmente formulada por sonda o por vía intravenosa.

La lactulosa se suministra para evitar que las bacterias intestinales originen amoníaco y como un laxante para eliminar la sangre de los intestinos.

La neomicina se utiliza para reducir la generación de amoníaco por parte de las bacterias intestinales. La rifaximina, un nuevo antibiótico, también es efectiva. .

En lo posible, se deben evitar los sedantes, los tranquilizantes o cualquier otro tipo de medicamentos que sean metabolizados por el hígado, al igual que los medicamentos que contengan amonio (como ciertos antiácidos). Se recomiendan otros medicamentos y tratamientos con resultados variables.

Pronóstico

Es posible que sea curable.

Las formas crónicas de la enfermedad tienden a seguir empeorando o reapareciendo. Ambas, pueden ocasionar un coma irreversible y la muerte.

Cerca del 80 % (8 de cada 10 pacientes) muere si entra en coma. La recuperación y el riesgo de que la afección reaparezca varían de una persona a otra.

Posibles complicaciones

Hernia cerebral (presión que desplaza los tejidos cerebrales)

Edema cerebral (acumulación de líquido)

Aumento del riesgo de:

colapso cardiovascular

insuficiencia renal

insuficiencia respiratoria

sepsis (infección generalizada)

perjuicio permanente al sistema nervioso (movimiento, sensibilidad o estado mental)

coma progresivo e irreversible

efectos secundarios de los medicamentos

Cuándo contactar a un profesional médico

Es precisa la consulta médica ante un cambio en el estado mental u otro problema neurológico, en particular si hay un trastorno hepático presunto o conocido. La encefalopatía hepática puede empeorar rápidamente y convertirse en una enfermedad que debe tratarse en forma urgente.

Prevención

El tratamiento de los trastornos hepáticos previene algunos casos de encefalopatía hepática.

Muchos trastornos de esta índole se evitan sin el consumo excesivo de alcohol y el uso de drogas intravenosas.

Si hay síntomas neurológicos en una persona con enfermedad hepática presunta o conocida, hay que solicitar atención médica inmediata.

Fuentes

Schuppan D, Afdhal NH. Liver cirrhosis. Lancet. 2008; 371:838-851.

Munoz SJ. Hepatic encephalopathy. Med Clin North Am. 2008; 795-812.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
7105
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.