Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dr. Guillermo Carmona escriba una noticia?

El recuento del 2010

14/01/2011 00:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Como en muchos otros aspectos de la vida del ser humano, la sexualidad en ésta última década del siglo XXI nos trajo diferentes avances, este artículo sirva para realizar ese recuento que cada año tanto nos gusta hacer a los seres humanos

Es en ésta primera década que se empiezan a realizar diferentes estudios científicos para lograr con éxito una inyección de hormonas que inhibe la producción de espermatozoides, lo que permitirá en un futuro muy próximo que sean los varones quienes alteren su metabolismo y eviten la posibilidad de un embarazado no deseado. En el año 2003 se realizan en Australia con 55 parejas que se le administran a los varones durante 12 meses con resultados alagadores. Posiblemente al final se trate de una inyección con testosterona y progestina que se administrará cada tres o cuatro meses sin afectar a la salud sexual del hombre. Algo similar se ha realizado en China, una inyección anticonceptiva para hombres ha demostrado una eficacia del 99% -similar a la de la píldora en las mujeres- en un estudio llevado a cabo con más de un millar de personas.

Muy a pesar de los grupos conservadores radicales, han venido ganando en estos últimos años los derechos humanos de las personas homosexuales, así podemos afirmar que en muchos países de Centro y Sudamérica han tenido que modificar y adecuar las leyes para dar cabida a una democracia sexual mucho más realista y adecuada a las exigencias de la sociedad moderna. En nuestro país, sigue habiendo un gran temor hacia estos temas, el casamiento entre homosexuales masculinos y femeninos y la adopción de las parejas homosexuales, y solamente algunos estados han hecho modificaciones al respecto.

Fue en el año de 1978 específicamente en el estudio de Shere Hite (el informe Hite) se puso en claro, que el tamaño del pene no tenía ninguna relevancia para el disfrute sexual. Además en los estudios de investigación que realizaron Master y Johnson arrojó que es en el primer tercio externo de la vagina en donde se concentran las ramificaciones nerviosas que van a producir estímulos adecuados para el disfrute sexual. Pero, el año pasado en una encuesta realizada a mujeres y estudiantes de cursos de sexología en Argentina, arrojó que el 60% de estas mujeres mencionaban como indispensable un pene más grande, sobre todo refiriéndose al grosor. Esto causó una gran polémica, a la cual se concluyó: que muchas de estas mujeres consideraban que sentían demasiada holgada su vagina para ciertos penes con dimensiones menores. La realidad es que muchas mujeres no practican ningún tipo de ejercicio vaginal para la recuperación de la firmeza de su estructura muscular.

En este siglo las personas, no solamente están más informadas, sino que exigen con mayor frecuencia las informaciones de aquellos productos que de una u otra forma afectan a su vida sexual. Así, hoy debemos los profesionales del área de la salud, informar que productos alteran el funcionamiento sexual. Básicamente existen cinco grupos de fármacos que pueden alterar el funcionamiento sexual masculino: los antihipertensivos y bloqueantes alfa y beta: la mayoría de las drogas que se usan para el tratamiento de la hipertensión arterial y algunos diuréticos tienen un efecto negativo sobre el deseo sexual y la erección masculina; los psicotrópicos: muchos de estos medicamentos que se usan en psiquiatría tienen un efecto negativo sobre la sexualidad. Son de particular mención los psicofármacos mayores, como las fenotiacinas y el haloperidol. También algunos antidepresivos pueden actuar negativamente; los sedantes: el alcohol y los barbitúricos; los antiandrógenos: sustancias que bloquean el efecto de la testosterona sobre el cerebro y así reducen la respuesta sexual; algunos antiprostáticos; pero también se ha encontrado, que ciertas lociones que se usan para aumentar el crecimiento del cabello en las personas calvas están hechas con placenta o directamente de hormonas femeninas. Muchas veces, estas hormonas se absorben por la piel y su ingreso en el cuerpo provoca trastornos sexuales, disfunción eréctil y feminización aumento del tamaño de las mamas. Cada uno de estos productos mencionados, sólo producen efectos negativos sobre la sexualidad de acuerdo a las dosis ingeridas y a la duración del tratamiento, en la mayoría, los efectos pueden ser reversibles. En una gran mayoría de los casos, estos efectos se vuelven duraderos debido a dos factores: la ansiedad y sobre todo la desinformación. Se encuentran casos recurrentes en donde la falta de erección persiste más por cuestiones de origen psicológico que orgánico. Para los hombres, la experiencia de haber perdido su erección, es causal de crisis desencadenando un temor al desempeño en sus próximos encuentros sexuales.

Las mujeres poco a poco han ido obteniendo mejores informaciones con respecto a su respuesta sexual

Quizá uno de los elementos importantes que podemos mencionar en este recuento, es que las mujeres poco a poco han ido obteniendo mejores informaciones con respecto a su respuesta sexual. Así, en esta última década cientos de mujeres han reencontrado uno de los eslabones perdidos de su propia sexualidad, la capacidad para eyacular. Todo surge ante el descubrimiento del Punto G y sobre todo a que la mujer, se arma de valor para explorar más allá su propio potencial. Hoy en día en el umbral de la segunda década, mujeres de todas las edades, intentan eyacular como una forma más de las variables de su sexualidad.

Uno de los temas centrales de mayor preocupación en nuestra sociedad, es el de los embarazos no deseados, que se presentan desafortunadamente entre los jóvenes adolescentes. Las cifras son alarmantes 500, 000 embarazos no deseados al año, y las edades entre los 11 y 17 años de edad. Las preguntas latentes, ¿está sirviendo de algo, la supuesta educación sexual que se da en las escuelas?¿están siendo los padres de familia lo suficientemente responsables, para involucrarse en la sexualidad científica y así poder trasmitir adecuadamente los conceptos de una educación basada en el conocimiento y no en las creencias, los mitos y los tabúes?¿seguirán siendo tan irresponsables, las autoridades religiosas, para seguir insistiendo en no aceptar el uso del preservativo, y de no cambiar su visión ante la sexualidad?¿se insistirá ante el mito que el amor y la sexualidad son conceptos iguales? Todas estas preguntas que sirvan solamente, como una muestra de lo que se tiene que empezar a cambiar, en esta nueva década que comenzamos. Seguramente que de no hacerlo, seguiremos ante el flagelo de el obscurantismo, que no permite a los individuos acceder a los verdaderos cauces de su sexualidad.

Escuchen al Dr. Guillermo Carmona, a la Lic. Tathiana Mora y al Psic. Gerardo Castañeda todos los viernes a las 11 de la noche por el 12.50 de AM o por internet en: www.radiotribuna.com.mx Vean al Dr. Guillermo Carmona y a sus colaboradores en el programa Sexo de noche que se trasmite los sábados a las 8:30 de la noche por: www.proyectopuebla.com Escribanos sus comentarios a sincensura69@hotmail.com


Sobre esta noticia

Autor:
Dr. Guillermo Carmona (44 noticias)
Visitas:
10374
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.