Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rdelducca escriba una noticia?

El sustituto, imperdible

07/10/2009 15:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Vuelve Clint Eastwood, detrás de la cámara, para emocionarnos hasta las lagrimas

Dirigida por Clint Eastwood y coproducida junto a otro grande del cine, Ron Howard

A través de una impecable reconstrucción de época y excelente musicalización, Clint Eastwood nos lleva a la historia real de Christine Collins (Angelina Jolie). Una madre soltera que en los años 20 sufre el terrible drama de la desaparición de su hijo Walter, de 9 años.

Luego de 5 meses de buscarlo, la policía encuentra a un niño de similar apariencia que afirma ser Walter. En el instante del reencuentro Christine Collins rechaza al niño ya que no es realmente su hijo.

Ayudada por el reverendo Gustav Briegleb (John Malkovich) se enfrentará al, corrupto, departamento de policia de Los Ángeles para saber el verdadero paradero de su hijo.

Magistral obra de arte que toca las más sensibles fibras del corazón.

Todo en ésta película está pensado para emocionarnos. Todo aporta su granito de arena para lograrlo. La ambientación, el vestuario, la fotografía, la música, compuesta por el propio Clint Eastwood y las convincentes actuaciones de todo el reparto.

Magistral obra de arte que toca las más sensibles fibras del corazón

Contrapone, acertadamente aspectos negativos de la vida humana, que desde esos lejanos años hasta ahora siguen presentes.

Corrupción, abuso de poder, secuestro, machismo, sadismo, contra el poderoso instinto de una madre que luchará hasta el último aliento para recuperar a su hijo.

Angelina Jolie logra desprenderse de los personajes superficiales que frecuentemente le hemos visto para regalarnos una actuación capaz de emocionarnos.

John Malkovich, como nos tiene acostumbrados, nos entrega un jugoso personaje aunque un poco similar a tantos que hemos visto de él.

El brillo de la película es opacado por el final.

Es un poco largo e indefinido.

Cuando todo parece terminar, la película sigue para mostrarnos los detalles de los juicios que enfrentó Christine Collins.

En la última parte, pasa de película a documental.

Claro que al final uno quiere saber todos los detalles de esta atrapante historia pero tal vez hubiera alcanzado con una reseña histó rica y no abusar del espectador.

De todos modos en una película mas que disfrutable. De esas que se quedan para siempre grabadas en la memoria y en el corazón.

Gracias Clint. Europa Press


Sobre esta noticia

Autor:
Rdelducca (16 noticias)
Visitas:
3237
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.