Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gonzalo Sánchez Del Pozo escriba una noticia?

El independentismo entra en crisis

9
- +
10/10/2018 18:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El supuesto bloque monolítico que desde el independentismo catalán pretendía hacer frente al Estado ha estallado por lo aires al romperse el acuerdo entre Junts per Catalunya y ERC

Lo que hasta hace nada parecía un bloque monolítico, con unos independentistas, esa pequeña aldea gala, que se defendía del invasor, en este caso los partidos constitucionalistas, se ha partido haciéndose trizas.

Las diferencias de opinión entre los dos principales partidos independentistas, como son Junts per Catalunya y ERC, sobre la vía a seguir en el enfrentamiento con el Estado, con una ERC más pragmática y una Junts per Catalunya más radical y con ganas de «tirarse al monte», amenaza con unos nuevos comicios.

Seguir vindicando a los políticos presos

El principal escollo que ha hecho saltar todas las urdimbres en las que se había basado en pacto entre los independentistas, han estallado por la controversia de mantener el escaño de los políticos presos – la opción de Junts per Catalunya – o la más pragmática de ERC, que pretende que el acta de los diputados en prisión pase a la titularidad de independentistas que no estén entre rejas, y tengan por tanto libertad de obrar.

Pérdida de votaciones simbólicas

Aunque con poca «carga» política, pero si altamente simbólica, la ruptura del acuerdo de lo que fuera la extinta CiU y ERC ha provocado que se hayan perdido varias votaciones con una alta carga simbólica.

Entre ellas se encuentran una sobre la autodeterminación de Cataluña, otra que pretendía reprobar al monarca Felipe VI y por último otra que pretendía vindicar a lo que para los independentistas son los presos políticos y exiliados.

En el fondo de todo ello se encuentra la pretensión de ERC de buscar sustituto a los cinco diputados autonómicos que han sido suspendidos por el Tribunal Supremo: nos referimos a Carles Puigdemont, huido en Bélgica, Jordi Turull, Josep Rull, Jordi Sànchez, además del diputado de ERC Toni Comín.

ERC quiere que se invista a otros diputados

Mientras que la pretensión de Junts per Catalunya es que los cinco políticos citados sigan manteniendo su acta de diputado, inoperante por la suspensión que pesa sobre ellos, desde ERC lo que se quiere es que estos «cedan» sus actas.

El mantenimiento de esa postura numantina, se ha escenificado esta semana en el parlamento catalán, en forma de un «empate» en una votación y haber perdido tres, debido a que el bloque constitucionalista tiene más votos.

Lejos de la mayoría absoluta

En la actual situación, a pesar de que la suma de actas de diputado entre ERC y Junts per Catalunya, son 66, una mayoría que sería suficiente, pero que con Puigdemont huido de la justicia, los cuatro encarcelados y Comín, se quedan en solo 61 diputados.

En último término, en caso de que el bloque independentista pudiese sumar los cinco diputados de la CUP, obtendrían 66 actas, muy lejos del los 68 votos que marcan la mayoría absoluta.

Hacia una situación de bloqueo

El desacuerdo del nacionalismo se agrava por el hecho de que enfrente se encuentra el resto del arco parlamentario, formado por PSC, PP, Ciudadanos y Catanluya en Comú, que también suman 65 escaños.

Aunque con poca «carga» política, pero si altamente simbólica, la ruptura del acuerdo de lo que fuera la extinta CiU y ERC ha provocado que se hayan perdido varias votaciones

Eso aleja la posibilidad de que de no tener mayoría absoluta, que es la situación que se plantea en estos momentos, tampoco puedan lograr una mayoría simple, el mínimo para poder desempeñar una labor de gobierno.

La minoría mayoritaria comienza a «tumbar» propuestas

El primer «jarro de agua fría» ha sido que el grupo parlamentario de la CUP no ha podido sacar adelante una propuesta que pretendía aprobar el derecho inalienable de Catalunya al derecho de autodeterminación.

A pesar de que la propuesta ha contado con el apoyo del todo el «bloque» nacionalista, la suma del conjunto del constitucionalismo ha empatado la votación, con lo cual la propuesta no ha fructificado.

Un segundo texto, que pretendía censurar, en una comunión entre PdeCAT y la CUP, la violencia, represión y la falta de garantías judiciales que se produjo el día del referéndum de uno de octubre, tampoco ha contado con los escaños suficientes como para prevalecer.

Reprobación al rey

 

Se trata de otro de los «arietes» que los independentistas querían utilizar contra el Estado, valiéndose como vehículo que una mayoría de la cámara catalana reprobase a Felipe VI y su posicionamiento contra las instituciones catalanas.

La iniciativa tampoco ha fructificado en el parlamento catalán, ya que En Comú Podem no ha prestado sus votos al «bando» nacionalista, debido a que, tal como lo ha explicado la propia Ada Colau, si la moción solo hubiese hecho referencia al rey, si habrían apoyado la moción.

Oriol Junqueras, candidato al parlamento europeo

En otro orden de cosas, uno de los líderes independentistas que está «tras las rejas», nos referimos a Oriol Junqueras, será candidato a ocupar en escaño en el parlamento Europeo; de hecho, será el «cabeza de lista» de ERC.

La decisión la ha anunciado este historiador devenido en político, en una carta abierta a la militancia, en la cual explica los motivos para presentarse como cabeza de lista por ERC al parlamento europeo.

Una de las razones que esgrime Junqueras es la de lograr que el Parlamento Europeo se convierta en una «caja de resonancia» del conflicto catalán.

En la misiva sigue reivindicando la perfecta legalidad de celebrar un referéndum como el del día uno de octubre, para que fuese la propia ciudadanía catalana la que decida el rumbo político de Cataluña.

Una escenografía controlada al detalle

Una vez más, la cárcel de Lledoners donde además de Oriol Junqueras, se encuentra también preso Raül Romeva, ha sido el «escenario» desde donde ERC ha montado un «circo mediático» que favorezca lo más posible sus ambiciones políticas.

Lo que se planteó es una lectura pública de la carta a manos de Pere Aragonés, que actualmente es el vicepresidente del Govern, lo que finalmente ha sido un vuelo de poco recorrido ya que los únicos medios que han dado «bombo y platillo» a la comparecencia pública son aquellos alineados con el independentismo.

Lo que hasta hace nada parecía un bloque monolítico, con unos independentistas, esa pequeña aldea gala, que se defendía del invasor, en este caso los partidos constitucionalistas, se ha partido

Fuente - El País / Comunidades autónomas en El País / Cataluña en El País / La Vanguardia


Sobre esta noticia

Autor:
Gonzalo Sánchez Del Pozo (87 noticias)
Visitas:
343
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.