Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mdm escriba una noticia?

El concepto Amor

05/04/2011 21:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Enrique Suárez, terapeuta nos define el concepto amor que tanto tendemos a idealizar. Nos explicá porqué dependemos tanto de él y que sensaciones adictivas nos genera

El concepto del amor, y sobretodo en lo que se refliera al amor en pareja, debe REDEFINIRSE; por que en los términos actuales es una caja de ilusiones y utopías. Es un término contaminante y contaminado, y también trasnochado. No es cierto que el amor soporte nuestra civilización, más bien al contrario, impide que el ser humano se desarrolle.

Vivimos una idealización del amor, que incluye determinados elementos perniciosos y erróneos. En las culturas de origen cristiano como la nuestra, el amor es sinónimo de sufrimiento, sacrificio, subordinación, e incluso muerte. Cristo muere para salvarnos por AMOR. Esto es una estupidez, un mito que busca la servidumbre a la bondad, para que los mismos de siempre siguan detentando el poder.

En otro escrito anterior consideré que el único amor en el que creo es el que se tiene por los hijos, por eso no se ha extinguido la especie, ese es el amor primigenio. El mal denominado "amor por la pareja", trata de incluir muchas cosas

para convertirlo en un comodín mágico, nuestras mentes están condicionadas para considerar que debe ser el motivo de nuestras vidas.

Sin embargo, por cuestiones relacionadas con el amor ha habido más seres que se han sentido desgraciados que por ninguna otra cuestión humana, incluida la guerra.

El sentimiento denominado amor es una entelequia, un destino al que todos quieren dirigirse para sentirse salvados. ¿salvados de qué?, ¿por quién?, ¿de sí mismos?. El amor es una construcción humana, que actualmente está en ruinas, al menos en los términos en que se encuentra planteado en nuestra civilización.

Otra cosa ocurre en otras culturas menos contaminadas de religión e intereses. Hay un artículo de Johnson (que puede visitarse en el foro paraserfeliz) en el que habla de la diferencia de objetivos entre los hindúes y nosotros al establecer matrimonio. Allí prima la organización de una familia, aquí la pareja, y si se apura, el individuo.

La creencia en el amor es una zanahoria para que sigamos adelante, ocurre lo mismo con el sexo, que se ha considerado íntimo, natural, mágico, privado, para distanciarlo del entendimiento, de la comunicación, del aprendizaje; para que sea un camino de incomprensiones antes de convertirse en ocasión de encuentro, por que la gente que duda de sí misma es más dócil.

El sentir amor no nos hace felices, más bien estúpidos, la idea del amor si nos puede hacer felices, por que es una idea; al contrario ocurre con el sexo, la idea del sexo no nos hace felices, el sentir placer si nos hace dichosos.

Vivimos una idealización del amor, que incluye determinados elementos perniciosos y erróneos

Lo explico, es la falta de amor la que nos hace desgraciados, la idea de la carencia, de que no existe lo que debiera existir cuando por ejemplo miramos a nuestra pareja o a nuestros

hijos, y no sentimos lo que DEBEMOS sentir según unos determinados ideales preconcebidos por otros. Y esto nos hace sentirnos fracasados.

Debemos atrevernos a erradicar el concepto actual del amor de nuestras vidas, para poder sentir de verdad, si acaso el amor sufriera una metamorfosis, podría existir en un ámbito de libertad, pero curiosamente sólo ha existido y existe en la represión, en la negación. ¿Acaso un hombre o una mujer casados, no ha deseado en su vida a ninguna otra persona fuera del matrimonio?. ¿Cómo llama a eso, pecado, desliz o atracción fatal?, por supuesto, ¡¡eso no puede ser amor!!, por que es un "error", y para algunos una "perversión".

Debemos ser lo suficientemente sinceros con nosotros mismos y los demás para reconocer que no estamos a la altura de lo que el concepto vigente del amor exige de nosotros, y debemos dejar de engañarnos. La gente que hace proselitismo del amor no es más buena, ni más santa, en mi opinión tienen mucho más miedo de sí mismos.

La realidad es palmaria, si no no se producirían tantas separaciones y tan dolorosas; pero la gente no sufre al separarse por dejar el amor atrás, sufre por que se siente defraudado, engañado, por los hijos que se quedan, por los

bienes que se usurpan, por la miseria y la mezquindad a la que asiste en la ruptura, por que han sido engañados por la mitología del AMOR.

Tras 24 años de terapeuta, y haber tratado cientos o miles de casos en los que el amor estaba presente de alguna forma, al final siempre se veía que no hay tanto amor, había mucho más miedo.

El amor es un arma muy peligrosa, sobre la que no se recibe instrucción, y de ahí los desaguisados. Claro, que un arma no es mala en sí misma, depende del uso que se le dé, pero para mi, , con la excepción del amor de padres a hijos (que no de hijos a padres), todo lo demás es un cuento de hadas.

Debemos ser capaces de reconocer nuestra humanidad sin apelar al amor para encubrir nuestras miserias y represiones, y posiblemente descubriremos que Eros o Cupido, recobran la vista de repente.

No es malo ser humano y sentir pasiones, aunque no vayan teñidas de amor, al contrario, es bueno.

Ya sé que es más difícil crear, que creer, pero en la creación y no en el sometimiento a la creencia se demuestra la talla de los seres humanos.

ENRIQUE SUÁREZ, Terapeuta


Sobre esta noticia

Autor:
Mdm (1 noticias)
Visitas:
3358
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.