Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

ELibro "Fuego y Furia"sobre Trump envuelve al país como un bomba ciclónica

08/01/2018 12:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La obra se apoya en unas 200 entrevistas con funcionarios oficiales del gobierno o de entidades conocidas, como el Senado que muestran a una Casa Blanca sumergida en una caótica y permanente guerra intestina con Trump y sus locuras

El presidente Donald Trump movilizó el fin de semana a sus abogados para impedir en vano la publicación de un libro sobre su primer año en la Casa Blanca y que motivó el dramático rompimiento público con su ex jefe estratégico, Steve Bannon, en medio de un escándalo.

El mandatario afirma que el libro está "lleno de mentiras" y se basa en "fuentes que no existen".Un compendio de "errores" y "falsedades"; una "completa fantasía", "lleno de chismes sensacionalistas" y "afirmaciones ridículas", "una basura" escrita por un autor "del que nadie había oído hablar”.

Por muchos días consecutivos, la Casa Blanca se preocupa por deshilachar y descalificar por todos los medios posibles un libro que monopoliza las conversaciones políticas y sociales en Washington, y se ha convertido en la última obsesión del presidente Donald Trump. El libro,  Fuego y furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump, de Michael Wolff, que salió a la venta en víspera de Reyes, sigue en boca de todos y es número uno en Amazon.

Furioso por las revelaciones del libro sobre su campaña, su gobierno y su familia, Trump mandó su abogado, Charles J. Harder, que intentara frenar su publicación por todos los medios, sin conseguirlo.Harder envió una carta a la editorial, Henry Holt & Co., y a Wolff para informarles que el presidente exigía que "cesen y desistan inmediatamente de cualquier publicación, difusión o venta del libro" o cualquier fragmento o resumen, y que, por el contrario, emitan "una retractación total y completa, y una disculpa". La carta advertía que las afirmaciones falsas sobre Trump eran argumento para una demanda judicial fulminante.

 La editorial anunció que planeaba seguir adelante con la publicación: "Vemos a Fuego y furia como una contribución extraordinaria al interés nacional, y vamos a seguir adelante con su difusión”respondió el editor.

Varios fragmentos del libro, que aparece en cabeza de ventas en Amazon, fueron reproducidos en The Guardian, la revista New York Magazine The Hollywood Reporter. Además, muchos periodistas que recibieron un ejemplar gratis por adelantado han  hecho comentarios sobre su contenido y publicado fotografías de sus páginas en las redes sociales. Uno de esos párrafos dice, por ejemplo, que a Trump le gusta decir que "una de las cosas que hacen que valga la pena vivir la vida" es acostarse con las mujeres de sus amigos siempre que puede.

Wolff pinta un Trump a quien la victoria en las elecciones cogió por sorpresa, y no tenía preparación para ponerse al mando de la primera potencia global.

"Es absolutamente ridiculo pensar que alguien como Trump se postulara para el cargo con el objetivo de perder. Si ustedes saben algo de él, saben que Donald Trump es un ganador  nato y que no haría nada si no tuviera el objetivo de no ser el ganador o quedar en cabeza", dijo la portavoz presidencial, Sarah Sanders.

Trump y la Casa Blanca han reaccionado con furia ante las multiples revelaciones de Stephen Bannon, exasesor y estratega presidencial. Y la revelación de las conversaciones de que su hijo  mayor Donald Trump Jr., había mantenido con  una abogada rusa durante la campaña, fueron el colmo.Y no son ya rumores. El libro lo detalla..

 

Sanders pretende  enterrar el libro con descalificativos: lo llamó una "completa fantasía" cargado de "chismes sensacionalistas", "falsedades" y "afirmaciones ridículas", y "una basura". Sobre Wolff dijo que era un autor "desconocido, de sexta categoría”, omitiendo que el propio presidente le concedio una entrevista cuando era candidato. También los tiros iban contra Bannon.

"No creo que [a la gente] realmente no le importará comprar basura en una librería o saber lo que un empleado despedido  de la Casa Blanca quiera decir", dijo Sarah Sanders. "Hay numerosos errores, pero no voy a perder mi tiempo, ni el del país, yendo página por página, hablando de un libro que es una completa fantasía, lleno de chismes sensacionalistas. Porque es triste, patético, y nuestra administración y nuestro esfuerzo está en sacar al país hacia adelante", continuó.

La Casa Blanca, hay que puntualizar, no ha sido la única en poner en duda la veracidad del contenido del libro. En la prensa también comntarios peyorativos sobre Wolff, que forjó parte de su reputación escribiendo en medios importantes de Nueva York. Un periodista de The Washington Post, Paul Farhi, que es también foso en esos medios, resumió las críticas en una frase : a "[Wolff] le han acusado con razón no solo de inventar escenarios irreales en sus libros y columnas, sino de inventarlas al por mayor".Wolff dijo que, para escribir su libro, realizó cientos de entrevistas durante los primeros meses del gobierno de Trump, cuando se instaló en la Casa Blanca "como una mosca en la pared", según él mismo ha expresado.Y dirigiéndose aTrump, Wolff dijo en Twitter. "Gracias, Sr. Presidente", cerró.

