Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Hanna A. N. escriba una noticia?

El proyecto Galileo

22/02/2010 13:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El sistema que eliminará la dependencia de la Unión Europea de los sistemas de localización norteamericano y ruso

El sistema global de navegación por satélite (GNSS) desarrollado por la Unión Europea (UE), conocido mundialmente como GALILEO, es uno de los proyectos más ambiciosos de la agencia espacial europea (ESA). Es un proyecto que surge de la necesidad que tiene Europa de disponer de un sistema de posicionamiento por satélite independiente del GPS o el GLONASS, sistemas americano y ruso, respectivamente. Además la precisión de los sistemas antes mencionados cuando de aplicaciones no-militares se trata es baja y no hay garantía del servicio al ser dependientes de otras naciones que no forman parte de la Unión Europea. Por otro lado, ambos sistemas han utlizado la degradación de la señal en receptores civiles. En el caso del GPS estadounidense la disponibilidad selectiva ha venido produciendo errores intencionados de la señal hasta el año 2000. El sistema GALILEO en cambio se presenta como un proyecto pensado primordialmente para aplicaciones civiles que son un campo en expansión en lo que a sistemas de localización se refiere. De todos modos existen acuerdos tanto con EEUU como Rusia que posibilitan la interoperabilidad del GALILEO con el GPS y el GLONASS, logrando así una Norma Mundial de señales abiertas en el mercado GNSS.

El programa GALILEO se espera poner en marcha en 2014 tras disensiones notorias entre los países participantes al producirse la necesidad en su momento de financiación mediante fondos públicos ya que algunos de los consorcios clave abandonaron el proyecto. A pesar del retraso, este sistema es considerado como una vía para el incremento del despliegue tecnológico en Europa, al haber estimaciones de que creará más de 100.000 nuevos puestos de trabajo y un mercado de equipos y servicios, que se pueden evaluar en 200.000 millones de euros en 2014.

La navegación por satélite consigue el posicionamiento de un receptor terrestre midiendo las distancias al mismo de al menos tres satélites. La distancia a un satélite se puede definir mediante una esfera con diferentes soluciones. Si se combinan las tres esferas se halla una intersección que define un área común que es la solución única y contiene la posición del receptor terrestre, que es desconocida. La precisión en la medición de la distancia a cada satélite se traduce en una reducción del área común. En la práctica el receptor terrestre capta señales de tiempo desde los satélites, y las transforma en distancias. La precisión de las señales de tiempo que emite el satélite, que son medidas de tiempo, dependen de la estabilidad del reloj a bordo del satélite. Sólamente los relojes atómicos garantizan una precisión elevada, del orden de nanosegundos.

El proyecto GALILEO está conformado por 30 satélites, divididos en tres planos orbitales, a una altitud de 232.222 kms, ofreciendo cobertura a toda la superficie terrestre. Para el control de esta constelación de satélites, al igual que en sus sistemas predecesores, dispone de diferentes estaciones de control en la tierra. Este programa está pensado para incrementar la fiabilidad en los sistemas civiles y ofrecer independencia a Europa. Otra diferencia con los dos sistemas antecesores es que no ofrece todos los servicios gratis. Ofrece de manera gratuita el Open Service, con precisión reducida. Para alta precisión el usuario deberá pagar. Se busca garantizar un error en las medidas inferior a 1 metro.

La animación muestra la constelación de los satélites de Galileo, cómo ellos se mueven alrededor de la tierra, y cómo un gran número de satélites puede ser visto desde una posición de la tierra.

El mercado de aplicaciones de GALILEO está en la transmisión de información vía satélite en TV, telefonía, redes de datos, internet, marina y aviación. Se prevé que para 2020 utilizarán Galileo 120.000 aeronaves, incluidos helicópteros.

Pero GALILEO no se limita a las aplicaciones empresariales. Se convertirá en una herramienta de inestimable valor para los servicios de emergencias: bomberos, policía, ambulancias, rescate de montaña y de mar, incrementando su respuesta de actuación enormemente. Por otro lado en el campo de la sanidad, las personas mayores o con disminuciones psíquicas que se pierdan, podrán o pedir auxilio o estar localizables mediante receptores GALILEO diseñados para ese uso.

Existen muchos otros sectores que saldrán beneficiados con este proyecto: urbanismo, sistemas de información geográfica, obras públicas, agricultura y protección del medio ambiente. Pero sin lugar a dudas, la aplicación estrella de este sistema son las empresas de transporte: aviación, marina, ferrocaril y carretera. En el campo de aviación civil GALILEO se puede usar en las distintas fases de vuelo: durante el despegue, en vuelo de crucero, en la maniobra de aproximación y aterrizaje, y en el guiado de la aeronave por las pistas, en condiciones de baja visibilidad. En navegación marítima, se incrementará la calidad y precisión de las medidas. En adición, se incluye la navegación fluvial y de canales, en donde la circulación en dos sentidos exige al sistema una precisión máxima. En el tráfico por carretera el empresario podrá saber dónde se encuentran exactamente cada uno de sus camiones, taxis o coches. De este modo se mejora la atención al cliente. En este campo existen diferentes aplicaciones con GPS, por ejemplo, pero la funcionalidad de GALILEO es mejorarlos. En el tráfico ferroviario la utilidad viene a ser análoga a la anterior, derivada de la necesidad de conocer en cada momento y con la mayor exactitud posible dónde se encuentran los trenes o convoys. Esto implicaría evitar muchos accidentes al avisar a los maquinistas si existe algún desvío o posible colisión.

GALILEO será sin duda una revolución en los sistemas de localización geográfica y proveerá a Europa de una expansión económica y un desarrollo civil y urbanístico difícilmente previsible. Mientras tanto, podemos disfrutar del sistema EGNOS, introducido en 2005 como mejora de los sistemas existentes, que se integrará con GALILEO cuando éste se ponga en marcha.


Sobre esta noticia

Autor:
Hanna A. N. (1 noticias)
Visitas:
3474
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.