Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Grandespymes escriba una noticia?

El año nuevo emprendedor

31/01/2011 21:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Según Albert Einstein, el tiempo lineal tal como lo percibimos no existe. Es el ser humano el que por necesidad ha subdividido su historia en períodos tales como: siglos, años, meses, días, etc., de ahí, que cada año nuevo no es más que una ilusión. Sin embargo, tal ilusión o subdivisión necesaria, es siempre una oportunidad para fijar un punto de partida que marque el inicio de un nuevo propósito o meta.

Tenga o no tenga razón Einstein, para el verdadero emprendedor, cada momento de su vida es una oportunidad para iniciar un proyecto. No importa si es a mitad de año, de mes o si es de día o de noche; la chispa emprendedora es como la ley de la relatividad, no tiene espacio ni tiempo fijo, todo depende desde donde se observe. De todos modos, tampoco hay que desaprovechar el impulso del año nuevo 2011, si esa es parte de nuestra tradición, por tal razón presentamos a ustedes los siguientes consejos emprendedores:

Sueñe, sueñe, sueñe

Para nuestros efectos, soñar no quiere decir dormir. Muy al contrario, el sueño emprendedor es un sueño despierto, activo y recurrente; esto quiere decir que el sueño se repite una y otra vez, mejorando su contenido y acercándolo cada vez más a la realidad de quien lo experimenta. Después de todo, la realidad concreta es siempre el punto de partida con respecto al cual se comparan los logros obtenidos. ¿Cuándo parar de soñar? La respuesta es: nunca. Los sueños convertidos en metas son el motor que nos estimula a vivir la vida con entusiasmo y satisfacción.

Escriba, escriba, escriba

Conforme se realice el proceso de los sueños activos, se debe escribir el detalle de cada capítulo de sus sueños. Mientras más detalle, mejor. Hay que hacerlo sin dudar, creyendo que todo es posible, muy parecido al pequeñín que escribe la carta al Niño Dios con un alto nivel de creatividad y confianza en que podrá obtener lo que se desea. Esto mismo es lo que recomiendo a las personas que me preguntan cómo escribir un plan de negocios, cuando no tienen el conocimiento técnico para hacerlo. Eso sí, les pido que lo escriban en presente, como si ya tuviesen el sueño hecho realidad.

Ejemplo: "Me veo dueño de una panadería ubicada en el barrio Altagracia, donde se elabora pan dietético a base de harina de yuca y miel de toronjas. Tengo cinco furgonetas blancas de reparto, cada una con el logotipo de mi empresa, que llevan el pan a domicilio. Los repartidores visten un overol color blanco con finas rayas verdes que representan los colores de los ingredientes del pan dietético. Mi empresa se llamará "Yutopan" y en ella trabajan 20 personas, las cuales además, tienen un club de apoyo a la niñez obesa..."

Por supuesto, al igual que en la elaboración del pan se hacen cálculos para realizar una mezcla correcta de los productos, la carta de los deseos emprendedores, se debe transformar en un Plan de Negocios. Este instrumento o guía para ordenar nuestras ideas, nos irá llevando de la mano hasta aterrizar la carta al Niño Dios y visualizar posibles resultados de la acción emprendedora. Para esto último, en la próxima página brindaremos un ejemplo de un Plan de Negocios orientado a la pequeña empresa.

Pregunte, investigue, organice

Es interesante destacar como en nuestro país circulan una buena cantidad de extranjeros preguntando una y otra cosa. Datos del comercio, la industria, nuestras costumbres, intenciones, organización empresarial y tantas otras cosas. ¿Y saben qué? Muchos de ellos o ellas, son bien pagados consultores de organismos nacionales e internacionales. Su trabajo consiste en preguntar, constatar y ordenar información. Nuestros nacionales padecen de vergüenza y no lo hacen. A esta vergüenza yo la llamo "vergüenza presumida". Es decir una vergüenza basada en el orgullo. No preguntan para que nadie ponga en duda sus capacidades, su título e incluso hasta su prestigio. ¿Y quién nace aprendido? El conocimiento se construye a base de estudios y experiencias. Si va a poner un negocio, pregunte, investigue y organice la información. En eso se basan los estudios de mercado. ¿Qué pierde usted si alguien con ínfulas de grandeza considera que preguntar es tontería? Más tonto es el que no pregunta.

Póngale numeritos y fechas

¡Ojo! Es muy importante poner fecha a cada acción detallada en el Plan de Negocios. Sin fechas, las metas se quedan guindadas en las ramas del árbol de la frustración. Esto lo digo muy en serio. Hay personas que envejecen y mueren diciendo: "algún día". Triste vida, si es que se pudo llamar vida.

¿Y los numeritos? En el mundo empresarial eso es de vital importancia. Lo que no se puede medir no se puede administrar. Usted debe hacer un inventario de sus recursos actuales, los que son la base de su futuro negocio. Todo tiene un precio, hasta el "pategallina" o la vieja cocina heredada de la abuela. Los numeritos iniciales son como el average del jugador de béisbol. Según evolucionan así se sabe en qué aspecto hay que poner más atención.

Olvídese de las personas que le dicen que va a fracasar

Puede parecer grosero pero es necesario decirlo: no haga caso a quienes le digan vas a fracasar. Es muy habitual que el inicio de la acción emprendedora se vea obstaculizada por los malos augurios y lo peor, es que a veces quienes hacen tales pronósticos, son las personas más cercanas y queridas. Vamos a partir del hecho que el fracaso no existe. Lo que puede suceder es que obtengamos resultados insatisfactorios, que "trompecemos" como me dijo un entusiasta campesino en un seminario; que nos equivoquemos y hasta podamos perder dinero. Pero tenga muy presente, sólo fracasa quien no vuelve a intentarlo. Mis libros muestran variados ejemplos de personas que se equivocaron, rectificaron, lo volvieron a intentar y ahora son prósperos empresarios o empresarias.

Pero como también me dijo otro campesino: "El que no arriesga un huevo no saca un pollo". Así vamos a titular nuestra próxima página, en la que mostraremos un ejemplo sencillo de un Plan de Negocios, para que usted tenga una idea de cómo ayuda esta guía para el emprendimiento empresarial. ¡Hasta entonces!

Autor Arnulfo Urrutia

Fuente http://www.elnuevodiario.com.ni/especiales/92506

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes http://jcvalda.wordpress.com


Sobre esta noticia

Autor:
Grandespymes (10534 noticias)
Fuente:
jcvalda.wordpress.com
Visitas:
3472
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.