Pero, de hecho la obra se apoya en unas 200 entrevistas con funcionarios oficiales del gobierno o de entidades conocidas, como el Senado o la Marina que muestran a una Casa Blanca y otros sitios sumergidos en una caótica y permanente guerra intestina a lo largo del primer año de gobierno de Trump. 

 

Una firma de abogados encabezada por Charles J. Harder, envió en su nombre una carta de once páginas al autor y al editor del libro, conminándolos a suspender su publicación y distribución. Los abogados del presidente apuntan en su carta que "el señor Trump exige que se interrumpa y evite cualquier publicación, divulgación o distribución del libro", y además que los responsables publiquen "una retractación plena y completa así como un pedido de disculpas". También exigen una copia del mismo para "evaluar detalladamente las declaraciones contenidas.

¡Trump protesta “Jamás autoricé el acceso a la Casa Blanca (de hecho le dije que no varias veces) al autor de este libro. Nunca hablé con él sobre su proyecto de un libro", aseguró en Twitter  refiriendose a Michael Wolff, que firma "Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump". 

Donald J. Trump

I authorized Zero access to White House (actually turned him down many times) for author of phony book! I never spoke to him for book. Full of lies, misrepresentations and sources that don’t exist. Look at this guy’s past and watch what happens to him and Sloppy Steve!

 

La editora del libro decidió adelantar al viernescccccc el lanzamiento oficial, que originalmente estaba previsto para la semana siguiente, a raíz de un enorme interés y " una demanda sin precedentes" por "Fuego y furia" que ya encabezaba los artículos y comentarios editoriales y los pedidos de compra anticipada.

El autor del libro, Michael Wolff, publicó también el jueves un largo artículo en la edición digital de la revista The Hollywood Reporter, en el que dejaba clara su opinión sobre los que habían leido su otro artículo que llevaba el título: "Mi año en la loca Casa Blanca de Trump".La divulgación en días precedentes de algunos fragmentos del libro provocó otra espectacular ruptura de Trump con el controvertido Bannon, uno de los coordinadores de su campaña electoral y durante más de un semestre Jefe de Estrategia de la Casa Blanca. Bannon renunció al cargo en agosto, y formuló declaraciones exclusivas a Wolff sobre trump para incluirlas en su libro.

En particular, Bannon afirma que el hijo mayor de Donald Trump cometió "traición" por sus contactos con gente allegada a Rusia durante la campaña y denuncia sus turbios negocios, que llevaron al presidente a una explosión de ira.

Bannon revelaba detalles de las reuniones en que intervinieron una abogada rusa y el hijo mayor de Trump, su yerno Jared Kushner y el entonces presidente de la campaña de Trump, Paul Manafort. Califcaba la conversación de "antipatriótica" y "traición".

En una virulenta nota oficial,  Donald Trump, criticó duramente a su exestratega jefe Steve Bannon en una declaración, repitiendo que Bannon "perdió la cabeza" después de ser expulsado de la Casa Blanca. 

Abogados del presidente también enviaron una notificación legal a Bannon, para avisarle de que podía ser objeto de proceso criminal por violar un acuerdo de confidencialidad después de haber dejado de trabajar en la Casa Blanca. 

Pocos libros alcanzan la cabeza de la lista de Amazon en tan poco tiempo y Trump podría ser un gran personaje para una novela de ficcion

La Casa Blanca había dado a conocer la enérgica declaración de 266 palabras del presidente atacando a Bannon por sus opiniones sobre él y su familia que aparecen íntegras en el libro del escritor."Steve Bannon no tiene nada que ver conmigo o con mi presidencia. Cuando fue despedido, además de perder su trabajo, habló tonterías sobre su campaña presidencial contra Hillary Clinton. “Steve era solo un empleado que trabajó para mí después de que yo ya había ganado la candidatura al derrotar a 17 candidatos republicanos, a menudo descritos como el grupo más talentoso que se haya reunido en el Partido Republicano", decía Trump en el comunicado. 

Bannon no respondió de inmediato a las solicitudes de la agencia CNN para hacer comentarios sobre la furia presidencial contra él. 

