Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emevesa escriba una noticia?

El Miedo y la O.E.A

01/08/2009 12:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Reflexiones sobre la actuacion de la OEA respecto a Honduras

La Carta de Las Américas es un arma de doble filo. Su finalidad original, propuesta por Rómulo Bethancourt, era ponerle freno a las típicas asonadas militares tan frecuentes en Latinoamérica desde la Independencia. Un ejemplo más de “vender el sofá”. Los médicos saben que sanar requiere atacar tanto síntomas como causa de la enfermedad. La fiebre, el dolor, etc. son síntomas a ser atendidos con prontitud para aliviar al enfermo pero estos síntomas regresarán de no eliminarse la enfermedad que los causa. El problema no son los golpes militares, el problema es la manifiesta tendencia de los pueblos de ser eminentemente viscerales o emocionales a la hora de escoger sus gobernantes. El problema está en que los políticos, teniendo esto bien claro, prefieren el populismo como medio para alcanzar el poder. Ningún país está exento de esta lacra pero en la medida que sus pobladores tienen un mayor nivel educacional la influencia de proclamas populistas es cada vez menor.

La O.E.A., a diferencia de la O.N.U. y la Unión Europea, centra sus mejores esfuerzos en el aspecto político y hace muy poco por el desarrollo y crecimiento intelectual de los latinoamericanos. Le tienen tanto miedo, pavor en realidad, al “lobo militar” que se preocupan más por los síntomas que por la enfermedad. Ese mismo miedo contagia a los funcionarios de la O.E.A. y sobre todo, al Secretario General. Este personaje se devana por mantener las aguas tranquilas en la política continental y se acoge al estilo del célebre apaciguador del hitlerismo Neville Chamberlain quien sacrificó a Checoeslovaquia por un supuesto BIEN MAYOR, mantener la paz. Ya sabemos en que terminó esa mamarrachada. Como no puede apaciguar a los vocingleros se empeña en convencer a los demócratas para que no se atraviesen en el camino de aquellos.

El último ejemplo de su nefasta inclinación es Honduras. Al grito de “viene el lobo”, por haber sido las fuerzas armadas de ese país quienes siguiendo órdenes de la Corte Suprema de Justicia arrestaron a Zelaya, se presumió que se trataba de una nueva asonada militar. Se olvidaron, periodistas, políticos, etc. de una máxima esencial “ANTES DE OPINAR INFÓRMATE”. El procedimiento a seguir era el envío inmediato de una comisión que investigará en el sitio que ocurrió, por qué, cómo y quiénes. No entiendo como la O.E.A. decide que “a juro” un solo individuo tiene la razón frente a todos los demás. La Corte Suprema de Justicia, el Congreso en pleno, todos los partidos políticos, el Defensor de los Derechos Humanos, la Fiscalía General. la Procuraduría de la Nación, las Iglesias y la mayoría de las organizaciones civiles concuerdan en que la destitución de Zelaya no solo fue necesaria sino legal. Entonces un pequeño grupo de vocingleros le infunden pánico a veintitantos países para imponer su punto de vista, obviando la información. El grupito por ser el destituido su amiguito, los demás por no tener la hombría de enfrentarlo. Es preocupante que los gobiernos de Chile, Perú, Uruguay, México, Canadá y Estados Unidos prefieran sacrificar un pequeño país para apaciguar a unos cuantos gritones desenfrenado


Sobre esta noticia

Autor:
Emevesa (1 noticias)
Visitas:
3335
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.