Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fernando Martín escriba una noticia?

El Psicólogo de Artest

13/05/2009 01:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Houston Rockets es la gran sorpresa de los play-offs de la NBA. Analizamos a su jugador más polémico, Ron Artest, y las claves que han hecho que los Rockets hayan alcanzado este éxito.

Si nombramos a Ron Artest, los no muy seguidores de la NBA no sabrán a quién nos referimos, pero si les recordamos aquella famosa pelea en Detroit en la que variosj ugadores se enfrentaron en una batalla campal entre ellos y con varios aficionados, quizás se acuerden algo más.

Artest fue el gran protagonista aquel 19 de noviembre de 2004 en la cancha de los Pistons. Fue la mayor pelea en la historia de la NBA, y fue Artest el actor principal de la película. Ron agredió sin control a un aficionado siendo sancionado para el resto de la temporada. La cabeza de Artest nunca estuvo bien amueblada y son varios sus episodios de violencia o enajenación mental que han ocurrido dentro y fuera de las canchas.

Los Pacers se cansaron de el, y Ron acabó en California, al servicio de los Sacramento Kings donde su comportamiento cambió, centrándose más en su juego y sin aparecer mucho en las noticias de la liga. Ron no cambió su juego, siendo egoísta y no muy inteligente, pero siguió siendo un excelente defensor y la primera referencia ofensiva de los Kings en muchos momentos.

Tras la mala marcha del equipo californiano, Artest recaló en Houston, donde un veterano entrenador, Rick Adelman, le esperaba desde el banquillo. La actitud de Artest en los Rockets ha sido excelente desde su llegada. “Ron Ron” ha mostrado compromiso con el equipo, aceptando su rol de segunda o tercera referencia en ataque. Sin ningún enfrentamiento o problema extradeportivo, Artest se ha convertido en un jugador fundamental para los Rockets, supliendo la ausencia de McGrady, y llevando al equipo tejano a segunda ronda de play-offs después de varios años sin conseguirlo.Hoy en día, Artest es un jugador más tranquilo, que manteniendo algunos errores de egoísmo en el juego, es un jugador de equipo que prácticamente no ha tenido problemas, defendiendo a nivel sobresaliente y mostrando un compromiso máximo.

Quizás Rick Adelman tenga algo que ver en todo esto. Por otro lado, nos encontramos con el jóven base  Aaron Brooks quién es, hoy en día, una de las sorpresas mas gratas en la liga, y la gran sorpresa en play-offs. Brooks no era más que un jugador muy secundario por el que nadie daba un duro, pero Adelman sorprendentemente  traspasó a su base titular y colocó al jóven Brooks de base titular en el equipo. Brooks no desaprovechó su oportunidad y está siendo el mejor jugador de Houston. A Yao se le dio el papel de líder del equipo, y pese a su reciente lesión, está es la temporada en la que más cómodo ha estado, y el y Scola han formado una de las mejores parejas interiores de la liga. 

 

 

Cada uno podrá sacar su propia conclusión, pero he aquí la mía: El éxito de Houston radica en un hombre que se sienta cada partido en el banquillo del Toyota Center. Un genio hace años en Sacramento, y hoy en día, en los Rockets. Hablamos de Rick Adelman.


Sobre esta noticia

Autor:
Fernando Martín (4 noticias)
Visitas:
3650
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.