Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

El PP, todo bien; el PSOE, todo mal

04/03/2011 14:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cabos sueltos

El PP, todo bien; el PSOE, todo mal

A la crisis económica a escala mundial, que no supo nadie predecir en su temible potencialidad -ni siquiera el Fondo Monetario Internacional, con Rodrigo Rato de máximo responsable-, le ha sobrevenido de `pronto la crisis profunda energética, muy vinculada evidentemente al petróleo. Rato en todo caso fue durante ocho años vicepresidente de Economía y Hacienda del Gobierno popular. Se le atribuyó -en gran parte y con razón- la buena marcha de la economía española, aunque fuera Aznar el que se colgaba las medallas. Esta apropiación indebida la hizo, en efecto, Aznar, hasta el extremo de que llegó a declarar a la prensa -y sin sonrojarse- que “el milagro económico era él”.

Esta segunda crisis es consecuencia de la oleada de revoluciones que están poniendo del revés – en busca de la libertad, la dignidad y la cohesión social- a numerosos países árabes o, en general, musulmanes. Han caído ya dictadores hasta ahora intocables, mientras observamos, con esperanza y a la par con inquietud, un escenario que nadie tampoco había previsto. Los Gobiernos occidentales y los organismos internacionales como la ONU o la UE han reaccionado -frente a este fenómeno de cambio exigido desde la calle- dando tumbos, generando contradicciones y equivocándose en muchos aspectos.

Con el paso cambiado

Cuando se derrumbó el Muro de Berlín, que provocó nada menos que el fin de la URSS y el de sus satélites, la noticia cogió a todo el mundo con el paso cambiado. Se vislumbraba que algo nuevo podía producirse, pero se descartaba el desplome casi fulminante del comunismo Algo similar sucede en la actualidad, salvadas todas las diferencias, respecto a las movilizaciones de millones de ciudadanos que han dicho basta, aun jugándose sus vidas, a unas situaciones insoportables y con habituales excesos esclavistas, sin derechos humanos ni libertades democráticas y sin atisbo de Estados de Bienestar. En cierto modo, las revoluciones de estos días y la revolución francesa tienen muchos puntos en común.

La derechona bombardea

Pues bien, cuando el Gobierno legítimo de España ha tomado medidas para estimular el ahorro energético, ha sido bombardeado por la derechona y por los medios de comunicación cavernarios, como si estuviéramos siendo gobernados por una pandilla de imbéciles, impresentables e ineptos. Unos cuantos – y son muchos- chulapones, fulleros, petimetres y tiranuelos mediáticos se encargan de mantener vivo el fuego de los insultos, las descalificaciones y los vituperios. Tal es su oficio que les facilita, desde el estado mayor de Génova 13, emolumentos y canonjías sin duda envidiables.

Como gusanos

En 2002, el ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos apagó las farolas de las autovías para ahorrar energía. Lo ha contado el colega Nacho Escolar en Público y lo hemos difundido en ELPLURAL.COM. Los alborotadores periodísticos de aquella época callaron como gusanos. Lo hacía Cascos – ahora traidor- y bien hecho estaba. Pero si en lugar de bajar la velocidad de los automóviles de 120 kilómetros por hora a 110, el Gobierno la hubiera subido a 130 también le habría venido encima un huracán de críticas. Y si hubiera dejado la velocidad en 120, habrían vociferado acusando al Gobierno de ser un grupo de holgazanes, incapaces de hacer nada. Olvidan y tratan de silenciar siempre que este Gobierno ha sido el único en España que se ha tomado en serio la imperiosa necesidad de recortar las cifras de los miles y miles de personas muertas por accidentes viales. Los datos positivos ratifican el acierto del ministro del Interior y de sus colaboradores como Pere Navarro, director general de Tráfico.

Cantinela malvada y perpetua

Estamos ante una cantinela malvada y perpetua. Aznar fue un valeroso y lúcido patriota que acogió la tregua de ETA. Sin embargo, José Luis Rodríguez Zapatero traicionó a las víctimas del terrorismo aprobando el proceso de paz para Euskadi y además coqueteó, y sigue coqueteando, con los etarras. El problema no es lo que se hace, sino quien lo hace. El PP todo lo hace bien y, si se equivoca, no es deliberadamente. El PSOE todo lo hace mal y, si se equivoca, es porque lo lleva en sus genes.

Enric Sopena es director de ELPLURAL.COM


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
2781
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.