Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Josefasuarez350 escriba una noticia?

El Caos en Educación

10/11/2021 15:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El amor y la educación deben fusionarse como un proceso integrado. Un proceso de vida que implica: las variables educativas que se ubican en los sistemas formales

 

 

El mago merlin, Cuentos infantiles. - TodoPapás

Inicialmente, presentaré un escrito sobre la Educación de un capítulo (de un libro sin publicar, por ahora)

“Los caminos del Amor”, que va a constituir la crónica N° 2 del Caos en Venezuela, para que se intente comparar lo que es una buena educación y lo que tenemos actualmente, que lo leerán en la siguiente crónica.

El amor y la educación deben fusionarse como un proceso integrado. Un proceso de vida que implica: las variables educativas que se ubican en los sistemas formales: pero surgen de lo informal que tiene como centro de estudio al hombre, ya sea instruido o no instruido y este último, dueño de su cultura, aunque carezca de una cultura lectora.

Tendrá en cuenta este proceso los fundamentos sociales, étnico-religiosos y costumbrista espiritual. Tomando en cuenta al hombre como ser biológico y psicológico y las estructuras individuales, sociales y culturales. El proceso debe partir de la reflexión, comunicación, sentimiento y acción. Hay que considerar la pedagogía del Amor, la didáctica de la comprensión y realísticamente la disciplina de la evaluación, sin olvidar nunca la concreción de la belleza de la imaginación y la guía espiritual de nuestra creación.

El Amor Y la Educación

La educación, como un proceso complejo de variables que cambian en atención a su desarrollo histórico, que se identifica con la especificidad de cada cultura, tiene un eje, sujeto y objeto de estudio: la formación e instrucción del hombre.

Como su centro de estudio y evolución es el hombre mismo, es privilegio del hombre, que en su evolución bio- anatómica, hizo exclamar a Bronoski: “El hombre es el único ser del planeta capaz de ser un mosaico de animal y de ángel”

De la filosofía que tenga determinado estado, el centro de la educación se convierte en sujeto u objeto. De los profesionales de la educación dependerá la información profesional específica de cada ocupación o profesión, arte u oficio, y a la vez, la formación contribuirá a la formación integral de un ser humano en vías de crecimiento y evolución... que seguirá por los caminos del Amor...

Lograr la formación integral de los ciudadanos es la meta de los estados, aumentar el caudal de conocimientos, los descubrimientos y el avance científico y tecnológico, es la preocupación de la ciencia. Formar al hombre bueno es la preocupación y meta de las religiones. Todos esos aspectos, unidos a la función orientadora de los valores de la Educación, se pueden considerar trascendentes y esa trascendencia influye en los objetivos y metas de los hombres y los pueblos.

Para lograr, tanto la información actualizada como la formación adecuada y cubrir lis propósitos, objetivos y metas de los hombres, debemos hacer algo para ayudar a conseguirlo, ese algo puede hacerse en forma individual tanto como grupal; pero para hacer ese algo, (que puede ser una reflexión), debemos ubicarnos realistamente dentro de una panorámica mundial y comprender lo siguiente:

-         Estamos alcanzando el primer cuarto del siglo XXI. Vivimos en una época de post modernidad, donde los avances de la genética han trabajado por la descodificación del genoma humano, éste ha cambiado, existen: el bebé probeta y la inseminación artificial.

-         Actualmente estamos en la era de las comunicaciones instantáneas, hay una gran cantidad de redes informáticas, los satélites revolucionan la comunicación y hay grandes logros de Internet y whatsapp.

-         Políticamente, existen en la tierra diferentes tipos de gobiernos, en América Latina hay democracias reales y ficticias y todavía, tristemente, dependencia de estados-potencia.

-         Los estudios científicos, aunque no estén muy avanzados desde la ciencia misma, en lo tecnológico, llegan a la ciencia-ficción.

-         Existe una forma globalizada sobre el concepto de ciudadanía.

-         En el ámbito de Educación, se manejan sistemas de atención a la Filosofía y libertad de cada país, comportamiento de sus gobernantes y nivel cultural de cada pueblo.

