Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

El caso Palau y el caso CDC

20/03/2011 00:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La llegada de Artur Mas a la Generalitat coincidió con un intento de frenar la investigación

El Caso Palau y el caso CDC

Ha sido necesario que un juez, Juli Solaz, dejara el caso, para que otro, Miguel Ángel Tabarés, tomara decisiones sobre el desfalco al Palau de la Musica. El nuevo magistrado ha abierto una nueva causa. Al Caso Palau ha sumado el caso CDC al imputar al ex tesorero de Convergència Democràtica de Catalunya, Daniel Osacar, por el desvío de fondos del Palau. La decisión, lo que son las cosas, ha sido tomada en la Ciudad de la Justicia. Según un documento recogido en el sumario, en la construcción del complejo judicial se aplicó una comisión del 4%. La obra fue realizada por Ferrovial, la empresa que supuestamente desviaba las comisiones hacía CDC. Lo hacía, según el auto, vía Palau de la Música.

En esas fechas, el templo del catalanismo político estaba dirigido por los también imputados en el caso CDC, Felix Millet y Jordi Montull que, según el auto podrían haber cobrado sus honorarios por ceder el Palau como pantalla de la operación de desvío de fondos. No es su primera imputación. Son los principales encausados del caso Palau de la Musica. Ambos reconocieron por escrito la sustracción de 3 millones de euros. La investigación apunta que esta cifra se puede multiplicar por diez. A pesar de la magnitud de los hechos, el juez Solaz decidió que siguieran en libertad.

En el Caso Palau también se investigan los convenios firmados por CDC con la entidad. Su objetivo, fomentar la cultura musical en Cataluña a través de la Fundación Trias Fargas – ahora CAT-DEM- aunque en las memorias de la fundación no se encuentra ningún acto de promoción de la cultura musical. De momento, no hay ninguna imputación.

Ahora con la decisión del Juez Tabarés se abre una nueva causa, el caso CDC. El “ Daniel” que figura en los documentos incautados puede ser el ahora imputado ex tesorero de los nacionalistas catalanes, Daniel Osacar. Lo fue hasta el último congreso y tuvo el respaldo de Mas en todo momento. Fue el propio Mas quien lo designó cuando alcanzó la presidencia de los nacionalistas catalanes, utilizando su potestad de libre designación. A su imputación, junto a los repetidores Millet y Montull, se suma la empresa Ferrovial. Según el auto, “ las donaciones realizadas por Ferrovial-Agromán al Palau de la Musica (… ) en el período 2001-2008 corresponden a contraprestaciones de esa empresa por la adjudicación de obra pública que revertía en beneficios de terceras personas o entidades relacionadas con ella” . O sea, el destinatario final podría ser CDC. En su escrito, el juez añade que el Palau no era “ el destinatario real de las donaciones, sino el cauce por el que se hacían llegar a su verdadero destino” . O sea, Millet y Montull podrían ser los intermediarios del cobro de comisiones.

La lentitud de las actuaciones del juez Juli Solaz, muy criticada en ámbitos judiciales y políticos, se ha acelerado por la llegada de Tabarés. Poco antes de su arribo al juzgado que dejaba vacante Solaz, también llegaba al Palau de la Generalitat el nuevo inquilino: el president Mas. Casualidad o no, nada más tomar posesión el gabinete jurídico de la Generalitat cambia de criterio sobre el Caso Palau. Pide, arrogándose la representatitividad del Consorcio del Palau e ignorando al Ayuntamiento de Barcelona y al Ministerio de Cultura que también forman parte de la institución, que no se abra una segunda causa, como pide la Fiscalía, sobre los miembros de CDC que figuran en el sumario. Pretendía evitar el caso CDC.

El juez ha hecho justo lo contrario. Ha dado la razón a la Fiscalía abriendo una actuación separada que imputa al ex tesorero de Convergència, Daniel Osacar.

Sin embargo, no es este el único hombre del partido de Mas que aparece en las investigaciones. También figura en el sumario, Àngel Colom, responsable de inmigración del partido, si bien no está imputado porque todavía se debe determinar si se amplían los años de investigación. En la documentación incautada se encuentran recibos con pagos del Palau al dirigente convergente anteriores a 2001, que él ha reconocido públicamente aunque discrepa de la cantidad que figura en ellos. Los pagos se dedicaron a liquidar las deudas de su aventura con el Partit per la Independència. Nada que ver con promociones culturales de ningún tipo.

El cariz que ha tomado el caso ha encendido los ánimos de una política catalana, postergada desde las elecciones, que sólo se agitaba tibiamente ante los reiterados tropiezos del gobierno de Mas, que ha dado muchos y variados. Hasta ahora Mas y su equipo ha tirado de manual. Están encantados de poder defenderse y dar explicaciones, dicen. Pero la implicación de Osacar, un dirigente muy cercano al president Mas, ha abierto un nuevo frente que deja al máximo responsable de CDC, y presidente de la Generalitat, en una situación compleja y delicada. Una situación que, ciertamente, requiere explicaciones porque al Caso Palau se añade el caso CDC.

Toni Bolaño es periodista y analista político


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
4716
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.