Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Autoayuda escriba una noticia?

El miedo social

25/12/2009 12:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Existen personas que se sienten incómodos cuando conocen gente nueva y por esta razón se pierden buenas oportunidades; que tienen miedo de hablar en público y que no pueden superar una fobia social que suele disminuir sensiblemente sus posibilidades.

Una fobia es un miedo irracional a algo que normalmente no produce ese exagerado temor.

Los tímidos pueden padecer de fobia social sin darse cuenta, creyendo que sus dificultades para relacionarse es sólo una característica de su carácter.

Una fobia se distingue cuando una persona está dispuesta a cambiar todo con tal de eludir algo que teme en particular.

No es difícil detectarla porque trastorna la vida total del paciente, tanto social como laboralmente.

En la adolescencia, que es la etapa del desarrollo en que la tolerancia a la frustración y la resistencia a la crítica son menores y se tienen menos recursos para enfrentarlas, es cuando comienzan a notarse los primeros síntomas.

La ansiedad que les genera a esta gente, las situaciones en las que se siente insegura con respecto a su aspecto, a su conducta o a su manera de pensar le hace evitar determinados encuentros sociales y aislarse.

La etapa adolescente, conflictiva de por sí debido a los múltiples cambios que exigen adaptación, puede verse aún más agravada con una respuesta de mayor aislamiento, sentimientos de baja autoestima y con depresión.

La familia puede evitar males mayores si está dispuesta al diálogo y le aporta al joven el apoyo que necesita.

Los síntomas son fáciles de reconocer cuando ocurren, porque la persona afectada se aísla, disminuye su rendimiento, falta a clase, está irritable, triste, indiferente o cambia de humor bruscamente.

La persona con fobia social, se niega a integrarse a un grupo y se refugia en actividades solitarias y pasivas como ver televisión, jugar con máquinas electrónicas o dormir demasiado.

Estas personas no están dispuestas ni siquiera a atender la puerta ni el teléfono y tampoco quieren viajar ni comer en lugares públicos. Pueden sufrir de temblores, taquicardia, tensión nerviosa, dificultades de concentración y de ataques de pánico.

Demasiados centrados en ellos mismos, permanecen demasiado atentos a sus sensaciones corporales, tienen una cantidad de síntomas físicos pasajeros y recurrentes, se adelantan a pensar en las situaciones que temen y tienen terror de hacer el ridículo.

La paradoja es que aunque su autoestima es baja por otro lado piensan que son tan importantes como para que todos los estén mirando y evaluando y permanezcan pendientes de ellos.

Una terapia cognitiva puede dar buenos resultados, que tendrá como objetivo aprender a ir enfrentando de a poco cada una de las situaciones temidas con más coraje, tratando de confiar en si mismos sin pretender ser perfectos.

A algunos les resulta operativa la técnica del "como si" para ayudarse frente a experiencias que los atemorizan, que consiste en "actuar como si fueran otra persona".

Pero definitivamente lo que libera eficazmente de una fobia es la contra fobia, o sea atreverse a enfrentar aquello que más se teme la mayor cantidad de veces posibles, para desensibilizarse y poder hacerlo después espontáneamente.

Cuando esto se logra, la persona se convencerá que en realidad no le pasó nada malo y que por el contrario se sintió mejor de lo que suponía.

Esta sensación tiene la propiedad de terminar con el condicionamiento y ayudar a lograr el dominio de si mismo.


Sobre esta noticia

Autor:
Autoayuda (83 noticias)
Fuente:
blogparatiautoayuda.blogspot.com
Visitas:
5407
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.