Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elianamusica escriba una noticia?

Elizabeth y la pasión

24/03/2011 08:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"Si me dejas, tendré que matarme" así le escribió, simple y rotundo, Richard Burton a Elizabeth Taylor. Dice la leyenda - y claro que todos queremos sea la pura verdad -que el amor que Burton sentía por ella, era casi animal. Y que ella le correspondía con una pasión padecida felizmente

El principio de aquel amor fue prohibido y clandestino. Más emocionante que todos los demás. Más deseable, más frenético.

ElizabethTaylor, siempre con su belleza deslumbrante y su mirada violeta no era nueva en los amores. Se había casado por primera vez a los 18 años con Conrad Nicholas Hilton, con el que sólo duró meses. Un año después se casó con el actor británico Michael Wilding, tuvieron dos hijos y cuatro años más tarde más tarde la separación estaba firmada.

Su tercer matrimonio fue trágico. Al año de haberse casado con el productor de cine Mike Todd, el padre de su tercera hija, lo perdió en un accidente aéreo. El luto de la Taylor duró poco más de seis meses pronto conoció al mejor amigo de su fallecido marido, Eddie Fisher, se consoló entre sus brazos y alivió su dolor ante el altar.

Este cuarto matrimonio tuvo sólo la emoción del escándalo. Fisher estaba casado, era marido de su mejor amiga, Debbie Reynolds, y la publicidad fue mala. La estrella ya no era divina. Se había convertido de una estrella en una vulgar rompe hogares.

Fue en 1962, durante el rodaje de Cleopatra, cuando el destino torció el rumbo y le puso de frente a quien sería el amor de su vida. Allí conoció a Richard Burton.

Él la había visto antes. Cuando él tenía 28 años y ella 21. La describió como la mujer más increíblemente independiente, bella, distante, remota e inaccesible que había visto. Y ahora estaban frente a frente. Jugando a Marco Antonio y a Cleopatra. Ambos estaban casados pero desde que se vieron ya nada más les importó.

La pareja contrajo matrimonio dos años después. Taylor reconoció que Burton fue el amor de su vida que lo extrañaba todo el tiempo, que nunca pudo reponerse de su muerte. En su autobiografía escribió:

"Richard era magnífico en todo el sentido de la palabra. Y en todo lo que hacía. Desde los primeros momentos en Roma estuvimos poderosamente enamorados. Tuvimos tiempo, pero no el suficiente".

Burton, rabioso, malencarado, también sufrió de amor cuando no la tuvo. Dos matrimonios pasaron y ambos pudieron haberse casado de nuevo, una tercera o una cuarta vez. Todo fuera como eso. Si no la tenía no dejaba de escribirle cartas. En ellas, decía que actuar era ridículo y afeminado y que los actores eran sentimentales y tontos. Pero siempre alababa el talento de su amada, a quien se describía como "probablemente la mejor actriz del mundo", de una "belleza única y extraordinaria".

Más bodas realizaron uno y otro. Pero nunca fue lo mismo.

Elizabeth Taylor tuvo su porción de eternidad en aquel amor eterno. Hoy que se ha ido tiene la otra parte. Cuentan que cuando la gente decía "ella lo tiene todo" Elizabeth contestaba: todavía no tengo mañana".


Sobre esta noticia

Autor:
Elianamusica (26 noticias)
Visitas:
4243
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.