Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

El futuro tiene la palabra

09/08/2013 20:20 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un cambio, en el buen sentido de rescatar la democracia para invertir los términos de funcionamiento, y desde el nuevo orden, de una vez por siempre poner la política a servicio protagonista de los ciudadanos

Si los electores  deciden  ir a las urnas sin tener que tapar la nariz, es de imaginar que el bipartidismo en España tenga tocado techo, y ello no solo por la extendida corrupción que salpica  a los dos grupos políticos del "club de los infectos", sino también,   por el incumplimiento continuado de ambas organizaciones  con las expectativas de sus votantes, habiendo de añadir igualmente la insolvencia ejecutiva de sus gobiernos de alternancia; conjunto de  aspectos  determinantes de la crisis sistémica en la que está sumida  la mayoría política del país y por derivación las instituciones  de su dirección.

Es más que notorio que los miembros de este referente de dualidad política gastan sus energías en cuestiones de escasa importancia pública, huyendo  de afrontar los asuntos relevantes o en su defecto convirtiendo las alternativas  en conflictos, y mientras tanto se entregan a la promoción de banalidades  y al absurdo ejercicio  de  confundir  la vanidad con la autoestima.

Todo un problema de fondo que irremediablemente por sus características,    sitúa al país en un estado de bancarrota política, en  una quiebra  donde el poder de gobierno claudica ante unos poderes fácticos, financieros y económicos, plasmando la evidencia que España ha sido entregada a la voracidad  de los especuladores, con el agravante  que  mientras esto ocurre vemos a nuestros representantes sumisos ante  el imperativo de los mercados, transigiendo abiertamente como se está dañando la soberanía del Estado y  violentando  la voluntad democrática de los ciudadanos, asumiendo con toda normalidad,   como se consolida el aumento de la degradación y  las desigualdades sociales.

Drama que se agrava 20 meses atrás en coincidencia con el triunfo electoral de  un  “registrador taciturno”, que tras  su neoliberalismo de diseño, decidió otorgar mas cota de poder a los mercados en detrimento del derecho  ciudadano, destinando todo lo que el Estado ahorra en  recortes sociales a satisfacer una deuda pública desbocada; decisión contextualizada en el marco de una política de austeridad a ultranza  que mas  que una solución de futuro  nos hundió en la crisis de forma irremediable, de ahí nuestro cambio de posición, mostrando una  devaluada ubicación en el contexto internacional, donde la marca España  pasó de ostentar el cuarto puesto en la  economía de la zona euro, después de Alemania, Francia e Italia, hasta nuestra  actual posición en la peor de las encrucijadas.

Drama que se agrava 20 meses atrás en coincidencia con el triunfo electoral de un “registrador taciturno”

En esta alteración, los testimonios de irracionalidad no se hicieron esperar  y las incongruencias  se prodigaron  por doquier tomando  protagonismo de actualidad,   y así,   mientras el presidente Rajoy  alardeaba de resultados destacando la tendencia positiva de sus políticas en la creación de empleo, al unísono, de una parte Chistine Lagarde  directora  del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de otra Olli Rehn  vicepresidente de la Comisión Europea (CE), chafaban el mensaje propagandístico  del Presidente, a través de una  iniciativa  sobre  la potenciación del mercado laboral, consistente, en  rebajar los sueldos el 10% a cambio de que las empresas se comprometan a forjar empleo.  

Este planteamiento además de una imposición de jerarquía, no deja de ser un ofrecimiento envenenado,   una nueva argucia de los mercados financieros,  cuya única finalidad no es otra, que  garantizarse el cobro urgente de una deuda publica especulativa,  cercana  al billón de euros y sus respectivos intereses, sin riesgo a detracciones que supondría el establecimiento   de iniciativas evolutivas  y  políticas activas de empleo; pero lo que también se desprende del  propósito de ambas instituciones, es el fracaso  de las políticas del neoliberalismo austericida, apadrinadas por el oficialismo bipartidista,  que por su cerrazón al crecimiento,  además de impedir el saneamiento de las cuentas públicas  hacen que se hunda la  economía y el empleo.

Por tanto, no es tiempo de paños calientes, ahora la corrección de  errores sistémicos obliga asumir sus causas promotoras, admitiendo la desconexión del mundo político con la sociedad civil, al igual que el entreguismo  del bipartidismo ante  la   presión especulativa de los mercados financieros,   y  desde esa realidad, afrontar la transformación necesaria  hacia un nuevo sistema institucional  donde no quepan oportunismos  ni  demagogias populistas de quienes   manejan los hilos  pro domo sua y de sus directores monetarios.  Un cambio, en el buen sentido  de  rescatar la democracia para invertir los términos de funcionamiento, y desde el nuevo orden, de  una vez por siempre  poner la política a servicio protagonista de los ciudadanos.

Para alcanzar  este objetivo es imprescindible  que la sociedad como colectivo se desprenda de indolencia y decida  tomar  compromiso por  su futuro, aceptando ser parte activa  de la  confrontación histórica, y convencerse que de  su implicación depende  la derrota de un bipartidismo cómplice,  finalidad clave para combatir sin escudo a   quienes después de generar la crisis hicieron de la misma  su mas perfecto negocio a costa de sumir al conjunto de la  sociedad  en la miseria colectiva.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (394 noticias)
Visitas:
9272
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Galdo Fonte (14/08/2013)

http://globedia.com/el-futuro-tiene-la-palabra