Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Los Tres Seres escriba una noticia?

El conflicto celestial

30/11/2016 19:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dentro del mundo físico que somos testigos existe un mundo espiritual que no podemos ver

Dentro del mundo físico que somos testigos existe un mundo espiritual que no podemos ver, es la realidad invisible a nuestro alrededor que se ha convertido en el misterio más grande de todas las edades. Para entender el origen del mal, debemos viajar al pasado a la primera guerra del universo, esto no ocurrió en la tierra y lo conocemos como la guerra del cielo que suena como una paradoja hasta hoy. Es casi inimaginable para todos que pudiera haber batallas y conflictos entre las creaciones perfectas de Dios en el paraíso pero hubo una gran confrontación. Como sabemos el creador puso a su hijo que llamamos Jesús cuando vino a la tierra bajo el mandato compasivo del padre hijo y espíritu santo, la trinidad celestial estaba rodeado por un océano virtual de innumerables espíritus administradores llamados ángeles con un poder y sabiduría para llevar el mundo con paz y alegría.

Por ello Dios creó un extraordinario ángel para servir como líder a esa multitud celestial entera, era el más cercano al trono de Dios y estaba bajo la autoridad de Jesús, su nombre era Lucifer. Su trabajo consistía en trasmitir la luz y el conocimiento de la voluntad de Dios. Estaba dotado con grandes poderes de liderazgo y organización, fue respetado, admirado y amado como amigo. Tal vez nunca entenderemos luego el cómo y el por qué esa semilla de rebelión germinaron en su corazón luego ¿Quién lo originó? Lucifer gradualmente comenzó a codiciar el poder de Dios pero no su personalidad. El al pensar en sus propias habilidades y belleza extraordinaria los cancerosos tentáculos del orgullo y auto admiración cautivaron su mente. Este resentimiento y envidia lo llevó a violar la sagrada ley de Dios y a revelarse ante su régimen.

Con un razonamiento audaz y poder sin igual de influir Lucifer pudo persuadir a un gran número de ángeles

Lucifer comenzó a violar estos principios perfectos, sabía si iba a compartir el status y poder del creador necesitaría apoyo, comenzó tortuosamente a circular entre los ángeles plantando semillas de duda y descontento con respecto al liderazgo de Dios, al mismo tiempo hacía brotar sus mismas virtudes. El insinuó que el creador todo poderoso abusaba de su poder divino y sus leyes restringían la verdadera libertad y felicidad de sus criaturas. Con un razonamiento audaz y poder sin igual de influir Lucifer pudo persuadir a un gran número de ángeles de unirse a su motín. Tengan en cuenta que ningún ángel había escuchado una mentira y en esa temprana etapa de la rebelión los ángeles no se dieron cuenta de cuánto obsesionado se volvería Lucifer en adquirir la posesión del señor; no sabían que finalmente el planearía la tortura y el asesinato del hijo de Dios en la cruz en su intento de subir a su trono.

Extrañamente Lucifer pensó que podía ocultar sus verdaderos propósitos, la rebelión de Lucifer no tomó a Dios por sorpresa, sabía lo que estaba pensando en la mente de Lucifer y en amorosa piedad el creador divino advirtió al descarriado ángel del peligro, pero al final el orgullo y el amor propio no le permitieron a Lucifer arrepentirse, así que eligió la rebelión total ante Dios en vez de la humilde obediencia. Y ahora la pregunta más grande era, ¿Cómo respondió Dios a esta crisis? ¿Cómo lidiaría ante él y los millones de ángeles que se unieron a su rebelión? El señor sabia en su sabiduría que la mejor forma de enfrentar la crisis era permitiendo que siguiera su curso, esta sería la única forma en que se aseguraría de que el mal no se levantara otra vez. Cuando Lucifer y sus seguidores llevaron la rebelión abiertamente, Dios supo que no habría paz si se le permitía quedarse en el cielo, debía ponerse un límite, tomar acción y desalojar a los rebeldes, pero Lucifer y sus seguidores no se irían por su propia voluntad o en paz, el siguiente paso inevitable entonces era la guerra, así sacó el sable…

 


Sobre esta noticia

Autor:
Los Tres Seres (45 noticias)
Visitas:
5312
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.