Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Embarazo: los cambios que experimenta la piel

23/01/2010 12:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Acné, senos (los cambios más frecuentes), piernas azuladas o manchadas, estiramiento de piel, cloasma o máscara del embarazo, piel brillante, comezón, línea negra, uñas, hinchazón, erupciones, palmas rojas, arañas vasculares, caída cabello, precauciones

EMBARAZO: LOS CAMBIOS QUE EXPERIMENTA LA PIEL

La variación en los niveles hormonales durante el embarazo puede producir una amplia gama de cambios en la piel: desde estrías y acné hasta su oscurecimiento.

Acné

A principios del embarazo, a algunas mujeres les surge el acné, en especial en aquellas que normalmente tenían erupciones durante la menstruación. Por el contrario, otras mujeres no lo presentan.

Senos

A los pocos días de quedar embarazada, comienzan a suceder cambios en los senos. Los más frecuentes son:

  • cosquilleo, hinchazón, sensibilidad al tacto o molestia, debido a la mayor cantidad de hormonas;
  • aumento de tamaño: cuando se inicia el embarazo se acumula grasa en los senos y las glándulas mamarias crecen; a los seis meses es factible que los senos obtengan una talla más y seguirán creciendo en tamaño y peso en los tres primeros meses de embarazo;
  • picazón y estrías: a medida que se amplían los senos y se estira la piel, se siente picazón o aparecen estrías.
  • Venas más grandes: pueden presentarse venas azuladas debajo de la piel por el incremento del suministro de sangre a los senos;
  • pezones: se oscurecen notablemente;
  • aréolas: la piel que rodea los pezones se torna más oscura y crece; las pequeñas glándulas se elevan y se vuelven irregulares produciendo bultitos, constituidos por una sustancia aceitosa que evita que los pezones se resquebrajen o resequen;
  • secreción: alrededor de las semanas 12 y 14, ciertas mujeres tienen secreciones en los senos llamadas calostro (el líquido que nutre al bebé los primeros días del parto, antes de que los senos originen leche); el calostro sale por sí solo, al masajear el seno o por excitación sexual, comienza siendo espeso y amarillo y al acercarse el parto se pone más pálido y casi incoloro.

  • Piernas azuladas o manchadas: sólo en algunas mujeres, la mayor producción hormonal crea una decoloración temporal o manchas en las piernas que desaparecen después del parto.

  • Estiramiento de la piel: en un gran porcentaje de futuras mamás se observan estrías de color rosado-rojizo y luego blanquecino en el abdomen, los senos, caderas, nalgas y muslos, como consecuencia de la distensión de la piel a raíz del crecimiento del útero.

  • Cloasma o máscara del embarazo: es el oscurecimiento de la piel de la cara que surge a veces y con marcas dispares en la frente, las sienes, en el medio de la cara, incluso alrededor de los ojos o sobre la nariz; tienden a desaparecer después del parto.

  • Piel brillante: por efecto de las hormonas, las glándulas de la piel secretan aceite que deja la cara brillante y con un aspecto saludable.

· Comezón: la picazón aguda es común en la panza y en los senos, pero si persiste en el tercer trimestre puede responder a un signo de colestasis intrahepática, un problema del hígado que afecta a pocas embarazadas; entre los síntomas; se incluyen náuseas, vómitos, fatiga, color amarillo de la piel y pérdida de apetito.

  • Línea negra: muchas mujeres muestran una línea negra que va del ombligo a la zona púbica y que se desvanece después del parto.

  • Uñas: suelen crecer más rápidamente o se quiebran o ablandan.

  • Hinchazón: por el aumento de la circulación de la sangre, en el tercer trimestre es posible que se inflamen los párpados y la cara.

  • Erupciones: en la mayoría de las embarazadas funcionan más plenamente las glándulas sudoríparas, provocándoles erupción por el calor; al fin del embarazo se dan bultitos rojos e inofensivos en la panza, acompañados de picazón, pudiendo diseminarse a los glúteos, los brazos y las piernas.

  • Palmas rojas o con comezón: la existencia de mayor estrógeno causa el enrojecimiento y comezón de las palmas de manos y pies.

  • Arañas vasculares: se observan en la cara, el cuello, la parte superior del pecho o los brazos; son manchas rojas pequeñas con ramas capilares irradiadas, responden a vasos sanguíneos diminutos por la mayor circulación sanguínea o cambios hormonales; las marcas se van después del parto.

  • Caída del cabello: es provocada por los altos niveles de estrógeno

Precauciones

Las aréolas y los pezones no deben ser lavados con jabón porque se reseca la piel.

Es imprescindible no tomar medicamentos para el acné ni realizar tratamientos sin indicación médica. Ciertos productos pueden resultar peligrosos.

Fuentes: Mónica Luraschi y Elena Aguerido, cosmiatras argentinas


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
12379
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.