Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Irenemm escriba una noticia?

¿Por qué elegir ventanas de aluminio?

19/11/2021 12:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Elegir una buena ventana es una inversión importante. Si tienes que cambiar tus ventanas o instalar unas nuevas, es esencial que elijas un modelo de calidad

Las Ventanas de aluminio son cada vez más populares debido a sus numerosas ventajas. Una de ellas que permite disfrutar de un buen aislamiento y de un mejor confort térmico.

Si todavía estás dudando en tu búsqueda, descubre en este artículo algunas de las ventajas del aluminio para tus ventanas.

Ventajas de las ventanas de aluminio

- El aluminio es muy popular en la carpintería. En otras palabras, es el material elegido por los fabricantes de ventanas.

- El aluminio es un material reciclable y ecológico.

- No requiere ningún mantenimiento particular gracias a su resistencia. De hecho, puede resistir por muchos años y cualquier condición climática.

- No se deforma, no se oxida y es inalterable.

- Al elegir aluminio, puedes obtener mejores protecciones para tus ventanas, así como modelos y colores.

- Es posible hacer una ventana con montantes muy finos para dejar más espacio para el acristalamiento. Esto te permite disfrutar de más luz en tu hogar.

- El aluminio es un material es resistente y ligero. Esto lo hace muy práctico para la instalación de grandes ventanales.

- En cuanto al aislamiento, hoy en día existen soluciones eficaces y eficientes para las ventanas de aluminio, incluidos los modelos con rotura de puente térmico. Son más caras, pero garantizan un aislamiento perfecto. Si tu ventana de aluminio es de buena calidad, debería durar muchos años sin perder sus prestaciones.

Opciones de apertura

En función de tus necesidades y limitaciones, las ventanas de aluminio ofrecen una amplia gama de opciones de apertura. Esto puede repercutir en su precio. Pero también pueden mejorar el rendimiento, al tiempo que añaden un estilo diferente al hogar.

Puedes encontrar diferentes tipos de ventanas de aluminio según su apertura:

- Una ventana con bisagras, de apertura vertical, muy común. Puedes elegir entre abrir hacia dentro o hacia fuera.

- Una Ventana de aluminio oscilobatiente permite abrir un batiente desde arriba o de forma oscilante.

- La apertura con bisagras se realiza mediante la inclinación hacia atrás. En este caso, la ventana sólo puede abrirse desde arriba.

- La ventana oscilobatiente se abre horizontalmente, desde arriba y hacia adentro. Es un modelo ideal para gestionar mejor el flujo de aire dentro y fuera de una habitación.

- La Ventana corredera es una ventana que se abre deslizando una hoja a lo largo de otra. Fabricada en aluminio, este modelo es la apertura decorativa por excelencia.

- El aluminio también puede utilizarse para crear una ventana fija que, como su nombre indica, no puede abrirse.

- En el caso de la ventana corredera, una parte deslizante queda oculta en la pared cuando está abierta.

- Por último, puedes elegir el sistema italiano que se abre desde abajo y hacia afuera. O la ventana de guillotina, en la que la parte inferior de la ventana se abre para encontrarse con la parte superior.

¿Cuáles son los mejores criterios para elegir tus ventanas?

Los productos de aluminio (o parcialmente de aluminio) son cada vez más demandados debido al efecto de sustitución. De hecho, este material tiende a sustituir a varias materias primas, gracias a sus numerosas cualidades. Estas son las propiedades del aluminio que lo convierten en un material codiciado:

Las ventanas de aluminio soportan un acristalamiento grueso, optimizando así el aislamiento acústico y la estanqueidad al aire y al agua

- Ligereza y resistencia: En comparación con otros metales, el aluminio es mucho más ligero, gracias a su resistencia mecánica, puede sustituir al acero, que es tres veces más pesado.

- Ductilidad y maleabilidad: Los variados diseños de la carpintería de aluminio se consiguen mediante la deformación a bajas temperaturas. El aluminio puede doblarse fácilmente en todas las formas posibles sin romperse.

- Impermeabilización: El aluminio actúa como barrera y es perfectamente impermeable, incluso cuando es muy fino.

- Resistencia a la corrosión: El aluminio genera de forma natural una capa de óxido, por lo que es resistente a la corrosión. Para optimizar esta resistencia, basta con un tratamiento de superficie.

- Reciclabilidad: El aluminio es 100% reciclable y puede reutilizarse sin que sus propiedades se vean afectadas. Además, su reciclaje requiere poca energía. Por tanto, el aluminio es un material respetuoso con el medio ambiente, ya que no desprende vapores tóxicos al quemarse.

Ventanas de aluminio para todos los estilos de casa

Aunque la carpintería de aluminio parece ser la prerrogativa de las casas modernas por sus líneas limpias, también es adecuada para las casas tradicionales.

De hecho, son igualmente adecuados para los edificios nuevos y las renovaciones. Disponibles en muchas formas y colores, aportan carácter tanto a la fachada como al espacio interior. Además, gracias a sus delgados perfiles, las ventanas de aluminio pueden instalarse en cualquier tipo de marco.

Lo mejor es recurrir a un fabricante experto para obtener buenos modelos personalizados.

Carpintería de aluminio: mayor aislamiento y luminosidad

Gracias a los avances tecnológicos, los nuevos modelos de ventanas de aluminio son mucho más eficientes en términos de aislamiento térmico. Los discretos marcos de las ventanas de aluminio también permiten la instalación de una gran cantidad de acristalamiento y garantizan así una luz natural óptima.

Aunque la abertura sea estrecha, la gran superficie del vidrio deja entrar la luz y el calor en el edificio. Además, los perfiles de aluminio son muy robustos a pesar de su delgadez.

Las ventanas de aluminio soportan un acristalamiento grueso, optimizando así el aislamiento acústico y la estanqueidad al aire y al agua.

En otras palabras, la combinación de aluminio con rotura de puente térmico y acristalamiento garantiza el confort y la eficiencia energética del edificio.

¿Y el mantenimiento?

Las ventanas de aluminio no requieren ningún mantenimiento específico. Sin embargo, deben limpiarse una o dos veces al año. Basta con lavar con agua jabonosa o con un producto de limpieza no agresivo. Si los depósitos de suciedad son demasiado pesados, se pueden utilizar otros productos, como los quitaesmaltes.

Estos productos son eficaces contra las incrustaciones y se aplican con almohadillas sintéticas. El aclarado se realiza con agua limpia, mientras se seca con un paño suave y absorbente.

En definitiva, elegir la carpintería de aluminio es una inversión que merece la pena a largo plazo.


Sobre esta noticia

Autor:
Irenemm (209 noticias)
Visitas:
6388
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.