Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cinevertigo escriba una noticia?

El cliché que yo ya vi/LXX

20/01/2011 11:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

html

image

image

Un lector de este blog y corresponsal en twitter, Abraham Sánchez Espinoza, propone el siguiente cliché:

Escuchando en el trono:Un personaje se encuentra tan campante en el excusado haciendo sus santas necesidades cuando de pronto un par de tipos entran discutiendo. Instintivamente, el pobre diablo que anda defecando intuye que algo malo está por pasar y sube los pies para que no vean que anda alguien por ahí. Uno de los tipos que discuten es lo suficientemente paranoico como para asomarse por debajo para asegurarse de que ambos están solos en el baño, pero no tanto como para abrir cada puerta, evitando así que el chismoso seadescubierto, por lo que la discusión continúa, revelándose un secreto que el tipo en el excusado no debía oír.

Con distintas variaciones, este es el escenario más usual de ese viejo cliché del cine donde se escuchan secretos en los baños. ¿Qué pasa cuando el chismoso en cuestión se coloca en el baño de forma intencional para escuchar dichas conversaciones y descubrir dichos secretos? Sin duda que el cliché resulta al menos un poco más interesante. En la recienteEspíritus(My Soul to take) del oxidado maestro del horror Wes Craven, un par de adolescentes, luego de vomitar y defecarse en uno de sus compañeros en una presentación escolar, buscan descubrir si una de las chicas de la escuela siente atracción por uno de ellos, así que para variar un poco el cliché, deciden colocar un teléfono celular y escuchar a las chicas a control remoto desde fuera del baño.

Claro que esta no es laúnica versión reciente de este convencionalismo del cine, pues en la argentinaLa Mirada Invisible, la película gira en torno a una empleada escolar que se dedica a espiar a los alumnos dentro de los baños y, en mi favorita personal¿Quién es Charlie?(Charlie Bartlett), un malcriado Anton Yelchin se descara de plano, pues en vez de esconderse, da sesiones de terapia dentro del baño escuchando los problemas secretos de sus compañeritos de la escuela y hasta recetándoles drogas.


Sobre esta noticia

Autor:
Cinevertigo (1139 noticias)
Fuente:
cinevertigo.blogspot.com
Visitas:
3082
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.