-         En los medios educativos se habla de bibliotecas electrónicas, libros computarizados e información cibernética y la computadora como dueña y señora de la información y comunicación en el ámbito mundial... Esta panorámica global tiene otra cara...

En una gran cantidad de países hay: pobreza, crisis, enfermedades, corrupción, pérdida de valores, ignorancia, poca capacidad de los gobernantes, problemas del ambiente, catástrofes naturales y es mejor parar de enumerar cosas negativas. Vamos a mencionar las positivas que debe hacer el hombre y que pueden conseguirse con una buena educación:

Más sobre

-         El hombre debe ir de la fuerza del trabajo a la fuerza de la inteligencia. En una época anterior a la Revolución Industrial, lo importante era la fuerza del trabajo, ahora es la capacidad mental del hombre, que gracias a su poder de abstracción, es el único capaz de captar la realidad y transformarla, él convierte la idea verbal en palabras y luego las une para llegar al lenguaje, por cuyo medio y la educación, llega a adquirir conocimientos que conforman el saber colectivo y el saber discursivo. Cuando decimos que el hombre es capaz de abstraer, nos preguntamos: ¿qué abstrae el hombre? Él abstrae ritos, mitos, magia, filosofía, religión, ciencia y en la actualidad, por un lado los sistemas y por el otro busca un camino espiritual, con un despertar avanzado, caminando por muchos caminos y tratando de encontrar el verdadero, que le de una educación diferente y lo conduzca a la paz, la humanización y el amor.

Cuando el hombre abstrae, se pregunta: ¿Por qué estoy aquí? ¿Por qué cambio? ¿Por qué veo al mundo? Y sentir ese mundo, cae en el campo de la filosofía, tema tratado como un fundamento de la Educación del Hombre del nuevo milenio, que continuando con su capacidad de abstracción, sigue poniendo nombre a las cosas como ontólogo nato que es. Él, después de aprehender del medio ambiéntelo que le interesa, presta atención, percibe, organiza sus datos (mentalmente), luego evoca, los lleva a la memoria (donde conserva la imagen), comprende, razona, (fijando una representación interna de esas imágenes), para salir nuevamente de su interior al exterior para hacer su aplicación, la acción, mediante la expresión de su pensamiento: el lenguaje, que es la herramienta que le permite aprender y educarse.

En el nuevo milenio, el hombre no solo avanzará con su inteligencia, sino con su espiritualidad, para lograr ubicarse como ser espiritual, hijo de Dios, sintiendo a Dios en su interior, logrando vivir en armonía y seguir creando aquí en la tierra, sin olvidar su camino de evolución.

La evolución, en conjunto, exige cambios políticos, una visión clara de proyectos reales bien definidos y el desarrollo de valores del ser humano, donde se ensayen distintos métodos, nuevas técnicas y estrategias apropiadas para una educación abierta, positiva, humana y amorosa.

Es necesario eliminar la educación bancaria, como decía Paulo Freire, y ser un mago de la enseñanza, y esto se logra cuando alumno y maestro aprenden juntos en la Pedagogía del Amor.

Con la didáctica de la comprensión y con la disciplina como evaluación, recuerdo a un sacerdote jesuita con el que trabajé en un programa de alfabetización, era realmente un mago de la enseñanza. En una ocasión, con un grupo de practicantes de la Escuela de Educación de la U.C.V., les quería enseñar cómo ser un buen maestro. Los colocó en círculo y les dijo. “Imaginen ustedes que son adolescentes de un Liceo y van a realizar un estudio.” Tiró un lápiz en la mesa y dijo: “Quiero que cada uno de ustedes me hable del lápiz. Piensen”.

