Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que mimesacojea.com escriba una noticia?

El club de los intocables

22/03/2010 00:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cualquier persona que trabaje en un medio de comunicación lo sabe. En nuestro país hay varios mastodontes empresariales que son intocables. No se les puede juzgar en antena ni en papel. No se puede ironizar sobre ellos, no aceptan comentario crítico alguno sobre su marca ni sobre sus actitudes empresariales. Estas grandes empresas ejercen su particular modelo de censura a través de los departamentos comerciales de los medios. Éste es quizá el principal tabú de nuestro país (y, supongo, de cualquier otro) del que nunca leerás ni oirás hablar en un medio privado. Se trata de grandes anunciantes, jugosas fuentes de ingresos que ningún periódico, ninguna radio, ninguna cadena de televisión puede permitirse el lujo de perder. Es la paradoja de la libertad de información en un sistema capitalista donde la información periodística (salvo en el caso de TVE) se hace posible gracias al dinero de empresas privadas. La actual pandemia económica no sopla en favor de la libertad de información. Porque la crisis, tal y como los informes de OJD y de Sofres no cesan de recordarnos, está poniendo en jaque a todos los medios de comunicación. Y si a la crisis sumamos el actual cambio de paradigma informativo, con Internet como protagonista, la situación se torna desastrosa para las grandes redacciones y, por extensión, para la libre información. Hoy por hoy la censura comercial es la más férrea en nuestros medios (algunos dirán que la única, aunque esto tampoco es cierto). Después de todo, la relación entre los medios de comunicación y sus anunciantes se limita al terreno de lo meramente económico. El hecho de que una de las empresas genere contenido resulta irrelevante... al menos, hasta que ese contenido empieza a afectar a la normal relación comercial entre ambas empresas. Cierto es que no todos los grandes anunciantes ejercen el mismo nivel de presión. Algunos sólo censuran las críticas más duras. Otros permiten cierto nivel de crítica (sobre todo si se plantea en términos humorísticos), pero censuran los análisis profundos. Y otros, los más celosos, bloquean toda mención no pagada. Para estas grandes empresas Internet se ha convertido en un serio problema, porque la capacidad de difusión de una noticia es demasiado rápida e incontrolable. Para cuando la empresa localiza lo que considera un comentario dañino para su imagen, éste puede haber sido leído por decenas de miles de personas y estar ya replicado en cientos de blogs. Si la información es incorrecta, la empresa acudirá a su gabinete de abogados. Pero, si la información es correcta y demostrable, su único (aunque poderoso) recurso será la movilización de su maquinaria propagandística. Es por este motivo que, hoy por hoy, la existencia de blogs independientes resulta esencial para la calidad democrática. Para la libre circulación de información, particularmente en lo que se refiere a las grandes empresas que, a fin de cuentas, son las que dirigen el mundo. Nos tienen rodeados, cierto. Pero somos millones. Para Javier Krahe. Feliz cumpleaños, maestro.

Más sobre


Sobre esta noticia

Autor:
mimesacojea.com (469 noticias)
Fuente:
mimesacojea.com
Visitas:
4087
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.