Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mundociclismouci escriba una noticia?

El coraje de ser 'colero'

08/08/2010 22:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Domingo, 08 de Agosto de 2010 00:00 XIOMARA MONTAÑEZ MONSALVE  xmontanez@vanguardia.com 

Hasta antes de partir de Bucaramanga, el equipo de Imrd Cota Flejes Bonelo contaba con la participación de los ciclistas Yerson Sánchez, Felipe Galvis, Edwin Lancheros y Fabio Páez. Los acompaña José Antonio Bonelo antes dela salida. Jaime Del Río/ VANGUARDIA LIBERALimage 

PULSA ARCHIVOS EN PDF RESULTADOS VUELTA A COLOMBIA 2010

PINCHA AQUI VUELTA CICLISTA A COLOMBIA EN VIVO

Con  las 'uñas', así llegaron 10 ciclistas del equipo 'Imrd Cota Flejes Bonelo' a está importante competición que finalizará el 15 de agosto en Medellín . Vanguardia Liberal los buscó durante su estadía en Bucaramanga y así contaron su experiencia rodante. Están a punto de quedar fuera de la competencia, pero por la causa, aseguran, irán hasta el final. El pasado miércoles, mientras la dupla paisa y española, Sergio Luis Henao y Óscar Sevilla, recibían de modelos y animadores el premio por ganar la cuarta carrera de la Vuelta a Colombia, que venía desde la calienta Barrancabermeja, otros espectadores acosaban a Santiago Botero y a Martín Emilio 'Cochice' Rodríguez con fotos y autógrafos.

Mientras uno que otro barrendero limpiaba las calles luego de la actividad y mientras hombres adultos contaban a sus hijos historias sobre Lucho Herrera y Fabio Parra, yo indagaba entre los asistentes y teóricos del ciclismo local quién podría ser el último corredor de esta vuelta.

La pregunta sorprendió a jueces, comisarios y al equipo de prensa de la Vuelta, pues en ese momento sólo importaba la transmisión, el triunfo del equipo antioqueño, el nombrar a los grandes patrocinadores de la carrera y las fotos que se tomaban funcionarios locales junto a voluptuosas mujeres.

Di por finalizada mi búsqueda, y no lo niego, el brillante sol me dejó sin aliento. Terminando la tarde del miércoles comencé nuevamente mi carrera por encontrar al 'colero' de esta competencia. Con el listado final en mano enviado por la organización de la Vuelta a Colombia, encontré que era un hombre llamado Fabio Páez y que su equipo, 'Imrd Cota Flejes Bonelo', también estaba al borde de la eliminación.

Era los últimos de la fila, los olvidados. Y fue en ese momento cuando esta historia, para mí, cobró más importancia. ¿Quiénes eran esos 10 ciclistas; cuáles sus aspiraciones; qué sentían al estar cerca de  la  eliminación, y quién los motivaba  a seguir en esta dura competencia?

Esta es la historia de supervivencia de un semillero del ciclismo nacional, que asume con dignidad sus derrotas porque lo único que les interesa es saber correr y no siempre llegar de primeros.

José Antonio Bonelo Trujillo, el capitán

Nuestra cita fue a las 6:00 de la tarde en un hotel ubicado detrás del antiguo Copetran, cerca de Sanandresito La Isla. Lo primero que vi fue una despedida. Un joven ciclista, Wilmer Ruano, de Tunja, le decía adiós a José Antonio Bonelo Trujillo, con rines y bicicleta en mano.

"Me voy, el tiempo de hoy no me alcanzó", me dijo tranquilo. Bonelo Trujillo me pidió que lo esperara y el joven con una sonrisa se despidió de mí.

El director del equipo 'Imrd Cota Flejes Bonelo', José Antonio, finalmente llegó y nos sentamos a conversar. Es un hombre sencillo, amable, atento; habla rápido, es seguro y activo, parece que siguiera en competencia y no descansando.

Allí me contó que de sus 43 años de vida, 35 se los ha dedicado al ciclismo. También, que un día fue corredor pero que encontró más futuro en este deporte siendo patrocinador de equipos.

Actualmente, en el municipio de Cota, tiene un club donde imparte formación a niños y jóvenes. Es una escuela afiliada a la Liga de Ciclismo de Cundinamarca, que cuenta con siete bicicletas propias, cascos y una que otras zapatillas para que los futuros ciclistas puedan entrenarse.

No vive de su pasión deportiva. Una empresa de flejes, forjado de hierro, elaboración de puertas, rejas y todo tipo de proyectos en ornamentación, es la que le da el sustento para mantener a su esposa, a sus cinco hijos y patrocinar a su equipo.

"Mi club está formado desde hace 12 años. La llegada a la Vuelta a Colombia fue una decisión de último momento. El equipo que traigo no es tanto para pelear la competencia, sino para promocionar, masificar y formar nuevos ciclistas", me comentó sin pretensión alguna.

Me nombró a varios de sus pupilos que ahora, como él dice, son de ciclistas de marca internacional: Juan Pablo Forero, Fabio Duarte y Camilo Albarracín Suárez.

Sin embargo, no olvidó mencionar a Jordan Yesid Beltrán, que no llegó a ser de marca nacional, pero pudo haber escalado alto.

