Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Nnnh escriba una noticia?

El Poder de la Atracción

21/08/2009 00:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Todos los humanos nos sentimos atraidos por algunas cosas, pero preferentemente en lo sentimental la atraccion depende de la sexualidad de cada uno

Nadie esta obligado a amar a nadie

Es una de las reglas más básicas que hay que aprender. Si no interesamos a una chica es totalmente inútil tratar con todos los medios posibles de estar a su lado, o tener con ella comportamientos super amoldables, disponibles o hasta serviles. Es inútil querer estar a sus pies y tratarla como una reina porque usted ha oido decir de muchas mujeres (y quizás de ella misma) que las mujeres aman a los hombres atentos que se ocupan siempre de ellas y que están constantemente a sus pies. Tomando a la letra estos deseos femeninos, usted se habrá armado de todas estas bellas cualidades y ha empezado a actuar exactamente de esta manera... Quizás, no ha sido correspondido y usted habrá insistido, preguntando razones y explicaciones que no ha podido obtener, diciéndole quizá que usted haría cualquier cosa para hacerla sentir feliz a su lado...

¡Ay!, no siempre hay que creer en lo que las mujeres creen desear y a lo que ellas sueñan en voz alta. La realidad es bien diferente y en la mayoría de los casos, es todo lo contrario que las atrae realmente. Claro, el hecho de ser tratada como una reina puede gustarle a una mujer que ya está enamorada, pero hasta en este caso, la actitud a tomar debe ser sutilmente diferente, ya que siempre hay que alimentar la atracción, hasta después de haberla obtenido. En este programa de seducción, se hablará de todo eso.

En regla general, el seductor empieza con tantear el terreno, usa sus técnicas de seducción para seducir a una mujer, trata de interesarla con varias técnicas, pero todo eso no garantiza que la chica se dejará seducir al final. A pesar de los mitos, de las novelas y de los cuentos, nadie puede seducir absolutamente a todas las mujeres. Usted puede intentar, puede ser muy hábil y muy sutil, pero al final, si una mujer no le corresponde, lo mejor es soltarla, ya que no podemos obligar a nadie a amarnos, intentarlo es caer inevitablemente en el error y en el fracaso, por lo menos en la gran mayoría de los casos. Desde el momento que usted comprenda que una chica no está interesada, tanto más usted tratará de ser "buen chico", "amable" y "comprensivo", más ella lo echará de lado. Sepa que es realmente difícil encontrar a alguien que nunca ha cometido este error o que no lo haya cometido al menos una vez. Y lo peor es que en la mayoría de los casos, los hombres nunca comprenden por qué las cosas terminan así.

Usted puede ser un buen seductor, pero nunca puede crear una atracción que no existe o que no ha nacido. Es verdad que puede pasar también que una mujer puede no sentirse atraída al inicio y que luego pueda cambiar completamente de idea, pero cuando eso sucede, sucede porque ella ha visto en usted cosas que no había visto antes, no es porque usted se ha puesto a correr detrás de ella, peor, más usted hace eso, más fracasará. La atracción se crea de una forma totalmente natural en la mujer, o nunca. El hombre muy hábil puede siempre tratar que esto pase naturalmente, puede ayudar el proceso, pero no tiene ninguna esperanza de éxito adoptando el comportamiento que hemos descrito arriba. Acuérdese de una cosa: usted no puede crear ningún tipo de atracción en otra persona. Si hay una atracción es la misma persona atraída quien crea esta atracción en su mente y no usted. Todo lo que usted podría hacer es favorecer esta clase de autosugestión que es la atracción, pero no podrá jamás crearla usted mismo o suplicar a una mujer a que lo haga. Quizá usted no percibe lo sutil de la diferencia, pero es extremadamente importante y depende de su éxito.

En todo el curso de este programa, se le enseñará que las mujeres no se sienten atraídas por individuos poco seguros de sí mismos, débiles, suplicantes y necesitados.