La feroz declaración de Trump marca el rechazo más significativo por parte del presidente hacia su antiguo estratega jefe, quien es significativo que después de su salida de la Casa Blanca mantuvo una posición influyente como asesor “informal” de Donald Trump y un líder de facto del movimiento populista del presidente. Efectivamente se sabe que, Bannon aún despedido ayudó a su ex jefe a arreglar su fichero y en una entrevista de radio dijo que Trump era "un gran hombre”. Desde que lo echaron, sin exabrupto del gabinete, Bannon ha estado en contacto con Donald Trump y ha continuado elogiándolo en entrevistas y en su portal, Breitbart News, un apoyo clave de la causa republicana en EEUU. Ahora se coloca un chaleco explosivo y se inmola públicamente. ¿Por qué? 

Trump también acusó a Bannon, de que ha llamado a los principales medios de comunicación el "partido de la oposición", le acusó tambien de ser demasiado condescendiente con los periodistas y pasar gran parte de su tiempo en la Casa Blanca filtrando "información falsa". 

Wolff por esos días en un artículo sobre el contenido de su libro y su experiencia en la Casa Blanca, describió un escenario de locos en la presidencia, con reuniones a los gritos y filtraciones a la prensa de sus adversarios para eliminar candidatos en la carrera hacia el poder. 

Según Wolff, la hija de Trump y su marido, Ivanka Trump y Jared Kushner, son quienes llevan realmente las riendas de la Casa Blanca y los responsables por las renuncias de Bannon y del primer Jefe de Gabinete, Reince Priebus.

 

El libro de Wolff describe también a Trump como un hombre totalmente incapaz de gobernar la Casa Blanca, que se repite constantemente para desesperación de sus allegados y que hasta tiene dificultades para reconocer a sus propios viejos amigos.Según Steve Bannon la línea dura de la Casa Blanca, el ascenso a 'hombre fuerte' de Trump empezó a sonar durante las protestas contra el veto migratorio. Después, llegó la inclusión de Bannon en la cúpula del Consejo de Seguridad Nacional

 Para contener futuras filtraciones, la Casa Blanca anunció que a partir del jueves estará prohibido el uso de teléfonos móviles personales en el 'West Wing', el ala operativa de la presidencia y centro neurálgico del poder norteamericano.

El libro parece imponerse a la actualidad que  envuelve al país como una "bomba ciclónica" y  al viento afilado y mortal que sopla en Washington, a las noticias que te entierran como una avalancha de nieve. En la América de Trump, un día de información es como 365 de los de antes. Concentrados.

 

El nuevo libro sobre el presidente  está plagado de revelaciones más o menos increíbles, algunas en sentido literal: imposibles de digerir. Pero en 'Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump', del columnista Michael Wolff, hay un mensaje destacado y a estas alturas evidente: la escasa cohesión del Gobierno de Donald Trump, al menos en sus primeros meses, que es lo que abarca el libro. Una comedia de boyardos que se apuñalan por la espalda y hablan mal del zar.

Se sabía y lo confirma Wolf que Trump se jactaba “abierta y orgullosamente” de que Melania era su “esposa trofeo” y se jactaba “torpemente” de su atractivo delante de sus sus amigos, poniéndola como un objeto abiertamente en todo momento.Una, un mueble.

Antes de la presidencia, los dos pasaban días y díassin verse.Una alusión de Hillary Clinton le oblió a Trump a fotografirse juntos.

A menudo ella ni sabía dónde estaba, o prestaba mucha atención a ese hecho. Su esposo se movía entre las residencias de gente impotante igual que se movía entre las habitaciones d las mismas. Además de saber poco sobre su paradero, Melania  sabía muy poco sobre su negocio y, en el mejor de los casos, no se interesaba en el tema.“, escribe Wolff.

Según los informes d Wolff, Trump tenía muy poco interés en la vida de su hijo más joven,  Barron, y era “algo así como un padre ausente“, lo que concuerda con lo que contó su primera esposa Ivana Trump en el pasado sobre cómo descuidó por completo a sus primeros hijos,  Donald Jr .y Eric, que resultan ser referido como “Uday” y “Qusay” por los empleados de la Casa Blanca.

Ada de despidos fulminantes, unos más sonados que otros, se añade la nueva ocupación de quien fuera pieza clave de la campaña de Trump y luego jefe de estrategia de la Casa Blanca. Stephen K. Bannon, insultado por Trump por todo lo alto y descalificado como hombre de confianza, se reincorpora después de su despido de equipo presidencial, a su puesto en el Breitbart News, su periodico. Rebekah Mercer, una inversora muy poderosa, estaría pensando en presionar al periódico Breitbart News para que despida a Bannon, según ABC News. El 'establishment' republicano hace poco por disimular la alegría de ver vencido ( a Bannon) quien se veía a si mismo como un azote de "la ciénaga", en lenguaje populista republicano.Este personaje aparece nombrado más de un centenar de veces en el libro de Michael Wolff. Y cada vez que aparece, lo hace, por así decirlo, con un chaleco explosivo.

