Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Susy De Gordon escriba una noticia?

¿El matrimonio, para toda la vida?

19/10/2009 08:32 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

En esta epoca como quizas en ninguna otra, la solución aparentemente perfecta para todo problema dentro del matrimonio, es el divorcio... pero, ¿Será o no lo correcto?

No todos los casos son iguales, ni todas las circunstancias las mismas; pero la sociedad del matrimonio es un vínculo sagrado que tanto hombres como mujeres, debemos considerar nuestra prioridad en la vida.

A nuestro alrededor vemos cientos de parejas descontentas, desencantadas, desesperadas si se quiere, por un matrimonio infeliz. Vemos hijos confundidos, viviendo dobles vidas; teniendo dos hogares. Hijos que no tienen la culpa, ni tienen por qué pagar los platos rotos.

Con cuantas ilusiones nos casamos, cuanto amor nos envolvía entonces; cuantos planes hicimos juntos... y ahora? Qué sucedió al cabo de un tiempo? Pues bueno, resulta que después de la "luna de miel", se acaba la luna, pues volvemos a poner los pies sobre la tierra y a veces, también queda poca miel. Las responsabilidades propias de nuestro nuevo rol, la pugna de poderes que se desata dentro del nuevo hogar recién conformado, el entorno que nos rodea, todo influye para que empecemos realmente a saber lo que es bueno...

La única manera en que logremos una sociedad con matrimonios duraderos, de esos que son ejemplo para las nuevas generaciones; es aprendiendo a ceder y a amar como Dios nos ha enseñado a través de Su Palabra. Quiero compartirte una porción de ella, y espero que a medida que vas leyendo esta porción de las Escrituras, puedas irte identificando con muchas de estas características del amor verdadero:

No importa si tienes pocos meses de casado, si son muchos años, si es una eternidad juntos... Dios es un Dios de oportunidades

"Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe. Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy. Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve. El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta..." (1 Corintios 13:1-7)

Dirás quizás: "Pero yo no puedo amar de esa forma!" Y tienes toda la razón! Humanamente es imposible hacerlo, nuestra naturaleza no nos lo permite; no podemos ceder ante una injusticia, creemos imposible perdonar una traición, no somos capaces de ceder nuestros derechos por nada ni por nadie. Pero Dios en tí sí que lo puede!! Una vez escuche que quien está listo para el matrimonio, es aquel que está dispuesto a: dejar de comer, para que el otro coma, no dormír para que el otro duerma, dejar de vestirse, para que el otro se vista; morir para que el otro viva! Tremendo verdad? A ese grado de desprendimiento debemos llegar para decir estoy listo para casarme? Pues creo que indudablemente si! Es la única forma en la que busques el bien para el otro en lugar de tu propio bien; es la única manera en la que todo lo sufras, todo lo creas, todo lo perdones, todo lo esperes y todo lo soportes.

Tampoco quiero decir que el matrimonio es sinónimo de martirio eterno! No, parecería por todo lo dicho anteriormente, pero para nada! Es solamente el hecho de que vayas dispuesto a todo esto y que en un principio lo hagas, para que en la medida de tu siembra en un buen terreno (que es tu relación de pareja), vayas viendo los frutos en un futuro cercano; es decir que, tu actitud es una semilla que va sembrandose en el corazón del otro, hasta que empiece a germinar y darte fruto y fruto en abundancia. No hace falta ser un agricultor para saber que una semilla muy pequeñita, da varios frutos, abundantes y continuos. De igual forma, necesitas darle mantenimiento a tu siembra y cuidar y regar con amor ese huerto; para que jamás carezcas de abundante fruto en tu matrimonio.

No importa si tienes pocos meses de casado, si son muchos años, si es una eternidad juntos... Dios es un Dios de oportunidades y siempre está dispuesto a darnos una mano si se trata de empezar algo de nuevo. Hoy es un buen día para empezar a sembrar, a ceder, a perdonar, a buscar el bien para el otro, a morir para que el otro viva... total, ¿No es el matrimonio lo que le da sentido a tu vida? ¿No es esa sensación de tener un hogar al cual volver, el que te mantiene seguro? ¿No son los problemas por resolver en el hogar los que te ayudan a ser mejor cada día? ¿No es tu familia la motivación que te impulsa a seguir adelante a pesar de todo?

Necesitas darle mantenimiento a tu siembra y cuidar y regar con amor ese huerto; para que jamás carezcas de abundante fruto en tu matrimonio

No puede sentirse exitoso aquel que a fracasado en su matrimonio, aun cuando haya triunfado en todo lo demás...


Sobre esta noticia

Autor:
Susy De Gordon (25 noticias)
Visitas:
15994
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

MAGGY (20/07/2011)

ES LA PURA VERDAD ES CIERTO TODO ME GUSTO ... MUY LINDA REFLEXION