Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Abesedo escriba una noticia?

El elixir de la eterna juventud

26/05/2010 18:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Llamada “néctar de los dioses” la miel ha sido el edulcorante por excelencia de todas las épocas y culturas de la humanidad

Una de las más fascinantes formas de vida en la sociedad del reino animales, sin duda, el de las abejas, esos insectos de los que el ser humano se beneficia desde la antigüedad, aprovechando la miel y la cera, productos ambos de su tenaz y arduo trabajo, o también sirviéndonos de ellas como vehículos en la fecundación de las plantas.

La producción de miel es muy anterior a la especie humana. Así lo demuestran los numerosos restos de abejas petrificadas procedentes de períodos geológicos muy anteriores a los más antiguos restos fósiles humanos.

De los cientos de miles de especies de insectos clasificados por los zoólogos, la abeja de miel es el único domesticado. Convertidos en agricultores, los hombres atrajeron enjambres de abejas hacia sus primeros poblados, y buscaron reproducir las colmenas silvestres. Lo hicieron construyendo primitivas colmenas hechas de barro, con paja y barro o bien con troncos huecos de árboles. Las abejas encontraron habitables estas colmenas y fue entonces cuando comenzó su instalación en las poblaciones humanas.

Los Egipcios conocían que nada envuelto en miel pura se estropea y por eso la usaban para embalsamar a sus muertos. Además era considerada digna de los dioses y empleada como ofrenda en las ceremonias religiosas.

El rey Salomón aconsejaba: “Come miel, hijo mío, que es cosa buena”. El medico Hipócrates la recomendaba a sus pacientes como alimento para alcanzar la longevidad.

En la actualidad los principales países exportadores de miel son China, México, y Argentina.

El corazón.

Desde antiguo es conocida la acción beneficiosa de la miel sobre el corazón. Especialmente favorable es su acción sobre el corazón debido a su acción desintoxicante. Por otra parte, debido a que favorece la producción de fosfatos orgánicos por parte del hígado, posee una acción beneficiosa para combatir los trastornos del ritmo cardíaco. Los fosfatos orgánicos actúan regulando el ritmo del corazón, así como favoreciendo el riego coronario, es decir, de las arterias que irrigan el corazón

Por ello, la miel es especialmente beneficiosa para las personas que sufren insuficiencia coronaria, propensas a la angina de pecho o infarto de miocardio. Además posee una acción diurética que actúa positivamente en los casos de enfermos del corazón descompensados.

Anemia.

La acción reconstituyente de la miel debe tenerse muy en cuenta en el caso de las personas que padezcan anemia, o que hayan sufrido una enfermedad infecciosa y se encuentren en período de convalecencia. Se recomienda una dosis de 50 a 100 gromos diarios.

Vías Respiratorias y pulmones.

Durante siglos, la miel ha sido utilizada en el tratamiento de los catarros e inflamaciones de las vías respiratorias. Esto se debe a que los monosacáridos que contiene poseen una acción expectorante. Es decir, producen una secreción bronquial mas fluida, y una acción estimulante sobre las glándulas bronquiales.

Ayuda a eliminar toxinas del organismo

La ciencia médica ha comprobado que en los catarros de faringe, tráquea, y bronquios, sus resultados son innegables. La miel también es eficaz en gargarismos y colutorios en las afecciones de boca y laringe.

Aparato digestivo.

Como consecuencia de su contenido en fermentos digestivos, y por la acción colinérgiça de la acetilcolina que contiene, la miel produce un aumento de la secreción da las glándulas digestivas. Es un medio muy adecuado para tratar los trastornos digestivos de tipo dispéptico. Las inhibinas actúan impidiendo el desarrollo de las bacterias nocivas en el tubo digestivo, lo que junto a la gran velocidad de absorción que poseen los monosacáridos presentes en la miel se evitan problemas de fermentación intestinal.

Es un producto recomendable en la enterocolitis y otras afecciones del sistema digestivo, y particularmente en la úlcera gástrica o duodenal. Una o dos cucharadas de miel en vez de azúcar bastan para endulzar 200 gramos de alimento y evitar de paso la colitis y las erupciones.

Hígado.

La absorción de la miel aumenta precisamente la cantidad de glicógeno disponible en el hígado, ejerciendo de manera decisiva una acción hepato-protectora realmente eficaz, por lo que representa un elemento terapéutico de indiscutible utilidad en los tratamientos clínicos.

Riñón y vías urinarias.

Cuando se come miel en abundancia se registra un aumento de sed que incita a consumir más liquido; ello aumenta le secreción de orina y, por consiguiente, la eliminación de toxinas del organismo. De este modo, se produce un auténtico lavado de los riñones y de las vías urinarias.

Sistema nervioso.

La miel es un sedante que actúa sobre el conjunto del organismo humano y, de manera especial, sobre el sistema nervioso. En los casos de nerviosismo suave, el tipo de miel más recomendable es la miel de tilo. Para conciliar el sueño deberán tomar dos cucharadas antes de acostarse. La miel actúa asimismo contra los calambres de los músculos de las piernas y garantiza noches de reposo completo y reparador.

Otras aplicaciones.

Enfermedades de la piel, afecciones de la boca, asma, colesterol, gota, gripe.... La miel es uno de los primeros alimentos del ser humano, debido a su fácil digestibilidad es bien tolerado por la mayoría de las personas. Se trata de un alimento esencialmente energético (326 calorías por cada 100 gramos).

“Son tus labios; ¡oh, esposa mía!, un panal que destila miel; miel y leche tienes debajo de la lengua”.


Sobre esta noticia

Autor:
Abesedo (68 noticias)
Visitas:
8653
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.