Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

El cura bueno es del PP y el cura malo, del PSOE

14/06/2011 11:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Se puede ejercer de político y ser cura católico? Depende. El presbítero Antonio Fernández Blanco fue párroco muy querido por sus feligreses del pueblo ourensano de A Gudiña hasta 2009. Su filiación socialista le significó múltiples encontronazos y complicaciones con la jerarquía católica de Ourense. El haber sido elegido -en las recientes elecciones municipales- concejal en la lista del PSOE de A Gudiña le ha supuesto no una regañina más del administrador apostólico de Ourense y obispo de Tui-Vigo, Luis Quinteiro, sino ser apartado de sus funciones como sacerdote. Dicho de otro modo más coloquial: o se queda en el paro como sacerdote o se limita a ser edil de A Gudiña.

El Obispado ha subrayado públicamente que ha tomado la medida de suspender a Fernández Blanco de sus funciones "con dolor" y después de "múltiples advertencias". Dos observaciones estas que confirman la hipocresía, más o menos edulcorada, de la cúpula eclesiástica. Le prohíben ser cura eso sí "con dolor" episcopal, mientras que naturalmente no ocasionó "dolor" alguno que fuera hace unos años concejal de Castrelo do Val el cura Julio Rodríguez, militante del Partido Popular. El cura bueno, del PP; el cura malo, del PSOE.

Tarancón y Jubany

Los jerarcas de la Iglesia hace demasiado tiempo que ya no son aquellos que promovieron el Concilio Vaticano II, bajo la batuta del Papa Juan XXIII. Entonces en España el jefe supremo del catolicismo era el cardenal Tarancón. En Barcelona era arzobispo Narcís Jubany. En aquella época -primeras elecciones democráticas-, año 1979, el alcalde de Santa Coloma de Gramanet, populosa localidad del extrarradio de Barcelona se llamaba Lluís Hernández, quien compaginaba su cargo con el sacerdocio.

El cura comunista

Estaba Hernández afiliado al PSUC, el histórico partido de los comunistas catalanes. Todo el mundo lo sabía. Jubany, también. Pero no pasó nada, salvo menores rifirrafes. Cuando lo derrotó la socialista Manuela de Madre, 12 años más tarde, Hernández fue homenajeado en su despedida. Asistió al acto el presidente de la Generalitat. Jordi Pujol, y entre otras muchas personas, acudió el obispo auxiliar de Barcelona, Joan Carrera, y Manuela de Madre. Aquello al menos fue bonito mientras duró.

El Consejo del Reino

Sería en todo caso altamente ilustrativo que el obispo con mando en plaza en Ourense, monseñor Quinteiro, nos justificara por qué hubo durante cuarenta años, durante la dictadura franquista, no pocos procuradores en Cortes que a su vez eran clérigos de alto copete: obispos, arzobispos y cardenales. En el Consejo del Reino, el último bastión del Antiguo Régimen, figuraba el arzobispo de Zaragoza Pedro Cantero Cuadrado. Y es que para la mayoría de los mandamases de la Iglesia Dios es de derechas. Los de izquierdas son gente descarriada sin Dios y sin Patria. Al escándalo de Ourense nos referimos.


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
918
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.