Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Eowyn De Camelot escriba una noticia?

El Maresme con Libia

09/04/2011 00:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Querid@s lector@s, aquí os paso la resolución que ha elaborado, con un poco de colaboración de la que suscribe, la gente de Comunicación del PSUC-viu del Maresme (bonita comarca de Barcelona entre el mar y la montaña adonde esta bloguera se ha desplazado hace poco). Esperamos que esto suponga el punto final a mi época de vacas flacas bloguiles y que el tiempo y el mal remunerado trabajo me permita actualizar esta cosa más a menudo de aquí en adelante.

Por cierto, hoy se celebra (es un decir) el octavo aniversario de la muerte de José Couso, un símbolo de la inutilidad, intereses creados y afán manipulativo de todas las guerras, sobre todo imperialistas.

Resolución del PSUC-viu del Maresme sobre la intervención militar en Libia

El PSUC-viu del Maresme quiere manifestar su rechazo frontal a la intervención militar de Libia en la que el gobierno del PSOE, apoyado incondicionalmente por el PP y con la oposición en solitario de Izquierda Unida y el Bloque Nacionalista Galego, ha enredado al Estado español. Creemos que esta agresión imperialista, aunque emprendida con la excusa de legalidad de la Coalición de París, es tan inmoral e ilegítima como la guerra de Irak auspiciada por la infausta Coalición de las Azores.

A pesar de que condenamos enérgicamente el régimen de Muamar el Gadafi y de que damos nuestro pleno apoyo a las legítimas aspiraciones de libertad e igualdad de la ciudadanía libia, así como al resto de movimientos populares que están consiguiendo importantes cambios en diferentes países del mundo árabe, estamos firmemente convencidos de que cualquier acto de agresión contra Libia o contra cualquiera otro Estado soberano, provocará más sufrimiento, enfrentamientos y refugiados dentro y fuera del país, exacerbando el conflicto y dificultando la solución, aparte de desestabilizar aún más la región del Magreb y Oriente Medio. Sin ir más lejos, el desastre de las guerras en Irak y Afganistán, teóricamente emprendidas en nombre de la salvaguarda de los derechos humanos y la democracia, han producido centenares de miles de muertos y millones de desplazados.

Más sobre

Esta agresión militar imperialista no contribuirá a la alentadora ola de revueltas contra la tiranía en el mundo árabe, que ya ha derrocado a dos dictadores marionetas de occidente, sino que sembrará la duda sobre qué intereses defienden realmente los aliados, si los de los pueblos oprimidos por las dictaduras o las de las potencias occidentales, aunque nosotros y nosotras no tenemos dudas al respecto: es incuestionable que los aliados no han atacado Libia porque están preocupados por la represión que sufre el pueblo de este país, puesto que sus problemas no les preocupaban hasta hace unos días y conflictos similares siguen sin preocuparles en el resto del mundo; por el contrario, son los intereses geoestratégicos, económicos, energéticos y políticos los que han motivado la resolución adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU, destinada a servir de tapadera a los propósitos de los aliados. En estos momentos existen en el mundo 32 conflictos similares al de Libia, y ninguna coalición de países emprende una cruzada para la salvación de estos pueblos sojuzgados, porque eso no les reportaría ningún beneficio político o económico.

El PSUC-viu del Maresme también quiere incidir sobre la campaña de desinformación generalizada que se está llevando a cabo para apoyar la intrusión bélica de la OTAN y de sus acólitos, manifestando que no hay alternativas al ataque si se quiere ayudar a la población libia, incluso con la sesgada comparación con la indefensa España de la Guerra Civil, y al mismo tiempo guardando silencio sobre las graves violaciones de los derechos humanos promovidas por Israel o sobre el aplastamiento por parte de Bahrein y Arabia Saudí del levantamiento de sus ciudadanos. Otro aspecto de estas manipulaciones son las implícitas o explícitas acusaciones al movimiento pacifista y de solidaridad internacional, del que el PSUC-viu se siente partícipe, de mirar para otro lado o incluso de apoyar a Gadafi, algo especialmente repugnante porque esos mismo que nos critican son los que continúan vendiendo armas a países más que vulneran los derechos humanos; en el caso concreto de Libia, los mismos que hasta ayer le bailaban el agua a su tirano y que se oponen a cualquier sanción política y diplomática a Israel, Arabia Saudita o Marruecos hasta que respeten los derechos humanos. Unos cuantos ejemplos: las llaves de la ciudad de Madrid fueron entregadas en acto solemne a Gadafi en 2007 por el alcalde Alberto Ruiz Gallardón, con la connivencia del PSOE y la única oposición de Izquierda Unida; en el mismo año Zapatero y Bono visitaron Libia, y desde ese momento las ventas de armas al dictador libio aumentaron exponencialmente, hasta cifras insultantes.

No nos dejemos engañar por consignas interesadas: sí hay alternativas. Aunque los pasos que Venezuela y otras organizaciones como la Unión Africana han dado en busca de una solución pacífica del conflicto no han sido adecuadamente difundidas por la prensa del sistema, la historia reciente nos habla de casos como el de Sudáfrica, en el que, sin la utilización de bombardeos, la comunidad internacional contribuyó a que el Apartheid pasara a los libros y fuera sustituido por una democracia en la actualidad consolidada. Los medios civiles como bloquear las cuentas de los dictadores, renunciar a venderles armas para dejarlos sin herramientas de represión contra sus ciudadanos o aislarlos políticamente han demostrado ser mucho más efectivos que la violencia y por si fuera poco no requieren una contraprestación en vidas humanas.

En resumen, las bombas de ninguna manera pueden traer la protección y la justicia social a la ciudadanía, y la expresión "guerra humanitaria" no es más que un evidente contrasentido. La intervención militar no es el camino, y los hombres y mujeres del PSUC-viu del Maresme no pensamos apoyarla, ni en este caso ni en ningún otro.


Sobre esta noticia

Autor:
Eowyn De Camelot (136 noticias)
Fuente:
bosquedebrocelandia.wordpress.com
Visitas:
2345
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.