Claro, es muy fácil hacerse la idea que ser un chico amable, acomodado, disponible y predicible sea eficaz. Es su tendencia natural, por lo cual es más fácil adaptarse a ella. Pero, la realidad es que se trata de un falso mito, no es cierto, absolutamente. Peor, comportándose así, usted tiene hasta probabilidades de perder una mujer que ya ha podido enamorar. Hay mujeres en las que el instinto materno lo supera todo y que podrían interesarse de un hombre con una tal actitud. Pero estas mujeres son muy raras. Hay también mujeres muy dominantes que poco a poco toman el control de la vida de un hombre, pero estas mujeres son raras también, y, además, ¿a quien gustarían ellas? Palabra de honor, a muy poca gente.

Entonces, para el seductor inexperto es tal vez muy difícil evitar esta horrible situación de hacerse echar de lado sólo por haber sido disponible. Sin embargo, hay que evitarla.

Estudios en psicología fenemina (necesarios en ciencias del comportamiento, pero cualquiera puede llegar a estas conclusiones con un poco de experiencia de las mujeres), han mostrado las realidades siguientes:

La atracción no es algo que se elige

La atracción tiene su vida y sus reglas. Si me siento atraído por algo, no es porque lo he elegido. Mi interés nace simplemente en mí, y eso puede nacer por las influencias que el objeto de mis deseos puede tener sobre mí, como puede nacer por causa de ciertas características que tiene, o también puede nacer por lo que hace espontáneamente (si se trata de una persona), o por toda otra razón. Lo que es cierto es que el objeto de nuestros deseos, no es necesariamente el objeto de los deseos del Señor Todo el Mundo, podría serlo de varias personas, pero nunca de todo el mundo.

¿Por qué? Simplemente porque el deseo nunca es creado por la cosa deseada, es una sugestión que se crea en la mente de la persona que desea. Este proceso puede ser favorecido, sobretodo conociendo la psicología de la persona que queremos seducir, y es de hecho el trabajo principal del seductor, pero nada de eso es matemáticamente cierto y no hay nada garantizado de antemano. Eso se ha dicho ya y no nos cansaremos nunca de repetirlo: no se puede crear una atracción que no existe en una persona que no está naturalmente predispuesta hacia nosotros. La seducción puede ayudarnos a avanzar todas las veces que hay al menos un poco de predisposición en una mujer, y, que usted lo crea o no, hay un gran número de mujeres que pueden potencialmente ser seducidas por un hombre dado, es suficiente conocer los medios apropiados, ya que sin saber nada sobre la seducción se tienen muchas menos oportunidades. Pero queda cierto que hasta un gran seductor puede fracasar. La diferencia es que el seductor experto casi siempre sabe si fracasará o no y por eso parece que nunca fracasa.

Otra de las grandes habilidades del seductor es saber aceptar un posible rechazo, sin bloquearse ni desanimarse frente al fracaso. El seductor debe saber determinar cuando puede continuar o cuando es mejor abandonar la lucha. Continuar después de haber descubierto que no hemos podido despertar la atracción en la persona que estamos seduciendo es un gran error.

Las mujeres no son tan simples; claro, un hombre guapo siempre produce su efecto, pero, una mujer va generalmente más allá. El aspecto físico puede impresionar a una mujer no más de cinco minutos, aunque usted no lo crea. No cometa el error de interpretar el pensamiento de las mujeres según su punto de vista masculino. La mayoría de los hombres buscan sobretodo el lado sexual y físico de las mujeres, un hombre acepta a cualquier mujer que se le de y que le resulte agradable y aprovecha de toda ocasión para tener sexo. No es lo mismo en el caso de una mujer. Una mujer acepta a un un hombre por razones más profundas, para sentir atracción hacia un hombre hay que alimentar sus fantasias y sus ilusiones, ya que la mujer siempre piensa a largo plazo y se deja influenzar por el aspecto físico a lo sumo por una aventura y nada más. Las cosas que encienden más el interés de una mujer son la personalidad y todas estas otras cualidades tipicamente masculinas como la fuerza, la dominación, la potencia sexual, la capacidad de guiar y proteger, la seguridad, el sentido de la aventura, de la diversión y del humor, la indiferencia, la fascinación, el carisma, la confianza en sí, la arrogancia interesante, la superioridad, el liderazgo y así sucesivamente.


Sobre esta noticia

Autor:
Nnnh (2 noticias)
Visitas:
12217
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.