Respecto a la acusación contra a Donald Trump Jr. de “traición” por reunirse en secreto con una abogada rusa que decía tener información comprometida sobre Hillary Clinton, ahora resulta que Bannon especula que su padre ahora presidente y entonces candidato, tuvo que estar al tanto de ello, y que todos ellos van a caer no por lo de Rusia, sino por lavado de dinero.

 Bannon habla: "El camino (de la investigación que dirige el fiscal Robert Mueller sobre el puto Trump) pasa por Paul Manafort, Trump Jr. y Jared Kushner (...). Y eso es tan obvio como el pelo de tu cara". Según Bannon, Ivanka Trump "es más tonta que un ladrillo" y su diagnóstico para el círculo presidencial es este: "Están sentados tranquilamente en la playa intentando parar un huracán de categoría 5". 

La rabieta 'on the record' de Bannon llega mayoritariamente por sorpresa (en alguna ocasión se publicó que era él, y no el exjefe de gabinete, Reince Priebus, quien filtraba tantas cosas a la prensa).

La salva de comentarios en 'Fuego y furia' confirma los odios que anidan en el Gobierno; está claro ahora que Bannon contra quien chocaba era con Ivanka Trump y Jared Kushner, a quienes una vez acusó de "demócratas". Él encarnaba la dimensión nacionalista y dura del trumpismo frente a las ideas algo más suaves y pragmáticas del matrimonio. Otra cosa que confirma es la grandiosa percepción de sí mismo que tiene Stephen Bannon, quien se ha descrito ante sus amigos como un 'revolucionario', y no de forma irónica. Él se ve genuinamente como una figura transformadora de la Historia", escribe Mike Allen, del portal Axios. "Una fuente que conoce bien a Bannon —y que más bien simpatiza con él— nos ha dicho que piensa que Bannon es incluso más narcisista que Trump".

 

Desde que dejó el Gobierno, Bannon ha estado muy activo políticamente. Ha viajado por todo el país apoyando a candidatos republicanos antisistema y, según fuentes de Axios, ha reconocido que está pensando en presentarse a presidente en caso de que Donald Trump decida no intentar un segundo mandato.Si su ascenso a primera línea fue vertiginoso, también lo podría ser su caída. Trump ha arremetido contra él y podría demandarlo por romper presuntamente un contrato de confidencialidad. Una inversora aliada de ambos, Rebekah Mercer, estaría pensando en presionar a Breitbart para que despida a Bannon, según ABC News. El 'establishment' republicano hace poco por disimular la alegría de ver vencido a quien se veía a si mismo como un azote de "la ciénaga", en lenguaje populista.

 

El contexto en el que están inscritas las bombas de Bannon es problemático. El libro y la reputación de su autor han despertado dudas, si bien muchas de sus afirmaciones han sido refrendadas por diferentes medios, por ejemplo que Trump no lee o que confía mucho más en el instinto (sobre todo el suyo) que en los expertos, o que a veces se muestra enfadado e intratable, el libro. 

De repente sabemos que Trump no quería ser presidente; que la noche electoral se quedó "perplejo" y su mujer, Melania, deshecha de lágrimas. Sus consejeros más allegados lo llaman de todo a sus espaldas y su amigo desde hace décadas, el inversor Tom Barrack, que hizo campaña y hoy le da consejo, habría dicho que el presidente "no solo está loco, sino que es estúpido". Ivanka quiere ser presidenta, Trump estaba “horrorizado” ante la perspectiva de gobernar, y esto habría llegado a oídos de Wolff.El autor ha sido acusado de poner en boca de sus entrevistados cosas que luego estos negaron, o de crear, más que recrear, situaciones. Su libro mezcla citas indirectas con observaciones personales coloridas, a veces ofensivas, y que en ocasiones contradicen una realidad probada. A todas luces Wolff habría quebrantado el 'off the record': cuando el periodista se compromete a no hacer públicas ciertas declaraciones sin permiso del entrevistado. 

"Ciertamente dije lo que era necesario para conseguir la noticia", reconoció Michael Wolff en el canal Today. Sin embargo, este columnista de 'New York Magazine', si la cosa se le pone fea y acaba denunciado por Donald Trump, podría tener un as en la manga. Dice que guarda decenas de horas de conversaciones grabadas.En muchos círculos tanto demócrtas como repubicanos, consideran a  Donad Trump como un loco, esquizfrñénico, sexualmente tarado, incapaz de gobernarse a sí msmo, a su familia y a su pueblo. Comoen el caso del presidente Riichrd NIxon, ha habido cartas a los perióidicos que piden el "empeachent" para él, es decir un estado mental que le impide seguir dirigiendo a la la nación.Tiene que dimitir ebn un vicepresidente que no s oteaenelhorizonte, pero nuestra

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1603 noticias)
Visitas:
4727
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.