Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Madrelengua escriba una noticia?

El sexo y sus excentricidades

09/09/2009 03:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hace unos días me vino cierta curiosidad por "Las Desviaciones Sexuales" “Los psicólogos y psiquiatras consideran a las desviaciones sexuales o parafilias como comportamientos sexuales que caracterizan a un sujeto,

..el cual requiere de fantasías, objetos o acciones que son extrañas, poco naturales y bizarras para lograr excitación sexual. Es característico también de este tipo de comportamiento la compulsividad con que son cometidos, pudiendo llegar a provocar daño físico o psicológico si se convierte en la preferente o exclusiva manera de disfrutar del acto sexual.” Además encontré decenas de distintos tipos de parafilias.

Y la verdad, mientras unas son terribles, algunas no eran tan espeluznantes.

Me hizo pensar que, además de que durante siglos el hombre/mujer ha sufrido de parafilias en distintas clases sociales y culturales, en este preciso instante todos los seres humanos sexualmente activos, tenemos un tipo de desviación sexual, esto es considerando los ejemplos de esta página: http://ciudadanodelmundo.espacioblog.com/.../catalogo-226-parafilias-desviaciones-sexuales- -

Todo es relativo, lo que para unas personas puede ser lo más enfermo, retorcido y socialmente inaceptable, para otras, no es nada del otro mundo; recuerdo haber escuchado a una psicóloga, que todo lo que haga una pareja, involucrando solamente a la pareja, con el fin de disfrutar de la sexualidad, es 100% aceptable siempre que el hecho sea exitoso para ambas partes. Creo que eso tiene sentido, bueno, lo interesante sería que estas personas con atracciones bizarras por no sé, las axilas, olores particulares etc.; puedan encontrar a alguien que si bien no siente la misma excitación, por lo menos no le importe participar en ello y se considere realizado al complacer a su pareja. Imagínense, una mujer que despierte pasiones intrínsecamente escondidas en su esposo, por simplemente estar embarazada, aclaro, no ternura ni sensibilidad, sino los más bajos deseos carnales. ¿Cuántas mujeres en el mundo son de mente tan abierta para aceptarlo?, ¿A cuántos les parecería normal y deseable que su pareja se excite por el olor de las flores o el de la ropa sucia??.

Quisiera decir que a muchos, pero no lo creo. Aceptémoslo, hay millones de personas en el mundo, que nunca revelarían sus fantasías sexuales, o lo que más les excita, por vergüenza a su pareja, aún menos cuando es sabido que tenemos el hábito de comentar los detalles de nuestras relaciones de pareja con 1 ó 2 “íntimas” amistades. De ahí los consejos, las opiniones y a veces hasta la decisión del futuro de la pareja.

Keraunofilia: Excitación por los rayos y truenos. Knismolagnia: Excitación cuando la otra persona hace cosquillas. Knisofilia: Excitación al oler incienso

El punto es que nunca hay suficiente confianza para este tipo de cosas. Tampoco está mal que nos desagraden ciertas prácticas sexuales que resultan normales para muchos, y porque nuestra pareja bordee los límites del paraíso si las hacemos no significa que debamos. Nadie debe hacer algo que le incomode, el sexo fue creado para su disfrute, si no lo hacemos para complacernos a nosotros mismos, entonces no estamos respetando lo que nuestros ancestros desde el principio de la humanidad nos han heredado, generación tras generación. Claro, hemos hecho modificaciones para el beneficio de todos, tal vez demasiadas modificaciones.

Lo verdaderamente importante en una relación saludable es la comunicación y llegar a un punto medio, si alguien considera que su pareja tiene gustos que rayan el límite de lo "normal", visitar un profesional, como un terapista de pareja, sería lo correcto.

Y por supuesto, tratar de ser comprensivo, cada ser humano es distinto y maravilloso a su manera, y con esas distinciones también llegan las excentricidades y los trastornos, como son los sexuales, cuando estas desviaciones afectan negativamente a otros o al mismo parafílico/a, es necesario que esté rodeado/a de personas que conozcan el tema y entiendan que es una enfermedad, no una elección. Pues lo deplorable no es tener una desviación sexual, sino el negarse a buscar ayuda.


Sobre esta noticia

Autor:
Madrelengua (5 noticias)
Visitas:
12207
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.