Todos observaron el movimiento del lápiz y pensaron... Una alumna intervino y habló de la utilidad del lápiz, otro de la escritura y simultáneamente de la lectura, -la prensa escrita, la comunicación, los libros. ¿Cómo se escribieron? Hubo un comentario sobre que en algún momento de la historia solo escribían las mujeres, pues no era un trabajo para hombres. Otro alumno habló de los componentes del lápiz, las minas, el grafito, la madera, los árboles... hablaron sobre los niños, los padres, los maestros, la escuela, todo un abanico de posibilidades que surgió de un simple lápiz con la magia de un maestro, que logró lo que presentaba Paulo Freire en su teoría Reconstruccionista Social. En ella, Freire expresa que nadie aprende solo, todos aprendemos de todos, mediatizados por el mundo. Aprendemos con su diálogo que se basa en principios como la sencillez, la fe, la humildad y el amor y donde todos tenemos la palabra como privilegio de los seres humanos hijos de Dios.

Como experiencia, recuerdo una también muy cálida, con un grupo de practicantes de los EUS (Estudios Universitarios Supervisados) de la UCV. Debíamos ver, en una clase de Deontología, los valores, con un Juego didáctico adaptado al nivel superior del grupo. El objetivo se logró en forma óptima. En el grupo, había una médico, profesora por muchos años en la Escuela de Medicina, que quiso estudiar Educación. Se me acercó al final y me dijo: “Hoy aprendí más que en mis muchos años de ser una profesora, Hoy aprendí de ti que para ser un buen maestro hay que tener una cajita de magia y de sorpresas; pero sobre todo, a tener mucho amor...” y eso fue lo que sentí siempre en mi carrera: Amor.

Es importante, en Educación, que los maestros, orientadores y profesores, centren su atención en el hombre, enseñen insertos, no inmersos en su realidad, donde consideren que todos sus alumnos son pensadores y no buzones de cosas aprendidas y repetidas, etiquetados cronológicamente. Claro que la edad es importante, mas no determinante, el hombre aprende toda la vida.

Se deben ensayar técnicas individuales, respetar a los alumnos, compartir con ellos el conocimiento y el cariño, aceptar sus críticas cuando son constructivas y ayudar a ambos: al alumno y al, aestro.

Ir establlecienco –como decía Paulo Freire- la Pedagogía del Amor y la Didáctica de la Comprensión, ésta se trabaj con la práctica, el compartir y la ayuda mutua para resolver los problemas, así llegaremos por el Camino del Amor, a ser cada vez mejores.

La Pedagogía del Amor, tiene que llegar a ser universal, pues son tan capaces y amorosos los niños americanos, los africanos o los asiáticos, como los chinos o los venezolanos, todos son capaces de pensar, ser fraternos, inquisitivos por el conocimiento, como demostradores de las cualidades y emociones que les llevan al Camino del Amor... y que serán óptimos los resultados si el ambiente es enriquecedor.

Es imprescindible en el nuevo milenio utilizar ese modelo de enseñanza – aprendizaje, no el tradicional, del que enfatizó una vez A. Einstein: “Es casi un milagro que la instrucción actual no haya destruido la curiosidad sagrada de preguntar, pues esta pequeña y delicada planta necesita fundamentalmente Libertad y sin ella se debilitará”.

Leo Buscaglia, que lo cita en su obra, agrega: “De este modo, el individuo deja ña escuela confundido, solitario, alienado, perdido y enojado... no sabe quién es, a dónde se dirige y cómo llegó allí; en esencia, es un viejo robot, viviendo en el pasado, confundido en el presente y asustado ante el futuro semejante a los maestros que lo formaron”

Y no es que todos los maestros sean malos, el mismo Leo, es maestro y muy bueno y en todas partes los hay malos; pero también muy buenos maestros. Yo soy maestra y quiero contarme entre los buenos, no porque haya estudiado mucho y sea mejor, sino porque siempre di y recibí de mis alumnos, de los grupos con los que me tocó compartir y aprender de mis alumnos y las mejores satisfacciones que he tenido en mi larga carrera han sido producto del amor de mis alumnos y es ese amor el que debemos buscar para seguir aprendiendo, ya que el amor en la enseñanza se vuelve magia retributiva, donde la enseñanza – aprendizaje – Educación, debe ser demostración de vida y amor.


Sobre esta noticia

Autor:
Josefasuarez350 (95 noticias)
Visitas:
4657
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.