Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

Elecciones Cataluña 2021

11
- +
16/02/2021 12:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La nueva normalidad de la pandemia, llega a Cataluña con el PSC, de la mano de Pedro Sánchez “El Magnífico” convertido en el árbitro de la contienda entre rupturistas e integradores, huyendo de la dicotomía secesionistas constitucionalistas

A pesar de la baja participación en medio de la pandemia, Cataluña ha logrado una participación del 53, 54% frente al 48, 97% de Galicia, que las celebró bajo mejores condiciones sanitarias en el verano de 2020.

Ya opinamos en su momento sobre las peculiaridades de Galicia y señalamos que la derecha gallega había ganado las elecciones sin mencionar a España ni agitar banderitas rojigualdas. (ver enlace)

El cambio de candidato y de orientación política en Cataluña, ha servido para que el PSC se convierta en un elemento clave a la hora de reconducir el papel de los socialdemócratas en Cataluña.

Una Cataluña lastrada por las nefastas consecuencias de una irresponsable acción del Estado, a manos de un Partido Popular incapaz de entender que España es un Estado plurinacional, al que corresponde un tratamiento diferenciado en razón de sus distintos pueblos y realidades.

Pero a pesar del acierto en la elección del candidato, el PSC sigue sin contar con líderes suficientes para arropar a su partido, un partido que debe dar respuesta al frente independentista dotado de cuadros mediáticos con amplia audiencia en la sociedad catalana y en el resto del Estado.

La estructura federal del PSOE adolece de una escuela de formación de cuadros dirigentes, desde que José Félix Tezanos se encontraba al frente de la Secretaría de Formación y eso le está pasando factura al partido.

El recambio generacional que a nivel del Estado ha supuesto Pedro Sánchez tiene que ir acompañado de savia nueva, cuadros mejor preparados y acordes con los tiempos, cuadros que no estén condicionados por el pasado y a los que no les afecten las declaraciones de Felipe González.

El PSC le ha dado la vuelta a la tortilla y al darle la vuelta, se ha descubierto la verdadera cara de aquellos que se enfrentaron al independentismo y que resultaron ser la peor versión de nacionalismo españolista representada por la extrema derecha fascista.

La socialdemocracia se ha convertido en el árbitro que necesita Cataluña

El trasvase de votos es claro y contundente, los votos de Ciudadanos han ido a parar a VOX, mientras el Partido Popular mantiene su electorado.

Con lo cual conviene hacer una reflexión sobre este fenómeno, que algunos comienzan a considerar como el voto del descontento, al que debería llamarse el voto del desconcierto, ya que corresponde a sectores atrasados de las masas.

Este tipo de voto reaccionario e impulsivo es el resultado de la agitación fascista, es un viejo conocido en la vida política de muchos pueblos y puede ser neutralizado por la acción de la socialdemocracia si se actúa en consecuencia.

Pero insistimos, para eso hacen falta muchos y buenos cuadros políticos, capaces de dar respuesta a las incertidumbres de las masas y más en estos tiempos de pandemia que generan situaciones poco asimilables para las masas.

La pandemia es el caldo de cultivo adecuado no sólo para el negacionismo, lo es para el fascismo, como ha quedado patente en los recientes sucesos del Capitolio en los EE.UU., donde las llamadas al desacato y a la irreverencia calan en los sectores más atrasados e inmaduros de la población.

Y desde esta perspectiva es desde la que hay que entender los resultados electorales de VOX, que surge como la contestación virulenta y radical frente a la moderación racional.

Desde el independentismo también cabe hacerse esta reflexión y sería bueno estar atentos al desarrollo de nuevas contradicciones en el seno de las fuerzas independentistas, que van a verse acosadas en el parlamento por un grupo parlamentario que no les va a dar tregua.

En medio de ese tira y afloja, entre Vox y los independentistas juega un papel fundamental la socialdemocracia, de la mano del PSC.

Dos nacionalismos radicales y antagónicos, representados por el catalanismo y el españolismo, que deberían tener una alternativa clara en una respuesta federalista y unitaria, que responda al espíritu democrático e integrador de un Estado plurinacional.

Cataluña inicia una nueva etapa política, desde la transición, su parlamento no había contado con un grupo parlamentario tan reaccionario como el que representa VOX y este hecho va a cambiar y mucho la dinámica parlamentaria y la convivencia política en Cataluña.

 

 

@ordosgonzalo

 

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1363 noticias)
Visitas:
660
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.