Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miguel Cuevas escriba una noticia?

El Lotus escándalo

09/09/2009 21:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La imagen gráfica del senador David Jiménez Rumbo a bordo de un deportivo y costoso automóvil de importación, en la paternal tarea de recoger a su hijo en la escuela pública Ignacio Manuel Altamirano,

El Lotus escándalo.

La imagen gráfica del senador David Jiménez Rumbo a bordo de un deportivo y costoso automóvil de importación, en la paternal tarea de recoger a su hijo en la escuela pública Ignacio Manuel Altamirano, es un grosero contrasentido a la imagen austera y republicana que debe brindar, precisamente, un representante del Pacto Federal que da vida a la República Mexicana.

¿Que intenta El Senador Jiménez Rumbo? ¿Acaso apantallar a los pobres paterfamilias que con gran esfuerzo económico llevan a sus hijos a una escuela pública? Acaso restregarles en pleno rostro el dispendio a que tiene derecho un senador de izquierda. David Jiménez Rumbo como ciudadano, podría comprarse para su uso personal el Transbordador Espacial de la NASA, muy su estilo de vida y gusto personal, pero lo que no debe perder de vista, que hoy por hoy, es Senador de la República por el estado de Guerrero, es un personaje público sujeto al juicio popular y al índice de fuego de los guerrerenses.

Ciertamente que el caballo no hace al jinete, ni lo ennoblece, ni lo educa o caso contrario: un buen automóvil, cuanto más envanecería a su conductor, pero no lo pervierte; recordemos el caso de López Obrador, que intentado destacar su imagen de hombre respetuoso y republicano de la necesidad de la gente, ladinamente viajaba en un modesto Tsuru, cuando su famoso chofer de lujo, Nico, ganaba mensualmente, tanto como el propio valor del automóvil.

Si quisiéramos encontrar el valor moral a la enseñanza de un político pretendiendo engatusar a la opinión pública con sus desplantes de austeridad republicana; u otro, ostentando en lujosos automóvil europeo, la riqueza económica que genera un espacio en el Senado mexicano. Para nadie es un secreto la rapidez con que las posiciones políticas en México generan exorbitantes ingresos, cualquier hijo de vecindad convertido en diputado o senador se convierte automáticamente en neo rico. Volviendo a la moraleja o enseñanza moral, pudiéramos decir que todo cabría bien en un decoroso término medio.

Porqué un exitoso político que ambiciona gobernar México tendría que darse baños de pureza montando un modesto automóvil, cuando en el México bárbaro de nuestros tiempos, la clase magisterial conduce vehículos de relumbrón y algunos hasta lujosas Humer. Igualmente, porque el senador David Jiménez Rumbo, tuvo el desplante de asestar tan tremenda cachetada, en la mejilla ruborosa y avergonzada de su pobreza del estado de Guerrero.

Porque los extremos, simplemente el término medio, para personajes en la mira de la opinión publica y al servicio de la ciudadanía, y cuyos ingresos, lujos y desplantes son pagados por los contribuyentes. Cuando se retiren y dejen a un lado la nobilísima labor de servir a la patria, entonces que cumplan con sus más caros anhelos.

En estos momentos, lo menos que puede hacer el senador, es cambiarse a una escuela que valla acorde al nivel económico que ostenta, porque seguramente tanta suntuosidad amarga la vida de las pobres amas de casa que recogen a sus hijos a las puertas de la escuela, hijos que también, seguramente, llevan sólo algunos pesos en el bolsillo para mal comer en el recreo.

Coyuca en calma.

En Coyuca de Benítez, este culminante periodo vacacional, atestó de vacacionistas locales y foráneos que degustaron de las playas, rio y laguna que adornan turísticamente la geografía municipal, al igual disfrutaron de la Feria de la Palmera que concluyo su edición 2009, causando estragos y desvelo en el ánimo de funcionarios y ciudadanos que aportan un gran esfuerzo en la tarea de dar calor y sustancia a tan exitoso evento.

La observación de rigor es el festín de agentes de tránsito contra turistas foráneos, a muchos de ellos se les retiró la placa con la consecuente bien ganada multa, pero creemos que en una época del año tan exigente en los espacios del primer cuadro de la ciudad, bien se puede ser tolerante con el visitante; recordemos de la vocación eminentemente turística del municipio, ganemos fama de excelentes anfitriones, ello nos recomendará mejor que cualquier publicidad. Muy mal se veía a turistas desesperados buscando al agente que les retiró la placa, pagaban antes que se reportaran las multas en las oficinas de tránsito.

Otra observación que apetece a la ciudadanía, es el aspecto deplorable de nuestro lábaro patrio, cuelga decolorado y sin bríos, ya con algunas rasgaduras y jirones cual estandarte de guerra. Coyuca ha tiempo dejó sus guerras atrás, por lo tanto el responsable de las cuestiones cívicas debe de procurar mantenerla lustrosa y orgullosa, como símbolo patrio, tiene sus procedimientos el remplazo. Por lo tanto dejemos de causar la impresión de descuido u omisión.

Comentarios:alma2061@hotmail.com.


Sobre esta noticia

Autor:
Miguel Cuevas (30 noticias)
Visitas:
7954
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.