Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Xiexie escriba una noticia?

El arte del amor Inicio

17/12/2009 01:55 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

El sexo es un asunto de importancia trascendental para el ser humano; un asunto de bienestar psicológico, el camino hacia la completa realización personal o el fracaso en la vida. Consecuentemente, es necesario estudiarlo intensamente

El sexo se aprecia en seis componentes esenciales de cualquier persona, y hacer comparaciones para encontrar las diferencias entre las diversas circunstancias que viven los hombres y las mujeres (y la nueva diversidad sexual aceptada en la actualidad), con el fin de establecer una sana relación sexual mas allá de la pasión del momento o de la decisión apresurada por el deseo.

El factor inicial es la decisión personal (libre albedrío); el segundo es la condición personal, el tercero la condición económica, el cuarto la familia, el quinto las experiencias previas y el sexto los credos sexuales.

La Decisión personal es aquello que hace posible que un cuerpo esté en armonía con su mente, de modo que se eliminen todos los sentimientos negativos al decidir tener una relación, sin temer por consecuencias, ni sentir arrepentimientos posteriores. La condición personal se trata sobre las características personales en determinado momento, soltero o casado, rico o pobre, desempleado o empleado, con protección o sin ella, y el cambio de estas condiciones en cada etapa de la vida o en cada relación. La condición económica implica observar los recursos necesarios para que una relación sexual sea exenta de preocupaciones exteriores, y hace referencia a dónde es fácil o difícil consentir a la otra persona, y si la relación se dará con ciertos privilegios o en lugares especiales, y esto influye en las posibilidades de un sexo mejor. La familia (que también podemos nombrar como formación) son las cualidades personales: inhibición, espontaneidad, pena, naturalidad, liberalidad, miedo o puritanismo en temas sexuales. Las Experiencias previas han de ser comprendidas como la clasificación de los acercamientos sexuales anteriores de la pareja (entre ellos mismos o en otros amoríos), las consecuencias pasadas y cosas aprendidas, o bien la nuladidad de conocimiento. Por ultimo los credos sexuales que giran en torno al acto sexual en si, ya sea por repetición (como lo son los religiosos) por experiencias escuchadas y tomadas como ciertas (aprendidos en escuelas o colegios) o por una información aprendida de manera empírica (platicas entre amigos, leyendas urbanas, historias leídas en internet).

Estos son los seis factores básicos que deben de ser conocidos por cada persona. Aquel que los conoce, mejora su sexualidad; aquel que no, simplemente acepta el sexo como algo común y en ocasiones hasta lo menosprecian. Por lo tanto, al planear un encuentro sexual (consiente o inconscientemente) se debe de tomar un tiempo para contestar:

  1. ¿Quiero realmente tener esta relación?
  2. ¿Me sentiré mejor después de esta relación?
  3. ¿Se sentirá mejor después de esta relación?
  4. ¿En donde se tendrá una relación más placentera para ambos?
  5. ¿Tengo el recurso económico para dar un toque especial a esta relación?
  6. ¿Tengo la capacidad física y mental para una relación sexual?
  7. ¿Tiene la capacidad física y mental para sostener una relación sexual?

El arte de tener sexo se basa en el propio goce

Contestando sinceramente estas siete preguntas, serás capaz de pronosticar que tan placentera será tu unión erótica, que tan satisfactoria será para tu pareja y abrirás las puertas a futuros encuentros.

Las personas que siga estos consejos, es seguro que estarán plenos con su sexo. Aquel que ignore los consejos, indudablemente seguirá con sus relaciones (sean del color que sean) como hasta hoy.

El arte de tener sexo se basa en el propio goce. Por lo tanto, cuando se disfruta de una relación sexual, en automático la pareja lo hará también; cuando una persona se mueve, besa, toca, gime o habla de cierta manera, potencializando su propio placer, dejara que su amado haga lo mismo. Cuando por el contrario la persona evita sus propios deseos en aras de agradar a su pareja estará limitando la relación. Evitar el propio disfrute, intentando complacer a la pareja solo crea una fuerte frustración. De este modo, si se siembra la duda en su buen actuar o se limita el placer en nuestra pareja indiscutiblemente el nuestro se vera mermado.

Ahora, si las valoraciones que se realizan antes del sexo indican una noche maravillosa, es porque nuestro pensamiento nos dice que las condiciones están dadas para ello; si indican una mala velada, es porque las circunstancias no son favorables.

Sigue: El arte del amor conceder


Sobre esta noticia

Autor:
Xiexie (6 noticias)
Visitas:
18867
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
1
+ -
Responder

Roque Castro (18/12/2009)

La atracción se convierte en deseo que de tardar se hace más intenso, cuando llega el disfrute es de tal intensidad que el tiempo no cuenta.