Sin embargo, un trágico accidente, 20 días antes de cumplir sus 15 años, lo dejó sin vida en una carretera de Cundinamarca. "Era uno de los mejores del equipo, fuimos a muchas competencias, tuve la satisfacción de ganarme 36 carreras con él. Fue un golpe muy duro para mi", aseguró.

Más sobre

En ese momento retomé el presente y le hablé sobre los resultados de sus ciclistas y su equipo en la Vuelta Colombia 2010.

-Son los 'coleros', ¿cómo se recuperan día tras día de la derrota?

-Con lágrimas, conversando y siguiendo. Perder hace parte de las competencias y nosotros lo tememos claro, añadió.

Recordó el comienzo de esta competición. "En la vuelta iniciaron 10 y ahora sólo me quedan seis. El primer día por exceder el tiempo de llegada quedaron siete ciclistas por  fuera del límite; los carros se nos pincharon y no pudimos darle ni bebida, alimentación y menos aliento a los corredores", narró.

"Fue muy triste ver el equipo derrotado. Nos tocó hablar con los comisarios y nos dieron otros minutos. Gracias a Dios la gente ha visto el sacrificio hecho, nuestro trabajo y nos dejaron continuar", explicó.

A pesar de esto, agregó Bonelo, "nos dejaron en claro que por estar participando bajo normas internacionales, no podíamos pedir 15, 20 y 25 más del tiempo del reglamentario".

Se ríe y complementa, "es que unos se demoraron en llegar 44 minutos después del ganador, y lo máximo era 36 minutos. Claro que había que entender, eran la primera vez que estaban en la Vuelta a Colombia".

El ciclista investigador

Finalmente conocí a Fabio Páez Rodríguez, de 45 años, el 'colero' del equipo 'Imrd Cota Flejes Bonelo' hasta el pasado jueves. Es sonriente, alegre, descomplicado y como el dice 'pinchao'. Este hombre, oriundo de Bogotá, sólo lleva dos años en competencias.

Contrario a lo que dice José Antonio Bonelo, Páez Rodríguez sí desarrolla una actividad alterna al ciclismo: es detective privado.  "Tengo una empresa que se llama Investigaciones Privadas Charly. Trabajo como detective en Bogotá, siempre me patrocino y patrocino a mis compañeros con mi trabajo", me explicó.

Abiertamente me dijo que todo salía de sus bolsillos, pues es el ciclismo es su pasión. Hace cuentas y me asegura que hasta ese momento había gastado en la Vuelta  $4 millones 500 mil, sin contar bicicleta y preparación previa.

-¿Qué piensa de ser el último de toda la Vuelta a Colombia?, le pregunté

-El espíritu mío es netamente participativo y deportivo, responde. El grupo me quiere me consiente, Víctor Hugo Peña, Óscar Sevilla y Fabio Duarte son mis amigos y hablo con ellos, me ofrecen de todo. Me los he ganado porque soy humilde y además,   tener amigos es tener poder.

El viernes, tras perder tiempo en la carrera entre Socorro y Tunja, Páez se despidió de la Vuelta Colombia.

El vicio del ciclismo

Este hombre quien también admira a  Lucho Herrera, a Fabio Parra y al Cipa Forero, aprovecha y me cuenta que su apellido es de descendencia italiana, que dos de sus hijos, un hombre y una mujer, tienen futuro en el ciclismo, y que muchos de los que han corrido con él ahora ni lo miran ni lo recuerdan.

Igualmente, me explica que es difícil complementar el ciclismo con un trabajo estable, pues un corredor necesita comer, entrenar y dormir muy bien para ser competitivo.

Aseguró que todos eran unos 'gomosos' del ciclismo, que sus corredores provenientes del Valle, Bogotá, Tunja y hasta de Antioquia.

Yo insistí en el tema económico y lo puse a hablar de sus finanzas. "Esto vale mucha plata, por más malo que nos vaya nos gastamos $29 millones. Claro que eso es un chiste, pues los grandes equipos que en este momento corren con nosotros tienen presupuestos de $5 mil millones al año", contó.

"En mi combo nadie gana, es más, tenemos que aportar. Es difícil pagarles un sueldo porque mi empresa apenas está comenzando, y lo hago más que todo por pasión, porque me gusta. Esto es un vicio", aseguró.

No le da temor revelar que sólo tiene dos bicicletas para hacer cambios durante la competencia. "Un equipo grande puede llevar una bicicleta para cada uno. Cada corredor lleva un mismo juego de pedales; en cambio nosotros no, llegamos con diferentes pedales y eso se complica a la hora de la competencia", añade.

También asegura que es difícil que las empresas den apoyo. "Los medios casi no las nombran y no tienen mucha divulgación durante las transmisiones", asegura.

Su única meta en este momento es terminar, como mínimo, con tres ciclistas de su equipo, la participación en la Vuelta a Colombia. "Yo les digo que todos van a terminar. Sin embargo, no los puedo engañar, pero la idea mía es que sea así. Nuestra meta está en Medellín", concluyó. 

  Bookmark and Share

http://www.mundociclismouci.comJuegos Centro Americanos y del Caribe Mayaguez 2010 Puerto Rico


Sobre esta noticia

Autor:
Mundociclismouci (5176 noticias)
Fuente:
mundociclismouci.com
Visitas:
4193
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.