Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Black Heart escriba una noticia?

El juego del amor

24/05/2011 22:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

A Sí es el juego del amor. Ligero y bello, pero a la vez tan comprometido como los juegos de los chicos. Sólo saben jugar los que estén en armonía consigo mismos y saben dejar atrás la rutina y las preocupaciones. En consecuencia, el primer paso en el arte de jugar consiste en relajarse. Precipitarse es el peor enemigo del amor, y el amor es mucho más que ir directamente al grano. ¿Cómo se consigue? De muchas formas. Para unos, puede ser un pase; para otros, una linda cena, una buena sesión de música o un baño en común. Además, están esos rituales eróticos personales que cada pareja llega a desarrollar con el tiempo. Saber valorarse a sí mismo y al otro, además de estar dispuesto a gozar, es el camino a recorrer y el secreto para convertirse en buenos jugadores, es decir, en buenos amantes. El juego amoroso tiene muchos componentes: el beso, las caricias, las palabras, las fantasías... El beso es un gesto fácil en nuestra cultura, una forma de expresión de amor e intimidad. Curiosamente, no es una costumbre universalmente extendida. Muchas tribus de África y Oceanía lo desconocen, y la antigua sociedad oriental, tan sensual y refinada en cuestiones de erotismo, practicaba toda clase de ritos amorosos, menos el beso. Además del beso, existen muchas otras caricias que acrecientan el deseo, aunque no todas excitan igualmente a todos. En esto, igual que en las fantasías eróticas, cada persona es un mundo. Todos llevamos un equipaje de recuerdos inconscientes y experiencias anteriores que nos hacen responder de forma individual a los diferentes estímulos. Es un hecho que es sexo se despierta, no sólo por simples mecanismos fisiológicos, sino por toda una cadena de asociaciones mentales que el individuo ha aprendido a lo largo de su vida a percibir como excitantes. Por eso, la individualidad en materia sexual es suprema, y lo que es deseable para una persona puede ser desagradable para otra. Esto hace que no sea fácil que la pareja encuentre complementariedad. No siempre dos personas que comparten inquietudes y gustos consiguen también una buena compenetración en el juego erótico. Hay mucho para aprender de sí y del otro. Hay que tantearse mutuamente con mucho respeto una vez adquirido ese conocimiento íntimo del otro, todo lo que haga la pareja para darse placer es válido. El único criterio válido en sexualidad es la satisfacción respetuosa y de común acuerdo de los deseos y de las necesidades. Esta satisfacción, al ser compartida con otra persona, enriquece a ambos participantes, no sólo física sino también emocionalmente. ?


Sobre esta noticia

Autor:
Black Heart (15 noticias)
Fuente:
reydecorazones2000.blogspot.com
Visitas:
1776
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.